Crisis del servicio médico magisterial en Coahuila pone en riesgo a los trabajadores

La crisis del servicio médico magisterial coahuilense están quebradas. El Gobierno del Estado adeuda millones de pesos pese a las aportaciones de los beneficiarios. La fuga de dinero es incosteable.

“Se carecen de médicos generales, especialistas, hay procesos de burocratización de los servicios que retrasan mucho la atención”, dijo Gustavo García, integrante de la coalición de trabajadores del estado de Coahuila.

Carencias del servicio médico magisterial lleva más de una década

Desde la administración estatal de Rubén Moreira, pero particularmente durante la de Miguel Riquelme, el estatus financiero del servicio médico magisterial se desplomó. Los derechos laborales de las y los trabajadores, tuvieron el mismo fin.

Hasta la fecha, la Auditoría Superior del Estado de Coahuila ha presentado 43 denuncias penales que suman 2 mil 800 millones de pesos en irregularidades detectadas dentro del ejercicio presupuestal de las 4 instituciones de seguridad social del Magisterio.

“El Gobierno del estado tiene adeudos con pensiones y las universidades tienen adeudos con pensiones, pero también con el servicio médico”, agregó García.

Una investigación de la reportera Esmeralda Sánchez para el Border Hub documentó de manera precisa los adeudos que las instituciones públicas estatales tienen con el servicio médico magisterial.

Entre 13 instituciones, dentro de las que destacan la Autónoma de Coahuila, la Narro, el Instituto Tecnológico de Saltillo, entre otras, adeudan, desde 2011, 476 millones 080 mil 574.37 pesos.

Hoy en día, la coalición de trabajadores de la educación pública está sosteniendo diálogos con el secretario de gobierno, Óscar Pimentel, para llegar a un acuerdo que ayude a rescatar su servicio médico, sin embargo, el camino es largo y la solución, financieramente, no es viable para la situación financiera que hoy tiene el gobierno de Manolo Jiménez Salinas.

Servicio médico magisterial afecta a las y los beneficiarios

Con 27 días de nacidos, Adán y Danae, hermanos gemelos, perdieron la vida porque no fueron atendidos de manera oportuna en la Clínica del Magisterio en Saltillo.

Aracely, madre de los bebés, señaló a la institución como única responsable de la muerte de sus hijos.

“Esto es el comienzo de una pesadilla, me mataron a mis hijos y hoy dicen que, porque yo no los traje a tiempo, por un resfriado no se mueren los hijos”, dijo Aracely Escareño, madre de los gemelos, durante una manifestación para exigir justicia.

Los gemelos habían sido atendidos el día 20 de diciembre por un resfriado, pero para el día 22 volvieron porque no se estaban recuperando. Pese a que el cuadro respiratorio se agravó, los médicos únicamente les cambiaron el medicamento. Los padres de las víctimas, anunciaron que procederán legalmente.

"De acuerdo a la asesoría que tuvimos el día de ayer en el Poder Judicial de la Federación, existen tratados internacionales con los que vamos a interponer una demanda", agregó Escareño.

Te puede interesar | Gemelos mueren por falta de atención médica en la clínica del magisterio de Saltillo

El caso de los gemelos no es aislado. Las carencias en las clínicas del Magisterio están poniendo en riesgo a los trabajadores de la educación, como a Patricia Alanís, paciente de cáncer que llevaba meses esperando por su tratamiento.

“En junio me detectan un cáncer, me mandan con el internista y me manda a hacer dos endoscopías, la cual sale con cáncer, pero no se me avisó a tiempo”, dijo Patricia en un video publicado en redes sociales.

Pese a que el cáncer fue detectado en junio de 2023, Patricia recibió su cita hasta el mes de septiembre. El calvario continuó firme.

“Me mandan a hace un tac de cuerpo completo para saber hacia dónde va mi cáncer, no sabemos en qué grado esté, no sabemos de qué tamaño esté y hago responsable al gobernador porque mis quimios no han llegado”, agregó Alanís.

Las deudas que tienen las instituciones de educación públicas del estado de Coahuila con el servicio médico de los trabajadores, así como los adeudos del mismo gobierno estatal, están poniendo en riesgo la vida de cientos de empleados que, mes con mes, aportan una parte de su salario para tener acceso a un servicio médico digno.

