Así se vivió la Marcha “Grita Fuego, Hermana” en la Comarca Lagunera

Este pasado 8 de marzo, la Comarca Lagunera fue espacio para mujeres laguneras de todas las edades en la marcha “Grita Fuego, Hermana” , quienes se disponían de protestar de manera pacífica por las calles de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo en señal de sororidad, protesta y unión ante las injusticias, acosos, casos de desaparición y feminicidios que impactan en el país. De antemano se informa que los nombres de la mayoría de las involucradas se mantendrán en anonimato por cuestiones de seguridad.

Aquí, se recopilan las historias del cómo se vivió realmente una marcha que comenzó como saldo blanco y terminó llena de violencia y agresión por parte de las autoridades, este es un recopilado de lo que vivieron las colectivas, madres de las víctimas, infantes, protestantes y muchísimas mujeres que estuvieron presentes ese día, quienes al disponerse a pasar de Ciudad Lerdo a Gómez Palacio, se encontraron con 80 unidades policiacas que estarían destinadas a la protección de las protestantes, sin embargo, el pronóstico de una marcha pacífica como la marcha del año 2023 se vio bruscamente interceptada por las fuerzas policiacas de Gómez Palacio.

Las protestantes transitaban las avenidas dando las insignias representantes de las marchas del 8 de marzo, todo pintaba para ser una marcha que generaría un ambiente de seguridad como se había visto en años pasados, sin embargo, el ambiente cambió abruptamente al llegar a Gómez Palacio, pues fue ahí cuando se percataron del alto número de unidades y cuerpos de la policía, que se incorporaban en hilera en cuanto las protestantes pasaban la división de Lerdo a Gómez Palacio, esta incorporación policial comenzó a generar incertidumbre en las presentes, pues ese ambiente de seguridad y protección se comenzaba a tornar agresivo.

“Ni una hora nos dejaron marchar en paz, apenas salíamos de Lerdo y el despliegue de policía con equipo anti-motín, patrullas e incluso camionetas sin placas ya nos iban cubriendo las espaldas. La policía no me cuida, me viene vigilando.” Comentó una protestante.

Las presentes se percataron que la marcha sería diferente por parte de la policía, pues además de comenzar a agredirlas, se estaban burlando de las protestantes. Un cuerpo policial que, se supone estaría para proteger la integridad de las colectivas, se reían en sus caras y lanzaban comentarios agresivos con el fin de incitar alguna reacción negativa en aquellas mujeres que alzaban la voz por las que ya no estaban.

“Cuando nos agarraron a nosotras una chava nos gritó “Allá tienen a una chavita”… nosotras nos regresamos porque veníamos protegiendo a todas las personas del contingente” externó una de las involucradas.

 Al momento de percatarse de que una joven estaba siendo detenida por practicar iconoclasia, dos jóvenes protestantes se acercaron a ver en qué podían ayudar a la compañera, y en ese momento, un miembro de la policía, a quien describieron como un hombre alto, de cabello rubio, de ojo de color y complexión mediana, por medio de un radio comenzó a comunicarse con otros miembros del cuerpo policiaco para dar indicaciones de detener a otras colectivas.

“Agárrame a las de acá, Agárratelas y llévatelas” esas fueron las palabras exactas que utilizó el Policía de Gómez Palacio para retener a más colectivas.

En ese momento, dejaron a la primer colectiva que estaban reteniendo por iconoclasia y se dirigieron hacia las jóvenes que estaban protegiendo a las demás mujeres del contingente, cuyos nombres por cuestiones de seguridad se mantendrán en anonimato.

“Yo conté como cinco mujeres, cuando me quise dar la vuelta eran 3 hombres, a él -refiriéndose al policía descrito anteriormente- ya no lo miré, él se perdió, ya no lo volví a mirar. A mí me agarraron dos policías y a mi compañera también la agarraron dos polícias. Yo traía el megáfono, lo prendí y comencé a gritar “Ayuda, Ayuda”, me lo quitaron de las manos y me agarraron del cuello” comentó.

El agarre fue tan fuerte, que comenzaba a sentir una falta de aire y con todas sus fuerzas comenzó a decir “me estás ahorcando” repetidas veces, con la esperanza de que la dejaran respirar, la joven comenzó a ver nublado por la falta de oxígeno. El amarre en el cuello de la joven se aflojó cuando su compañera y una policía comenzaron a gritarle que, en efecto, ya la estaba ahorcando. 5 miembros de la policía trataban de someter a las dos integrantes del movimiento, momentos antes de que esposaran a las colectivas, las llevaron a una calle y las comenzaron a separar, a una de ellas la estaban tratando de arrinconar en una esquina, a pesar de los esfuerzos del cuerpo policial de querer separar a ambas mujeres, lograron enlazar sus brazos formando un candado, con todas sus fuerzas se aferraron la una a la otra para que la autoridad no las pudiera separar, al momento de percatarse de este movimiento de las jóvenes protestantes, los 5 miembros de la policía comenzaron a gritar “Quítale el candado, Quítale el candado”.

A partir de ese momento, la marcha que contaba en ese momento con más de 12,000 manifestantes, que desde el 2019 se maneja a Saldo Blanco, dejó de ser un lugar seguro.

Ese fue el momento cuando los golpes comenzaron, los arañazos se hicieron presentes y las uñas encajadas dejaron marcas en las muñecas de las protestantes.