Persisten problemas en Servicio Médico

Por Gustavo García

Con frecuencia veo mensajes en distintos grupos de WhatsApp, o me llegan directamente comentarios, refiriendo situaciones y casos sobre carencias y deficiencias que prevalecen en las clínicas del magisterio: falta de médicos para consulta general, estudios de laboratorio que no se realizan por falta de reactivos, burocratismo que dificulta diversos procesos como la transcripción de recetas o la subrogación de servicios con los que no cuentan las clínicas, falta total o parcial de medicamentos, carencia de materiales o instrumental adecuados, etc., etc.

Ayer acudí a la Clínica en Saltillo, por una necesidad de atención médica (afortunadamente nada grave), lo cual me permitió -una vez más- observar personalmente la situación.

Previa cita, fui atendido por un excelente personal (médico, de archivo y enfermería) que me dispensó un trato amable y cuidadoso, con lo cual constaté uno de los valores con el que afortunadamente cuentan las clínicas: el personal que ahí labora en las distintas áreas y que se esmera en brindar a los usuarios y pacientes una atención adecuada, a pesar de sus bajos salarios y muchas veces sorteando carencias de insumos y materiales para realizar su trabajo. Y es que como ya se sabe, el problema del Servicio Médico no es el personal que labora en las clínicas, sino la falta de recursos, principalmente los financieros, que derivan en las diversas carencias y deficiencias en todos los departamentos, incluso en la no contratación de médicos suficientes para poder atender la demanda de atención. (No soy ajeno al conocimiento de eventualidades que refieren experiencias desafortunadas sobre alguna desatención o trato inadecuado por parte de algunos empleados de las clínicas, pero siguen siendo excepciones; la verdad es que el personal que ahí trabaja se esmera en cumplir con sus funciones. Que no haya médicos suficientes, equipo técnico adecuado, materiales o medicamentos, o que no estén implementados procesos administrativos que agilicen la atención, no es responsabilidad de las secretarias, ni de los técnicos de laboratorio o rayos X, ni de trabajadores de intendencia o mantenimiento, ni de quienes están en mostrador de farmacia).

Durante mi estancia de más de una hora en sala de consulta, varias personas me comentaron sus desafortunadas experiencias: falta de medicamentos, tanto para dolencias simples o enfermedades crónico degenerativas, exámenes de laboratorio no realizados por falta de reactivos o instrumental adecuado. Destaca el hecho de que no hay médicos generales suficientes para atender la demanda de consulta, si acaso hay, con suerte, un médico por turno al que le es imposible atender a todos los pacientes, y cuando no, la carga es para la médica o el médico de urgencias, con el consecuente retraso en la atención por obvias razones. Sabido es también que quienes tienen a su cargo la dirección y las subdirecciones médicas tienen que atender pacientes, y aún así no se da abasto a la necesidad de consulta, que por otro lado la afluencia de pacientes no es ni de lejos la que había hace años, pues muchos derechohabientes ya no acuden a las clínicas, a sabiendas de que no encontrarán respuesta a sus necesidades.

Constaté personalmente que siguen las carencias en farmacia. Esta ocasión, como otras veces, no recibí completo el medicamento indicado; me faltó el más importante y de mayor costo, pero mi ánimo se vio favorecido con un golpe de suerte: me saqué la rifa del día, ¡hoy sí había paracetamol!

En fin, compraré lo que me faltó y con la factura respectiva, por mínima que sea la cantidad, como otras veces exigiré a la administración central del Servicio Médico el reembolso correspondiente. Es mi derecho y no pienso renunciar a el. Tampoco contribuiré a hacer eco de una idea que creía ya desterrada de la conciencia magisterial pero que al parecer ronda en el ambiente como canto de sirenas: que los derechohabientes hagamos más aportaciones para solucionar la problemática. Por supuesto que no, porque además de ser inconstitucional, lo único que haríamos es tratar de tapar un boquete que no abrimos nosotros, solapar la irresponsabilidad de los deudores y los delitos cometidos por los saqueadores.

En fin... la cosa es que siguen las mismas carencias, las mismas deficiencias, sigue fallando el Gobierno del Estado, principal obligado, por su doble condición de patrón de los trabajadores de la educación del Estado y garante del derecho humano a la salud de todos los coahuilenses. Siguen fallando las Universidades Autónoma de Coahuila y Autónoma Agraria Antonio Narro, en tanto patrones corresponsables, y sigue notándose la ausencia de la representación sindical de los trabajadores y pensionados adscritos a esas tres principales entidades aportantes.

Te puede interesar | ¿Hacia dónde va la Sección 38 del SNTE?

Mientras esperaba mi consulta, soñaba despierto, imaginaba que en todas las clínicas del magisterio había módulos de atención a los pacientes por parte de las distintas directivas sindicales, seccionales y delegacionales, en representación de los derechohabientes del Estado y de las Universidades, brindando orientación a las y los pacientes, pero sobre todo, acompañándoles en sus gestiones, ejerciendo en sitio una civilizada pero firme exigencia para que la autoridad responsable resuelva sus necesidades en ese momento, y que las y los compañeros no salgan de las clínicas con la sensación de desamparo e indefensión, aunada a su problema de salud. Pero desafortunadamente la realidad es otra. Es la que se describe arriba, es la realidad que desde hace años ha venido tratando de cambiar la Coalición de Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila, organización que sigue y seguirá en pie de lucha mientras las irregularidades y deficiencias persistan.

Solicitan destitución del director del servicio médico del magisterio

Coalición de Trabajadores de la Educación Pública del Estado de Coahuila

La Coalición de Trabajadores de la Educación informó que los Jueces Federales de los Juzgados Primero y Segundo de Distrito, con sede en Saltillo, ordenaron en días recientes aplicar una multa de casi 20 mil pesos a  Alejandro Treviño Saldaña, Director del Instituto de Servicio Médico para los Trabajadores de la Educación, luego de que el funcionario incurrió en desacato a la sentencia ratificada desde hace 10 meses, según la cual el citado Instituto debe pagar a 381 pensionados el reembolso de los descuentos inconstitucionales que les hizo como condición para recibir atención médica, acción indebida e improcedente toda vez que por disposición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación los pensionados ya no deben hacer aportaciones por ese concepto, puesto que para ello contribuyeron durante toda su vida laboral.

La referida sentencia, en cuyo desacato ha incurrido el funcionario, corresponde a juicios de amparo  presentados desde 2016 por los promoventes, miembros de la Coalición de Trabajadores de la Educación.

Por diversas circunstancias la ratificación de la resolución judicial se retrasó varios años, hasta que finalmente se resolvió en abril de 2022, sin embargo, el Director del Instituto de Servicio Médico ha venido eludiendo el cumplimiento de la misma, por lo que los jueces le aplicaron las multas referidas, pero el funcionario ha reincidido en el incumplimiento de la sentencia, por lo que la Coalición de Trabajadores de la Educación ha solicitado a las autoridades judiciales que se turne el expediente al Tribunal Colegiado de Circuito o bien a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, según sea el caso, para que se sancione al funcionario, con la consecuencia de que sea separado de su puesto e incluso consignado ante las autoridades.

Te puede interesar | ¿Hacia dónde va la Sección 38 del SNTE?

Integrantes de la Coalición de Trabajadores de la Educación expresaron que darán continuidad a la defensa de sus derechos de seguridad social y que una de las formas de lucha que seguirán implementando es la promoción de amparos para obtener la protección de la justicia federal ante las violaciones a esos derechos por parte del Gobierno de Coahuila, de la UAdeC, de la UAAAN y de las mismas instituciones de seguridad social del magisterio.

El Servicio Médico, obligaciones y responsabilidades

Gustavo García Torres

El Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación: obligaciones de la autoridad y responsabilidades de las directivas sindicales.

La Ley del Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación de Coahuila establece con claridad la obligación del Estado para otorgar atención médica a los trabajadores activos, pensionados y jubilados de la Secretaría de Educación Estatal, la UAAAN, la UA de C y las instituciones de seguridad social como el mismo Servicio Médico, la DIPETRE, el FOVI y el Seguro.

Esta prestación debe otorgarla el Instituto de Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación, que de acuerdo al Artículo 15 de la Ley en mención “es un organismo público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propios… y tiene por objeto prestar atención médica con el carácter de obligatorio y las demás prestaciones establecidas en este ordenamiento, a las personas que conforme a la presente ley cuenten con la calidad de derechohabientes y a sus beneficiarios”, es decir, al personal docente, directivo, administrativo, técnico y manual, en activo o en retiro, de las entidades mencionadas, que además son aportantes obligadas del 16% de la nómina del personal adscrito a ellas, porcentaje que sumado al 3% del sueldo aportado por los trabajadores constituye el patrimonio del Organismo.