“Como yo traía sudadera, me querían meter las uñas, yo me movía y me movía y fue cuando sentí la uña enterrada en mi brazo y tuve que soltar a mi compañera” comentó.

Al momento de esposarlas, cuestionaron a las autoridades del por qué las estaban deteniendo, puesto que ellas no estaban practicando ningún tipo de iconoclasia, ante este cuestionamiento la policía les argumentaba que tenían algo en sus mochilas y se las quisieron arrebatar con el argumento de que tenían en su interior pintura o algún tipo de herramienta.

Cuando las detuvieron, las comenzaron a llevar a una camioneta blanca, sin placas, que en su interior había 5 miembros masculinos de la policía esperando a su llegada, “No nos llevaron porque ya había varias personas que ya estaban grabando con sus celulares y estaban diciendo “¿Por qué se las van a llevar?”, pero eran señoras porque los de SIMAS estaban ahí y no hacían nada” argumentó la compañera . Momentos antes de subirlas a la camioneta, una señora sacó su teléfono celular y comenzó a grabarlas y pidiendo que dijeran sus nombres en un intento de protección ante las jóvenes detenidas, a quienes aventaron atrás de la camioneta. Cuando las liberaron, la retención de colectivas seguía en proceso, cuerpos policiales comenzaron a tomar a las mujeres en pareja para detenerlas.

“Cuando nos subieron a la patrulla, dejaron nuestras mochilas abiertas, afanados a que nosotras teníamos pintura en las mochilas… empezaron a abrir mochilas”, además, una de las jóvenes relata el cómo al momento de subirlas a las patrullas las aventaban, una de las policías la trataba de levantar a la fuerza, mientras tanto, a la segunda detenida, le gritaban “Levántate c*lera, levántate”.

Además de portar mochilas con cosas como agua, protector solar, entre otras cosas, que son artículos que se recomiendan portar durante las marchas, traían unos silbatos y pañuelos que ayudaban a las presentes a saber quiénes eran los bloques que estarían protegiendo a las protestantes, estos los silbatos fueron lo que a muchas de las colectivas les ayudó para poderse reconocer ante el disturbio creado por las agresiones. La práctica de los silbatos y pañuelos representativos de los bloques de seguridad fueron implementados desde el año 2020 con el fin de crear un espacio seguro para la expresión libra y la participación activa en la protesta.

Como segundo acto de agresión hacia las colectivas, relatan el cómo a una de las colectivas, que era parte del bloque de batucada, vio como agarraban a una joven y en un esfuerzo por que la soltaran gritó por la joven, los cuerpos policiales hicieron caso omiso y siguieron arrastrando a la joven, en un acto de desespero por no poder parar la retención de la joven, la colectiva comenzó a golpear las manos del policía con las baquetas.

Pasando por ese altercado en Gómez Palacio, las colectivas y protestantes por fin pudieron llegar a la Plaza Mayor de Torreón, donde se contaba con vallas que se mandaron instalar por la presidencia municipal de Torreón, encabezada por Román Alberto Cepeda. Esta “Muralla” de doble valla, fue colocada en la Plaza Mayor y rodeaba la plazuela Juárez, este año, no solo fue un despliegue policial más grande que el año pasado, sino que durante esta administración se han presentado más agresiones e incitaciones a la violencia por parte de los elementos de la fiscalía y de la policía municipal.

Tras el recorrido por Lerdo y Gómez Palacio, el contingente de mujeres permanecieron en la explanada de la Plaza Mayor, donde se leyó el posicionamiento de la marcha. A medida que más mujeres llegaban a la explanada y los contingentes iban creciendo, la presencia policiaca también crecía. Cabe destacar que, desde la llegada de los contingentes a la Plaza Mayor, la policía presente ya estaba a la defensiva del movimiento, pues entre miradas burlonas y agresiones verbales, molestaban a las protestantes.

La gota que derramó el vaso fue la llegada de 3 autos para una exposición de autos, siendo tomado como una burla  y una falta de respeto para la marcha y el movimiento por parte del ayuntamiento, además de los malos tratos, golpes, retenciones y demás actos realizados por la policía tanto de Gómez Palacio como de Torreón, unieron fuerzas para derribar la valla.

El primer intento de mover las vallas ocurrió a las 19:54 hrs, las protestantes que se encontraban de lado de las vallas comenzaron a jalonear la valla para poderla derribar y las policías comenzaron a insultar y agredir, tanto físico como verbalmente, a las involucradas en desplomar la doble valla que dividía al cuerpo policial de las colectivas.

Como bien se menciona al inicio, estaban presentes infantes, fue así como la Plaza Mayor se dividió entre las colectivas que buscaban derribar la valla para confrontar a la policía por las agresiones, las retenciones y golpes recibidos, y las colectivas que sacaban a los infantes del área para protegerlos.

En ese momento, las fuerzas policiales comenzaron a sacar gas pimienta, macanas y teasers para contener a las protestantes, las protestantes no dieron marcha atrás y siguieron empujando hasta derribar poco a poco las barreras. Tomaron dos rondas de empujones para poder derrumbar las vallas. Para esto, la policía comenzó a agredir, empujar, estrujar, golpear y rociar a cualquier protestante que estuviera en el intermedio.