Revisemos algunas de las características del citado Instituto:

Es Organismo Público, es decir, no es privado o particular, ni es una empresa o negocio lucrativo, por más que así se haya considerado por rapaces dirigentes sindicales que, salvo excepciones, durante décadas se creyeron dueños del mismo y usufructuaron su patrimonio, con la venia o en contubernio con funcionarios de Gobierno.

Es descentralizado, condición o estatus con el que se denomina a dependencias que pertenecen a la administración pública estatal, que no necesariamente se circunscriben a la jurisdicción de alguna Secretaría de Estado, pero que tampoco son, o no debieran ser como lo ha sido este Instituto, ínsulas o cotos concesionados a dirigentes como pago a su pertenencia y fidelidad al grupo político gobernante.

Tiene personalidad jurídica y patrimonio propios, pero ambos aspectos están debidamente regulados por la Ley: toda la normatividad respecto a su dirección, administración y representación jurídica está contenida en los capítulos, apartados y artículos correspondientes, en los que se establece con toda precisión que será el Gobernador del Estado quien designe al Presidente del Consejo de Administración (art.21) y al Director General del Instituto (art. 31).  Así, el Consejo de Administración, como máximo órgano de dirección y gobierno, y el Director General como representante jurídico con todas las facultades de administración inherentes a su cargo, serán responsables del adecuado funcionamiento del Instituto, para lo cual tendrán la facultad de “Formular planes y programas de organización y administración de los recursos humanos, financieros y materiales” (art. 33, fracc. XV), y podrán contratar y designar al personal necesario “cuidando que el mismo cumpla con los perfiles adecuados para garantizar la eficiencia y buen funcionamiento del Organismo” (art.33, fracc. IV).

Patrimonio propio se refiere al del Organismo, y no a que sus recursos sean propiedad de dirigentes que quieran jugar un doble papel: el de representantes sindicales por un lado, y por otro el de administradores cuya pretensión sea disponer del patrimonio como si fuese suyo, del Secretario General en turno o del gobernante que les permita saborear esa rebanada del pastel, como recompensa por su subordinación y por asumir, como en no pocos casos del pasado, el indigno papel de capataces de los trabajadores.

Entonces la obligación del Instituto de Servicio Médico, en tanto organismo público del Gobierno del Estado, es ofrecer al magisterio atención médica completa, integral y de calidad. La responsabilidad operativa para que esa atención se brinde con eficiencia recae en el Director General, los directivos de mandos medios y los administradores de 22 organismos auxiliares (5 hospitales regionales, 15 clínicas periféricas y 2 farmacias periféricas).

Vigilar que eso se cumpla compete al Consejo de Administración, integrado por 7 miembros: dos nombrados por el Gobierno del Estado (de los cuales uno será el Presidente), uno por la UA de C, uno por la UAAAN, uno por la Sección 38 del SNTE, uno por el STUAC y uno por cada uno de los dos Sindicatos de la UAAAN, en este caso la representación será alterna anualmente.

Así pues, queda claramente establecido en la Ley el ámbito de competencias, obligaciones y atribuciones.

La responsabilidad de los representantes de los tres sindicatos que participan en el Consejo de Administración es vigilar el cumplimiento de la obligación del Instituto, demandar su funcionamiento eficaz y eficiente, gestionar que todos los aspectos de la atención médica descritos en el artículo 7 de la Ley se presten a tiempo, completos y con calidad, implementar dinámicas de supervisión y acompañamiento a sus representados cuando sus necesidades médicas no sean resueltas, señalar las deficiencias y exigir a los directivos las medidas correctivas. 

Los inconvenientes y complicaciones se presentan cuando los dirigentes sindicales dejan a un lado su responsabilidad como gestores, y en lugar de exigir al patrón o al organismo obligado la adecuada atención médica para sus representados, sucumben a la tentación de acceder a los puestos directivos y administrativos, posición que los ubica inevitablemente en juez y parte, en gestor sindical y autoridad administrativa, lo que en la mayoría de los casos les lleva a olvidarse de su primera función y renuncian a su responsabilidad como representantes sindicales.