“En la segunda, cuando empezamos a jalarlas, fue cuando me echaron gas pimienta en la cara”, la compañera, de nombre Sarah Obregón, pudo describir a la policía como una mujer de cabello corto, al mismo tiempo, otra miembro de la policía la tenía agarrada del cabello. Cuando su amiga, quien la acompañaba, trataba de quitar el agarre entre el cabello de la joven y la mano de la policía, también la estuvieron aventando y se logró defender de la oficial. En ese forcejeo, le rompieron su mochila.

Por otra parte, una de las colectivas que se encontraba en el bloque de seguridad, recibió comentarios como “ Descúbrete la cara”, “ ¿Por qué no te muestras?”, “¿Tienes miedo?”, incitando a que la compañera se destapara el rostro para poderla identificar, a lo que ella le contestó “No tengo miedo, pero ustedes desaparecen personas, por eso me vine con el rostro cubierto”. Así como ella, muchas de las colectivas y protestantes recibieron comentarios incitando a que se descubrieran sus rostros, retándolas a hacer algo para detenerlas, aunque para detenerlas, no necesitaban ningún motivo más que estar presentes en el movimiento.

Además de todo lo ya mencionado, para la marcha se contaba con un vehículo lleno de bebidas hidratantes para todas las presentes, este vehículo que fue detenido por los cuerpos policiales y toda la carga de bebidas fueron confiscadas por los mismos.

Te puede interesar | Reportan agresiones policiacas en la marcha del 8M en La Laguna

“¿Ven cómo les arde la organización civil? Porque esto va más allá del feminismo. Los asesinos de mujeres, los violadores y p*d*filos, los que secuestran y desaparecen, los golpeadores y hasta los que defienden los monumentos son también víctimas de la educación patriarcal y el shock que esta ejerce sobre sus mentes porque ¿cómo nos pides no gritarlo? ¿Cómo les pides a las madres no llorar por sus hijas y a las hijas e hijos por sus madres? ¿Por qué les da risa y gusto la represión hacia mujeres que se organizan para exigir?” comentó una colectiva.

Se tiene que hablar de lo que sucedió este viernes porque cada vez más personas están sucumbiendo ante la idea de que los colectivos son agresivos sin razón alguna, que naturalmente ellas buscan el problema y la confrontación.

De igual manera, de parte de las mujeres miembros de los colectivos, piden perdón a los niños, niñas, bebés,  mujeres mayores, adolescentes y madres que acudían a su primera marcha, el propósito de la marcha es para pelear por los años y años de despojos, violencia, su lucha es contra el patriarcado y el capitalismo que afecta a todos por igual.

2 de octubre: las represiones siguen y Coahuila es un ejemplo

El 2 de octubre no se olvida. Miles de estudiantes fueron reprimidos y otros cientos más asesinados, por el Estado Mexicano. La libre expresión de las ideas estaba limitada. No se permitía pensar, mucho menos criticar al gobierno. Ya se cumplieron 55 años de la tragedia y la historia se sigue repitiendo.

2 de octubre y cómo en Coahuila las represiones continúan

El 2 de octubre de 1968 fue un parteaguas para la historia contemporánea de México. Las heridas no han cicatrizado. Las víctimas sobrevivientes recuerdan con tristeza y desagrado la violencia a la que fueron sometidas. No hubo misericordia. El brazo armado del Estado trató de silenciar a todas las voces críticas que se interpusieron en su camino. El miedo a la resistencia civil no tiene comparación. Hoy, 55 años después, la fobia contra las movilizaciones sociales sigue intacta.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, se distingue, entre otras cosas, por ser un funcionario intolerante hacia la crítica. Sus reacciones represoras tomaron fuerza desde que fue alcalde de Torreón, entre 2014 y 2017.

En audios que ya fueron eliminados de redes sociales, Miguel Riquelme fue sorprendido, durante su gestión como alcalde, dando órdenes para investigar a mujeres activistas que estaban en contra de las decisiones que estaba tomando como titular del Ayuntamiento de Torreón.

En su momento, Riquelme no respondió a los señalamientos y trató de borrar el tema con una estrategia que le sigue funcionando ahora como gobernador: el silencio mediático.

También, ya como mandatario estatal, hace dos años el mandatario ordenó retirar un plantón pacífico que estaba instalado en la Plaza de Armas de Saltillo, frente al Palacio de Gobierno. La manifestación era encabezada por personas adultas mayores, integrantes de la Coalición de Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila.

Este grupo de maestros y maestras llevan años luchando para que se mejore la atención de las instituciones de seguridad social del magisterio, señalan presuntos desvíos de recursos del fondo de pensiones y exigen se respete el mandato de la Suprema Corte de Justicia que obliga a la autoridad reparar el daño y garantizar sus derechos, particularmente en materia de cobros de jubilaciones y acceso a atención médica en los hospitales del Magisterio.

2 de octubre no dejó lecciones a las autoridades en turno

En La Laguna las conductas represoras no son nuevas. Las manifestaciones, sistemáticamente, son disueltas con sendos operativos policiacos. La libre expresión de las ideas está limitada gracias a un diseño mediático y gubernamental que funciona con la exactitud de un reloj suizo.

En marzo de 2018, habitantes de los ejidos Pueblo Nuevo, el 7, entre otros, fueron brutalmente reprimidos por elementos de la policía municipal de Gómez Palacio. Presuntamente bajo las órdenes de la entonces alcaldesa, Leticia Herrera, los pobladores tenían instalado un plantón permanente en las puertas de Chemours, una empresa dedicada a la producción de cianuro de sodio que pretendía operar justo en medio de las comunidades.

Pese a la represión, el acoso judicial y la presión ejercida a través de cortes de agua y vigilancia masiva, el plantón no se retiró y, finalmente, con el pasó del tiempo, Chemours tuvo que retirar su inversión, vendiendo lo ya instalado a la empresa checa Draslovka.

Te puede interesar | En Coahuila 19 periodistas y 33 activistas están amenazados

Otro ejemplo que no honra la memoria de las víctimas del 2 de octubre es una pequeña manifestación que fue disuelta por la policía municipal de Torreón, justo durante el primer año de la administración de Román Alberto Cepeda.

Habitantes del Ejido San Luis bloquearon la lateral del Periférico para exigir se les permitiera utilizar agua tratada para sus cultivos. Más allá de que el motivo fuera viable, la secretaría del ayuntamiento ordenó la detención de algunos de los integrantes de la protesta y presentó una denuncia para vincularlos a proceso por el delito de obstrucción de la vía pública. Fue la primera vez en la historia que se vinculó a proceso a una persona por manifestarse en la historia reciente de Coahuila.

Para recordar el 2 de octubre de 1968 no solo se amerita una actividad cívica o una mención en medios de comunicación. Las autoridades deben entender que vivimos en un país y en una región plural. La libre manifestación está garantizada por la Constitución, sin embargo, en Coahuila, Durango y sus alrededores la seguridad de la ciudadanía no está garantizada si un grupo se atreve a organizar una protesta sin pedir permiso.

Hoy la Secretaría del Ayuntamiento de Torreón insiste en que, para manifestarse, hay que pedir permiso en Presidencia para no tener problemas legales. Así, la libertad de expresión en la ciudad, así como en Coahuila y en diversas partes del país, está limitada y no honra la memoria de las víctimas caídas hace 55 años.

Miguel Riquelme será recordado como un gobernador represor, que supo fincar todo un aparato mediático, a base de convenios publicitarios, para recibir la menor crítica posible. Será recordado por mandar reprimir a los maestros y por diseñar estrategias de choque para disolver manifestaciones.

En Coahuila, Durango y La Laguna no se rinde tributo a la sangre derramada por los estudiantes el 2 de octubre de 1968. La democracia no existe y la libertad de expresión sólo es una metáfora discursiva sin fundamentos, hueca y que simplemente no está garantizada.

Septiembre, mes de la represión, o El Conde en Coahuila

Gustavo García Torres

¿Qué tienen en común las represiones contra las manifestaciones magisteriales en Coahuila con un hecho ocurrido hace 50 años en Chile, donde Augusto Pinochet traicionó a Salvador Allende y orquestó el golpe militar para derrocarlo? Además de otras similitudes, propias del carácter dictatorial, destaca una curiosa coincidencia: la vileza contra Allende y el pueblo chileno fue perpetrada por Pinochet en el mes de septiembre (el día 11) de 1973. Los recurrentes actos represivos contra el magisterio estatal han sido ejecutados en septiembre. Recordemos:

16 de septiembre de 2015

Siendo Alcalde de Torreón, Riquelme ordenó a sus huestes policiacas agredir a un contingente del Movimiento Magisterial de Coahuila (MMC) que en el marco del festejo del inicio de la lucha por la independencia de México, en ejercicio de su derecho a la manifestación pacífica, marchó  junto a diferentes sectores sociales, exponiendo sus críticas e inconformidades por la Reforma punitiva (mal llamada Educativa) de Peña Nieto contra el magisterio nacional. "...policías municipales los interceptaron para impedir el paso...empezaron a forcejear con los maestros, uno de los cuales cayó al suelo...Las y los maestros se llevaron patadas y golpes en diversas partes del cuerpo..." (El Siglo de Torreón, 17 de septiembre, 2015).

Lejos de desaparecerlo o disgregarlo con esas agresiones, el Movimiento Magisterial de Coahuila sigue activo en diferentes ámbitos del tema educativo; hoy sus integrantes son los que están dando una digna batalla en defensa de la entrega de los libros de texto gratuitos, secuestrados por Riquelme.

26 de septiembre de 2018

Ese día se llevó a cabo el aberrante desalojo de maestros en el Congreso de Coahuila, agresión ordenada también por Miguel Riquelme. Pedíamos los integrantes de la Coalición de trabajadores de la Educación que se modificara la Ley del Servicio Médico y se eliminaran todos los artículos que contenían disposiciones violatorias del derecho humano a la salud.  Exponíamos razones y principios constitucionales, Riquelme en cambio traicionó a la Coalición, no cumplió su palabra de buscar acuerdos mediante el diálogo, recurrió al garrote y, fiel a su lema "Menos política, más carácter", envió a sus esbirros para sacarnos a golpes del Congreso. No contento con eso, orquestó una persecución judicial contra cuatro de los coordinadores de la Coalición: nos acusó del delito de motín.

Luego de un año y medio, la Suprema Corte de Justicia de la Nación nos dio la razón: emitió, por unanimidad una RESOLUCIÓN HISTÓRICA: declaró inconstitucionales todos los artículos de la Ley que con la fuerza impuso Riquelme y que establecían costos extraordinarios con cargo a los derechohabientes para poder recibir servicios médicos.  Ese acto de justicia en favor de nuestro movimiento enfureció a Riquelme.  En venganza contra el magisterio, endureció aún más su renuencia a resolver los problemas e intensificó sus acciones represoras.