Eso es lo que vino ocurriendo desde hace varios lustros con los representantes sindicales de la Sección 38: en lugar de asumirse como dirigentes defensores de los derechos de los agremiados, prefirieron ejercer como diri-gerentes de la institución en la que particularmente los últimos 6 años, desde la reforma del 2016, compartieron puestos (y jugosos sueldos y compensaciones extraordinarias) con los funcionarios del Gobierno del Estado.

Las dirigencias del STUAC, el SUTAUAAAN y el SUTUAAAN tradicionalmente se han mantenido, o el Gobierno Estatal las ha mantenido hasta ahora, al margen de esa participación en los puestos administrativos. No así en el caso de las diferentes dirigencias de la Sección 38, que desde la fundación de las instituciones de seguridad social han ejercido un doble rol, merced al acuerdo que desde siempre se tuvo con el grupo político que ha gobernado Coahuila: la dirigencia tendría a su arbitrio y antojo el control financiero y administrativo de las instituciones a cambio de asegurar disciplina y subordinación al gobernante en turno y garantizar que el magisterio estatal fuese un importante brazo del grupo en el poder.

Te puede interesar | Las “verdades” de un Gobernador

Pero la nueva dirigencia de la Sección 38 llega con el ánimo de cambiar las cosas, hacer de la diferencia su sello distintivo y cumplir los compromisos adquiridos con la base magisterial. Así se prometió durante la pasada campaña para el cambio de Directiva Sindical; así quedó también establecido en compromisos firmados voluntariamente.

Esperemos que la prioridad sea atender su responsabilidad primaria y fundamental: exigir a la autoridad el cumplimiento de su obligación.  De lo contrario, y confío que no sea así, si la dirigencia actual quisiera emular a las anteriores asumiéndose como autoridad administrativa y dejar en segundo plano su principal responsabilidad como defensora de derechos de los agremiados, y si aún con el riesgo que ello implica decide seguir la tradición y negociar el acceso a puestos administrativos, esperemos que su desempeño sea con honradez, eficiencia y para beneficio real de los agremiados y sus familias, y que la concesión que reciba no sea a costa de ceder en otros rubros ante la autoridad, ni de minar la fortaleza y el capital político que le concedimos más de 7000 votantes para dignificar la gestión sindical y realizar los cambios de fondo en la Sección 38 del SNTE.

Maestros pensionados montan huelga de hambre en Plaza de Armas de Saltillo

Integrantes de la Coalición de Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila iniciaron una huelga de hambre para solicitar una reunión y la organización de mesas de trabajo con el gobernador Miguel Ángel Riquelme.

En el día 57 del plantón, las y los integrantes del plantón, optaron por realizar ayunos como medida de presión para que sean atendidos por las autoridades.

Las y los maestros jubilados están manifestándose porque el Gobierno de Coahuila, así como la Universidad Autónoma de Coahuila y la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, tienen adeudos gigantescos con el fondo de pensiones de las y los trabajadores.

"Tenemos años en esta lucha y lo que persiste es la violación a nuestros derechos humanos y sociales, por lo que hoy iniciamos una serie de ayunos de 12 horas, en los que participaremos compañeras y compañeros del magisterio estatal y las Universidades Autónoma de Coahuila y Autónoma Agraria Antonio Narro, quienes permaneceremos en este espacio, sin consumir alimentos, de 9:00 a 21:00 horas. Queremos así ratificar nuestra exigencia al Gobernador del Estado para que nos reciba y se instale la mesa técnica que, con su participación ejecutiva, atienda y dé solución a cada una de nuestras demandas.", anunció la coalición.

Te puede interesar: Servicio médico de maestros sí afectará finanzas de Coahuila: Miguel Riquelme

Como parte de las carencias de las y los maestros pensionados, está el mal servicio médico en las clínicas del magisterio, los adeudos de la UAdeC y de la Narro que, en conjunto, superan los 600 millones de pesos, así como la nula actuación como mediador del gobierno del estado.

"No descartamos realizar medidas extremas obligados por la indolencia e irresponsabilidad del Gobernador, pero por ahora seguiremos privilegiando la lucha pacífica e insistiendo en el diálogo, como la vía civilizada para solucionar la problemática", advirtió la coalición al mandatario estatal.