14 de septiembre de 2021

Luego de 135 días de permanencia en el segundo Plantón Magisterial en la Plaza de Armas de Saltillo,  exigiendo solución a nuestra problemática, Riquelme volvió a hacer de las suyas.  No obstante que luego de muchas presiones nos recibió en su despacho el 28 de julio de aquel año y empeñó su palabra para implementar soluciones de fondo a los distintos problemas, nos traicionó nuevamente: la madrugada del 14 de septiembre envió a cientos de policías y civiles que de manera violenta desalojaron el campamento, cercaron la Plaza con vallas y prohibieron el acceso de la ciudadanía y de "sediciosos" perturbadores de la paz del Gobernador. En consonancia con su estrategia de persecución judicial, el que esto escribe fue encarcelado injustificadamente bajo la acusación del delito de sedición y amenazas de volar con petardos el Palacio de Gobierno.

2023. Otra vez septiembre

Como respuesta a mi reclamo ante omisiones, retrasos y dilación deliberada de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) en mi queja por aquel encarcelamiento y por la violación de mis derechos, el Gobernador de Coahuila ha ordenado una nueva persecución judicial.  El pasado 28 de agosto, acompañado de ciudadanos y trabajadores de la educación acudí a esa dependencia para exigir seguimiento a mi queja.    "Casualmente" ese mismo día la FISCALÍA DE COAHUILA entregó un oficio a aquella Comisión "autónoma", informando que reabría la carpeta de investigación sobre los delitos que me inventaron hace dos años para dar curso penal a mi caso. Con ese pretexto, el 5 de septiembre la CDHEC se declaró no competente y le dio carpetazo a mi queja. Así que la Fiscalía, esa otra dependencia "autónoma", está lista para instrumentar la persecución judicial en mi contra.

Te puede interesar | ¿Y los compromisos en la 38?

"Pero esos hechos no tienen ni la dimensión, ni el horror o las funestas consecuencias de los crímenes de Pinochet," pensará alguien.  Toda proporción guardada con aquel dictador, no deberíamos minimizar la potencial capacidad del nuestro para seguir una línea de ascenso.

En El Conde, la más reciente película del director chileno Pablo Larraín, este propone en su satírica ficción, no exenta de referencias históricas, que Pinochet es un vampiro que desde hace siglos deambula por el tiempo y reaparece como dictador en diferentes países.  ¿Tenemos en nuestra comarca suficientes ajos para alejar su sombra siniestra?

Maestros de Coahuila condenan hostigamiento de las autoridades estatales

Maestros de Coahuila, integrantes de la Coalición de Trabajadores de la Educación Pública, se pronunciaron contra el hostigamiento que han recibido por parte de las autoridades estatales.

Maestros de Coahuila lamentan amenazas y hostigamiento

A través de un pronunciamiento, las y los integrantes de la Coalición de Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila manifestaron su malestar porque la Comisión de Derechos Humanos, así como las propias autoridades estatales, no han atendido sus demandas respecto al desfalco que están sufriendo las instituciones de seguridad social del magisterio.

Por las irregularidades detectadas y que provienen desde administraciones estatales anteriores, los maestros de Coahuila organizaron un plantón en la Plaza de Armas de Saltillo para ejercer presión, sin embargo, éste fue desalojado, de manera violenta, hace dos años.

"Bajo esa premisa nos hemos agrupado para defender el derecho humano a la salud y el derecho humano a una pensión digna. En congruencia con lo anterior están las acciones que durante años hemos venido realizando ante las autoridades gubernamentales, legislativas y judiciales.", indica el pronunciamiento.

Ignoran petición de los maestros de Coahuila y hostigan a integrante del movimiento

Para tratar de incidir en el mejoramiento a los servicios de salud del magisterio, las y los maestros de Coahuila acudieron a la oficina de la Comisión estatal de Derechos Humanos para presentar quejas en torno a la mala atención que reciben, sin embargo, ésta resolvió dar carpetazo al problema y no atender las demandas sociales.

"La CDHEC emitió un acuerdo mediante el cual “determina la conclusión de la queja” del compañero Gustavo García, se declara sin competencia y ordena archivar el expediente respectivo, en razón de haber recibido un oficio de la Fiscalía General del Estado, en el cual da a conocer a esa Comisión la judicialización y curso penal que dicha Fiscalía ha dado al caso de nuestro compañero.", menciona el documento.

Así, además de dar carpetazo a la demanda de los maestros de Coahuila, uno de los integrantes de la coalición, Gustavo García, fue informado que reabrirán un caso en su contra por los delitos de amenazas, insultos a la autoridad y por presuntamente haber tenido intenciones de volar el Palacio de Gobierno.

Por ello, la coalición manifestó su preocupación ante las constantes conductas intimidatorias que están ejerciendo Miguel Riquelme, como gobernador de Coahuila y Manolo Jiménez, como ex alcalde de Saltillo y mandatario electo, en contra del movimiento y del propio García Torres.

Te puede interesar | Acusan por hostigamiento judicial a la Fiscalía de Coahuila

"Por lo antes expuesto, rechazamos enérgicamente las intimidaciones veladas o amenazas explicitas de persecución judicial contra los miembros de la Coalición de Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila, y en el caso particular, contra el compañero Gustavo García Torres."

Será el próximo jueves 14 de septiembre cuando los maestros de Coahuila, integrantes de la coalición y personas simpatizantes al movimiento, se manifiesten en la Plaza de Armas de Saltillo para conmemorar el segundo aniversario de la represión policíaca en contra del plantón que habían instalado y para reclamar el cumplimiento de sus derechos en materia de salud y seguridad social.

Repudian acciones de represión contra ejidatarios en Torreón

Las acciones de represión contra ejidatarios en Torreón generaron animadversión en organizaciones sociales afincadas en la Comarca Lagunera.

El pasado viernes, siete manifestantes fueron reprimidos por elementos del Grupo de Reacción Laguna y puestos a disposición de las autoridades por el delito de obstrucción de vialidad.

Los quejosos, bloquearon una lateral de periférico para solicitar un diálogo con el alcalde Román Cepeda, de tal manera que se pudiera llegar a un acuerdo porque el SIMAS Torreón les había cortado el suministro de aguas residuales que utilizaban para regar sus forrajes.

Los manifestantes no fueron tomados en cuenta por el alcalde y siete de ellos terminaron detenidos.

Repudian acciones de represión

La organización Laguna Soberana, junto con el Movimiento Social por la Tierra y Movimiento Despierta Laguna emitieron un pronunciamiento en el que repudian acciones de represión ejecutadas en contra de las y los manifestantes.

Te puede interesar | Vinculan a proceso a ejidatarios por manifestarse en Torreón

En el documento, las organizaciones exigen al alcalde, Román Alberto Cepeda, que repare el daño a quienes resultaron afectados y exigen que retracte sus medidas para que la ciudadanía pueda ejercer su libre derecho a manifestarse de manera pacifica.

El comunicado sobre acciones de represión

"Las organizaciones Laguna Soberana y Movimiento Social por la Tierra, así como organizaciones aliadas, REPUDIAN ROTUNDAMENTE los actos represivos del día viernes 18 de marzo por parte del alcalde de Torreón Román Alberto Cepeda González, perpetuados en contra de pobladores del ejido San Luis. Creemos que más allá de los motivos de las protestas pacíficas, se debe priorizar el diálogo y la sana solución a las necesidades populares.

Los hechos de ayer, vulneran gravemente los derechos humanos de quienes padecieron la represión y deja en claro que el alcalde reinstalo al grupo PARAMILITAR llamado "Grupo de Reacción Laguna” para REPRIMIR a quién cuestione su gobierno. Nuestro movimiento EXIGE AL ALCALDE reparar los daños causados a quienes fueron agredidos por su grupo PARAMILITAR y GARANTICE LA NO REPETICIÓN A ESTOS ACTOS, ASI COMO RETRACTARSE EN SU DECISIÓN DE NO PERMITIR LA LIBRE MANIFESTACIÓN DE LAS IDEAS Y DESACUERDOS, TAL Y COMO LO CONTEMPLA LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, así como GARANTIZAR en todo momento el RESPETO a los Derechos Humanos de lo contrario, estaremos asumiendo su actitud ANTI POPULAR Y REACCIONARIA.

Que la razón se imponga a la reacción. Seguiremos vigilantes y DENUNCIAREMOS CUALQUIER ACTO QUE DENIGRE LA VOLUNTAD POPULAR."

Vinculan a proceso a ejidatarios por manifestarse en Torreón

Por manifestarse en Torreón de manera pacífica, autoridades vincularon a proceso a siete ejidatarios por manifestarse en Torreón de manera pacífica el pasado viernes sobre la lateral del periférico Raúl López Sánchez.

Represión por manifestarse en Torreón

El pasado viernes, un grupo de ejidatarios bloqueo la lateral del periférico para solicitar un diálogo abierto con el alcalde Román Alberto Cepeda. Los quejosos estaban manifestándose porque el SIMAS Torreón les había cortado el suministro de aguas residuales que utilizaban para el riego.

De acuerdo con la empresa paramunicipal, está prohibido usar aguas negras para regar cultivos y forrajes, sin embargo, los ejidatarios mencionaron que cuentan con un permiso y que han trabajado de esa manera por más de 20 años.

Durante la protesta, en lugar de que el alcalde o un representante acudiera al llamado, fueron enviados elementos del Grupo Reacción Laguna, una corporación policiaca de armas tácticas que pulverizó la manifestación y detuvo a siete personas.

Estas siete personas permanecen detenidas en las instalaciones del Centro de Readaptación Social de Torreón por el delito de obstrucción de vías de comunicación y ya fueron vinculadas a proceso por el juez encargado del caso.

Intolerancia por manifestarse en Torreón

Las siete personas detenidas y vinculadas a proceso se manifestaron pacíficamente. El hecho de haber bloqueado una vialidad fue para llamar la atención de las autoridades, de manera que el alcalde aceptara dialogar con los ejidatarios.

El pasado viernes, al disuadir la protesta, elementos del Grupo Reacción Laguna aplicaron llaves, utilizaron excesivamente la fuerza pública y obstaculizaron el libre ejercicio de la prensa que acudió a cubrir la protesta.

Te puede interesar | Con uso excesivo de la fuerza reprimen manifestación en Torreón

Román Cepeda, por su parte, ofreció una disculpa por la actitud del Grupo Reacción Laguna en contra de los reporteros, pero indicó que eso no iba a desviar la atención y que, su principal objetivo, es tener todo en orden.