Por lo pronto, las y los maestros harán guardias itinerantes para guardar los ayunos, que serán de las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche.

Se intensifica crisis en servicio médico del magisterio coahuilense

La Coalición de Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila emitió un pronunciamiento en donde señaló  que se han intensificado las carencias del servicio médico magisterial.

Los maestros y maestras mencionaron que la calidad del servicio médico se ha deteriorado a pesar del logro que obtuvieron a través de la resolución de la Suprema Corte, en donde se le prohibió al Gobierno de Coahuila continuar cobrando cuotas por un derecho que ya debería estar garantizado.

"Tenemos que señalar que la crisis en los servicios de las clínicas del magisterio se ha intensificado en todo el Estado, pues prevalecen las carencias y las deficiencias, que son iguales o peores que en los últimos años. Los derechohabientes y beneficiarios seguimos padeciendo la falta de medicamentos y de atención médica, lo que ha mermado la salud de compañeros activos y jubilados. Esta situación se agrava en estos últimos días, con la pretendida decisión de la administración del Servicio Médico de limitar aún más la atención con el pretexto de la falta de recursos para costear la atención por la falta de ingresos derivado de la resolución de la Corte." Detalló el pronunciamiento.

Gustavo García, integrante de la coalición, detalló la situación que están atravesando los derechohabientes.

"La administración del servicio médico no hace nada para superar las deficiencias y el pésimo servicio que brinda la institución, que tiene años, no es de ahorita, no es de hace dos meses que vino la resolución de la corte, la falta de medicamentos, la falta de equipo, las pésimas condiciones en las que están las clínicas es una situación que ha venido progresivamente hacia la debacle"

Te puede interesar: Denuncian carencias en servicio médico del magisterio en Coahuila

El vocero de la coalición explicó que los dirigentes de la sección magisterial evaden el problema y sólo han fungido como brazo leal hacia el gobierno de Coahuila.

"Del gobierno nada absolutamente, el gobierno ha hecho mutis y ha dejado que sea la propia dirigencia seccional, la sección 38, la que cumpla su papel de capataces contra los trabajadores, eso es lo que está haciendo el gobierno del estado; ha callado, ha hecho mutis." 

Los maestros pensionados exhortaron a la dirigencia seccional que se avoquen a defender a los derechohabientes, y no a fungir como escudo del gobierno de Coahuila, quien con el pretexto de que ya no cobran cuotas por orden de la Suprema Corte, no se ha empeñado a resolver la crisis del servicio médico magisterial.

Denuncian carencias en servicio médico del magisterio en Coahuila

La Coalición de Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila emitió un pronunciamiento en donde denunció las carencias que arrastra el servicio médico magisterial en la entidad.

El pasado 25 de mayo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó como insconstitucionales los pagos que hacían los docentes para poder ser beneficiarios del servicio médico, ya que éste debería estar garantizado con sus retenciones salariales y aportaciones. Sin embargo, aunque celebraron la decisión de la máxima autoridad judicial, la calidad del servicio médico ha ido en declive.

"Tenemos que señalar que la crisis en los servicios de las clínicas del magisterio se ha intensificado en todo el Estado, pues prevalecen las carencias y las deficiencias que son iguales o peores que en los últimos años. Los derechohabientes y beneficiarios seguimos padeciendo la falta de medicamentos y de atención médica, lo que ha mermado la salud de compañeros activos y jubilados. Esta situación se agrava en estos últimos días, con la pretendida decisión de la administración del Servicio Médico de limitar aún más la atención con el pretexto de la falta de recursos para costear la atención por la falta de ingresos derivado de la resolución de la Corte...", detalló el comunicado.

El Gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, declaró el 27 de mayo que las finanzas del estado de Coahuila se verán afectadas por la decisión de la Corte. Además, agregó que el servicio médico que se le ofrecía a los maestros cuando se cobraban las cuotas era de calidad, aseveración que dista de lo que aseguran los docentes coahuilenses.

Te puede interesar: Servicio médico de maestros sí afectará finanzas de Coahuila: Miguel Riquelme

"El quebranto financiero y, como consecuencia, el pésimo servicio del Instituto del Servicio Médico viene de mucho tiempo atrás y no fue provocado ni por los trabajadores ni por los pensionados. Es público y sabido que las causas fundamentales del Servicio Médico son las irregularidades administrativas y las deudas que tienen los patrones.", pronunciaron los maestros.

La Coalición explicó que incluso la Auditoría Superior del estado ha presentado denuncias por 1,300 millones de pesos en daños contra las instituciones de seguridad social del Magisterio. Hasta el momento no se han resarcido los presuntos daños.

Al 31 de diciembre del 2019, el Gobierno de Coahuila le adeuda a las instituciones magisteriales 760 millones 260 mil 327 pesos, por lo que el gremio advirtió que continuarán en la lucha para solventar todas las presuntas irregularidades y mejorar el servicio médico al que por decreto constitucional deberían tener garantía.

Servicio médico de maestros sí afectará finanzas de Coahuila: Miguel Riquelme

El pasado 25 de mayo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que son inconstitucionales los pagos y cuotas que cobraba el Gobierno de Coahuila al magisterio estatal para que pudieran recibir su servicio médico.

Tras varias disputas, manifestaciones, reuniones y pronunciamientos, la Suprema Corte le dio la razón a la Coalición de Trabajadores de la Educación del estado de Coahuila, misma que pugnaba por no seguir pagando dichas cuotas con el argumento de que con sus mismas cotizaciones de toda la vida el servicio médico debería estar cubierto.

Desde la ciudad de Saltillo, el Gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, dijo que respetarán la decisión de la Corte y que su sentencia definitivamente sí afectará las finanzas públicas estatales.

"Sí afecta a las finanzas del estado, sí hay una repercusión, pero creo que dentro de esto, pues lamentablemente los más perjudicados son los maestros. Ahí nosotros estaríamos reuniéndonos con la dirigencia y también estaremos estudiando toda la parte magisterial haciendo una nueva revisión actuarial que nos permita tener la realidad de la operación en el servicio médico magisterial de aquí en adelante", comentó Riquelme.

Te puede interesar: Corte invalida pagos por servicio médico de los trabajadores de la educación en Coahuila.

El mandatario estatal ofreció las cifras que su gobierno tendrá que erogar para cumplir con el servicio médico de los maestros.

"Esto implica algo así como 130 millones de pesos que tendría que erogar el estado para complementar el servicio que de alguna forma se permitía el copago, los planes de protección, los convenios, el crédito y la retenciones descontadas. Aquí, dentro de esto, la Suprema Corte da el ordenamiento para que ya no se pueda cobrar, no se pueda convenir, en algo que era también parte de una atención tanto oportuna como de calidad para el maestro, ahora tendremos que buscar una seguridad social para ellos que también tiene un costo de alrededor de 160 millones de pesos.", expresó.

Cabe destacar que actualmente, existen alrededor de 15 mil maestros activos y 8 mil jubilados. Todos ellos serán exentos de pagos y cuotas para recibir servicio médico en las clínicas del magisterio.

Corte invalida pagos por servicio médico de los trabajadores de la educación en Coahuila

La Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó los pagos adicionales a cuotas de seguridad social que hacían los trabajadores de la educación en Coahuila para tener acceso a servicio médico.

Anteriormente, los trabajadores estaban obligados a cubrir parte del costo de los servicios médicos a través de una figura denominada "copago". Con ese dinero tenían derecho a medicamentos y atención hospitalaria dentro de las instituciones de salud de magisterio, sin embargo, la máxima autoridad judicial determinó que este tipo de aportaciones extraordinarias no proceden.

"Todo lo anterior, resolvió el Pleno, originaba una carga desproporcionada para el trabajador, quien además de soportar los descuentos por las cuotas de seguridad social, debía cubrir al menos parcialmente los gastos de servicios de salud de los que fuera usuario. Además, generaba incertidumbre para los usuarios de dichos servicios respecto de su costo y sobre si llegado el momento tendrían la capacidad económica para sufragarlo, lo que en su caso impediría el acceso al sistema de salud estatal.", señaló la Corte a través de un comunicado.

Gustavo García, maestro pensionado e integrante de la Coalición de Trabajadores de la Educación del Estado de Coahuila, celebró la sentencia de la Corte y recordó que la acción de inconstitucionalidad se presentó en diciembre del 2018.