Precedente por manifestarse en Torreón

El precedente por manifestarse en Torreón se acaba de fijar. Bloquear una vialidad podría provocar que quienes protesten terminen en la cárcel.

Para la Central Cardenista Campesina, el trato que las autoridades le están dando a las siete personas detenidas marca un precedente que criminaliza las protestas sociales y la defensa de la tierra en La Laguna.

Asimismo, organizaciones como Laguna Soberana y el Movimiento Social por la Tierra también condenaron los actos de represión y expusieron que el Código Penal de Coahuila no está por encima de lo que dicta la Constitución Mexicana.

Se manifiestan contra brutalidad policiaca en Torreón

En redes sociales circuló un banner en donde el colectivo "Anarko Laguneros" invitó a una manifestación pacífica en la Plaza Mayor de Torreón contra la brutalidad y represión policiaca que sufrieron siete ciudadanas y ciudadanos que participaron en una protesta el pasado 7 de junio.

Fue poco después de las seis de la tarde del martes 9 de junio que los manifestantes, en su mayoría jóvenes mujeres, comenzaron a pegar pancartas y mensajes en las bardas que dos días antes habían sido usadas como escenario para un "performance" que terminó en la detención de siete personas, entre ellas dos menores de edad.

Una de las voceras del colectivo "Anarko Laguneros" tomó la palabra y envió un mensaje a las autoridades, en particular contra el alcalde de Torreón.

"Nos quitan nuestros derechos, ahí los tenemos en la pinche Constitución pero, ¿cuándo se aplican? Yo no he visto que los apliquen. La verdad yo necesito que hagan justicia por las personas muertas, asesinadas por la policía y el gobierno que nos quiere reprimir como Zermeño, llevarnos a todos, es lo que buscan, pero no lo van a lograr", comentó la manifestante.

Aunque la manifestación fue convocada por "Anarko Laguneros", otras colectivas y ciudadanos de a pie se reunieron en la escalinata de la Plaza Mayor para unirse a la protesta.

La gran mayoría de los y las asistentes portaban ropa negra y algunas pañoletas verdes en el cuello y boca.

También recordaron el asesinato de una maestra durante el desfile de la Revolución en la Alameda Zaragoza. En esa ocasión, de acuerdo con la manifestante, los restos de sangre perduraron dos días en el pavimento. En cambio, la pintura lavable por la que detuvieron a las y los ciudadanos el pasado domingo, fue removida inmediatamente.

"Nuestros camaradas con pintura lavable pintaron y, ¿saben qué? En quince minutos, media hora, estaba así de limpio, ¿pero cuando mataron a la maestra? La sangre duró dos días ahí, ¿por qué? Porque la vida de los demás les vale un puto coño, les importa una mierda, pero les importa más una pinche pared mierda que si por mí fuera yo la jodo, la rayo, a mí me vale madre, pero simplemente ¿una pared a una vida?", externó.

Te puede interesar: Emiten pronunciamiento contra presunta represión policiaca en Torreón

Un grupo de cinco jóvenes mujeres se unieron a una sola voz y cantaron "las paredes se despintan y las muertas no vuelven", "van a volver, van a volver, las balas que disparaste van a volver, la sangre que derramaste la cargarás, el pueblo que asesinaste no morirá, no morirá", cantaron cinco integrantes de una colectiva.

El acto de protesta no duró más de 20 minutos. Algunos elementos de Tránsito y Vialidad, así como policías pedestres, vigilaron la zona pero no desde cerca, sino en las inmediaciones de la plaza. Al mismo Director de Tránsito y Vialidad, Pedro Luis Bernal, se le observó dando instrucciones a los elementos antes de que iniciara la protesta. Al final, todo transcurrió en paz.

Las siete personas detenidas el 7 de junio en la Plaza Mayor de Torreón ya fueron liberadas. Por los tratos que recibieron, el día de ayer circuló un pronunciamiento para condenar la presunta brutalidad policiaca, la violencia, las malas maneras y la falta de respeto hacia los derechos humanos y la libertad de expresión.

En respuesta, el Alcalde de Torreón, Jorge Zermeño Infante, mencionó que los uniformados actuaron de buena manera y que la gente debe respetar los espacios públicos. En ningún momento se puso del lado de la ciudadanía.

Mientras tanto, las expresiones de molestia y desagrado por parte de ciudadanas y ciudadanos de Torreón y de todo el país continúan.

En un pasillo contiguo a la entrada del estacionamiento subterráneo de la presidencia municipal de Torreón hay dos pintas que hacen ver el malestar y al desconfianza de la ciudadanía hacia los cuerpos policiacos.

https://www.facebook.com/MeganoticiasTOR/videos/719027245527254/?t=480

Liberan a personas detenidas durante protesta en Torreón

Las siete personas que fueron detenidas el día de ayer luego de realizar una protesta pacífica en la Plaza Mayor de Torreón ya fueron liberadas, confirmó la Red de Mujeres de La Laguna. 

Alrededor de 15 personas se manifestaron el domingo 7 de junio frente al edificio de la Presidencia Municipal para protestar por los asesinatos judiciales de Giovanni López, en Jalisco y George Floyd, en Estados Unidos.