"Para nosotros es un gran logro, estamos muy contentos, estamos muy satisfechos porque esta resolución de la Corte viene a confirmar, a ratificar, inobjetablemente, lo que nosotros siempre dijimos, que muchos de los artículos contenidos tanto en la ley del 2018, como en las leyes anteriores que había dejado también Rubén Moreira y esta del 18 que impuso Miguel Riquelme, tenían muchos conceptos y muchos mandatos y muchos señalamientos inconstitucionales, indebidos", explicó García.

Te puede interesar: Piden cuota a maestros pensionados de Coahuila por servicio médico

El maestro pensionado recordó que enfrentaron un sinnúmero de obstáculos para poder lograr que ya no se les cobren cuotas adicionales para que reciban su servicio médico, uno de los más emblemáticos: la represión sufrida durante una manifestación en el Congreso del estado.

"Recordarás también por ahí que la respuesta en algún momento, desesperada del Gobierno del estado, pues fue agarrarnos a golpes y sacarnos del Congreso del estado, a finales del 2018. Esa era su respuesta, agarrarnos a palos, a golpes y nosotros argumentábamos, dábamos razones jurídicas y ahora aquí está, la Corte diciendo efectivamente, los trabajadores de la educación en Coahuila tienen razón, son inconstitucionales todos aquellos artículos que los obliguen a hacer pagos adicionales por servicios que ya de por sí se han ganado con sus cotizaciones hechas durante toda la vida", expresó Gustavo García.

Con la decisión de la Corte, resta que el trámite llegue al Congreso local para que los diputados deroguen los artículos que contemplan el cobro de cuotas a los maestros. Además, esta resolución no sólo beneficiará a los maestros pensionados adscritos al Gobierno del estado, sino también a quienes se encuentran en activo.

ASEC detecta pago de triples plazas del Servicio Médico del Magisterio

A pesar de que el Servicio Médico del Magisterio Coahuilense está pasando por una severa crisis financiera, la Auditoría Superior del Estado de Coahuila (ASEC) indicó que el derroche se centraba en el pago de triples plazas a personal administrativo y doctores, así como el desembolso de comisiones y sueldos ilegales a personal jubilado, lo cual habría ocasionado un daño en 2014 de 39.7 millones de pesos.

En agosto de 2018, la ASEC presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado de Coahuila contra quien o quienes resulten responsables, sin embargo en el texto de la denuncia se hace saber que Dora Alicia Maldonado Leza, como directora, y Benito Parra Mireles, director del Consejo de Administración, tenían responsabilidad en el manejo de dinero.

Maestros de Coahuila piden a AMLO rescate de servicio médico.

De acuerdo con la demanda, se duplicaron los pagos por concepto de ayuda para transporte de personal, así como el apoyo de Previsión Social Multiple y el Subsidio de Actividades Deportivas y Culturales.

También hubo excesos en la proporción entregada por el rubro de estímulo por antigüedad, en tanto que el bono navideño se duplicó a algunos trabajadores.

Las situaciones más graves fueron detectadas en la nómina médica y de administrativos de primer nivel. Se ubicó a personas con dos o más plazas contraviniendo el Reglamento Interno, el cual permite tiempo extra, pero no una segunda plaza, y se observaron 18.9 mdp pagados.

En la denuncia se señala que se comprobó que había empleados con dos o más plazas, pero que sólo cubrieron una y en cambio recibieron el sueldo de las dos; hubo casos en que pagaron hasta 600 mil pesos al año.

Además se hizo una observación por 2 millones 108 mil 352 pesos debido al pago a personal por comisiones que no se comprobaron ni tuvieron una justificación legal. Está el caso de una persona que por comisiones recibió 428 mil pesos anuales por concepto de tres sueldos de tres plazas diferentes y una comisión.

En la nómina de personal administrativo y operativo se detectaron irregularidades por 9.5 mdp, además se hicieron pagos a médicos por el Plan de Protección Familiar por 215 mil 990 pesos sin comprobación.

A través de Servicios Subrogados se pagó al personal de la misma clínica por un millón 312 mil 73 pesos sin que esto quedara justificado; el Servicio Médico sólo argumentó que los médicos llevaban a las consultas aparatos que la clínica no tenía.

Información vía Vanguardia.