Como símbolo de la protesta, los participantes plasmaron sus huellas con pintura roja en las bardas que rodean la escalinata del edificio municipal. Para ello, usaron material lavable con agua, dado que la intención era emitir el mensaje y después limpiar.

De acuerdo con un comunicado emitido por el Ayuntamiento de Torreón, a través del C4 se enteraron las autoridades, por lo que elementos de la Policía Municipal y el Cuerpo Civil de Coahuila llegaron a interrumpir la protesta.

Te puede interesar: |VIDEO| Policías de Torreón reprimen manifestación en Plaza Mayor; detienen a 7 personas.

Videos que circulan en redes sociales indican cómo los uniformados deciden detener a las personas que tenían manchadas las manos de rojo, se notan forcejeos y molestia de la ciudadanía que participaba de la protesta.

Horas más tarde, se dio a conocer que dos de las personas detenidas eran mejores de 14 y 16 años de edad.

Según el propio Ayuntamiento, una de las personas fue liberada porque presentaba fiebre, mientras que horas después salieron de la Fiscalía las dos menores que habían sido aseguradas.

Cabe destacar que, a pesar de que la primera liberación fue motivada para evitar un posible contagio por la infección Covid-19, a las dos menores las pusieron a disposición de la Fiscalía, lugar que recientemente reportó un brote.

Corta el acceso a Internet durante protestas el Gobierno de la India

Información vía El País

El Gobierno de la India corta el acceso a Intertet durante un clima de constantes protestas. Personas que se manifiestan en contra de la reforma de la ley de ciudadanía han sido detenidos, sumando cientos.

Se han registrado 19 decesos durante los enfrentamientos fuerzas de seguridad en contra de los manifestantes. Las autoridades indias responden a la última jornada de protestas deteniendo en 21 distritos del Estado del norte Uttar Pradesh las conexiones a Internet.

La razón es la discriminación hacia musulmanes sin papelería, advertida en el cambio en una enmienda de la ley ciudadanía. Al aprobarse esto el 11 de diciembre, las manifestaciones no se hicieron esperar y elevaron su intensidad desde su inicio.

Según Satish Ganesh, inspector general de la policía de Agra, ciudad del Taj Mahal, se habló con las personas de religión musulmana para aclarar que el cambio en la enmienda "beneficia a las minorías" en vez de discriminarlas.

La ley de ciudadanía ahora permite que inmigrantes irregulares de Afganistán, Pakistán y Bangladesh puedan solicitar asilo en la India con la condición de que hayan ingresado al país antes de 2015 y no practiquen la religión musulmana. La ONU ha calificado de discriminatoria dicha enmienda.

Según el gobierno indio, los policías se han presentado en la zona y sus unidades investigan los hechos violentos. Los arrestos al respecto se han elevado 1100, sumando 5500 detenciones preventivas. La suspensión de la conexión a Internet se suma a las formas de represión de parte del gobierno indio, que en la capital Lucknow afectaron la conexión móvil. Dicha suspensión se ejecutó durante la hora del rezo musulmán.

"Los servicios de Internet están suspendidos desde el jueves por la mañana y permanecerán así hasta hoy por la noche para evitar rumores", ha relatado al Hindustan Times, el inspector Ganesh.

Dispersan y agreden a manifestantes chilenos con disparos en los ojos

Video del reportaje vía New York Times.

La corresponsalía del New York Times publicó un reportaje en donde revelaron que los servicios oftamológicos en Chile de los hospitales públicos se vieron rebasados por la nutrida asistencia de manifestantes lesionados por disparos en los ojos.

De acuerdo con los testimonios del reportaje, la policía, durante las protestas, disparaba específicamente a los ojos de los ciudadanos para lograr que cesaran en las manifestaciones contra el gobierno y el modelo económico y social que está implementando la administración del Presidente Sebastián Piñera.

"Uno quiere protestar por sus hijos, no para que sucediera esto", comentó uno de los manifestantes que acarreaba una grave lesión en el ojo izquierdo.

El proyectil disparado por la policía chilena es una especie de bola de goma de 5 a 6 centímetros de diámetro.

"El impacto del balín genera un daño tremendo, es como si el globo ocular se abriera como una flor. El daño nos ha dado bastantes problemas, sobre todo en la reparación", comentó una de las doctoras de la clínica pública chilena.

De acuerdo con médicos que han estado atendiendo a los manifestantes chilenos, en los últimos días han recibido a más personas lesionadas en los ojos que en países como Palestina.

Lectura recomendada: Sebastián Piñera replica acciones represivas en Chile, tal como lo hacía Pinochet.

"En sólo 8 o nueve días hemos superado esa cifra de cualquier otro de los reportes que hay de nivel médico en relación a daños oculares producto del uso de balines. Es una catástrofe de derechos humanos", comentó el Doctor Enrique Morales para el corresponsal norteamericano.

El gobierno chileno, a través del Ministro Gonzalo Blumel, declaró públicamente que han seguido todos los protocolos y que no han vulnerado los derechos humanos del pueblo chileno, sin embargo, la cantidad de gente herida en los hospitales y las imágenes difundidas a través de medios de comunicación y redes sociales revelan otra realidad.

Producto de las protestas en Chile, se calculan, al menos, cinco personas fallecidas, otras 180 con lesiones en alguno de sus ojos, 1,800 hospitalizaciones y 5 mil arrestos, además de quejas por tortura y violencia por parte del Estado.