Plaza Pública Ediciones invita a la presentación del libro "Los mismos demonios", de Alexis Rojas

Plaza Pública invita a la presentación del libro “Los mismos demonios”, una antología de cuentos de horror de Alexis Rojas, con ilustraciones de Abraham Esparza. La cita es el próximo viernes 23 de febrero de 2024 en el restaurante Chiosco de la Morelos (Av. Morelos 1340 Pte. Torreón, Coahuila).

Sobre "Los mismos demonios"

Alexis Rojas, como buen consumidor de terror literario y cinematográfico, elige este género para marcar el inicio de su trayectoria literaria. Los mismos demonios (Plaza Pública Ediciones, 2024) reúne once cuentos en los que el terror cobra forma de bestias, demonios, sombras de características vampirescas, fantasmas, brujas y asesinos. Si bien muchos de esos arquetipos están asociados a lo sobrenatural, la escritura de Alexis Rojas nos deja atisbar que su planteamiento tiene una raíz mucho más terrenal, racional si se quiere, y que constituye el verdadero terror: el miedo a un desequilibrio mental que sea al mismo tiempo el generador de esos entes y la trampa que impida escapar de ellos; la jaula y el cerrojo. 

Los mismos demonios, es decir, esas criaturas simbólicas empleadas por el autor en cada uno de sus relatos, son los que nos dan pistas de lo que podría detonar el temible desbalance psíquico: el abandono, la soledad, la tristeza, la marginalidad, la vejación, el silenciamiento, el temor a la muerte, etcétera. Aquí las criaturas y monstruos no precisan de conjuros, hechizos o maldiciones para liberarse en busca de víctimas, hay situaciones humanas capaces de atormentar y desestructurar a cualquiera.

Las secuencias narradas, por otra parte, seguramente satisfarán a quienes gozan más del terror evidente que el sugerido, y dan cuenta de las influencias del cine, específicamente del gore y de acción, en Alexis Rojas. Es fácil imaginar las persecuciones y ataques fatales en los cuentos Caminos y Karina, por ejemplo, como parte de una película. Esta característica, aparentemente autoconsciente que explica el afán efectista de algunas historias que conforman esta antología, es quizás una de las conexiones más claras del autor con los escritores de las generaciones que probablemente conocieron el terror en la pantalla antes que en el papel. 

Sobre el autor

Alexis Rojas nació en Gómez Palacio, Durango, México (abril, 1994). Aficionado al terror y la ciencia ficción. Se desempeña como periodista en medios laguneros. Los mismos demonios es su primera obra publicada. 

Sobre Plaza Pública Ediciones

Sobre Plaza Pública Ediciones

Con este título, el portal de periodismo independiente lanza Plaza Pública Ediciones, mediante el que brindará acompañamiento editorial a personas que desean escribir y publicar su propio libro. 

Más información:

https://laplazapublica.com/publicatulibro/

Contacto de Jessica Ayala, directora de Plaza Pública: 8712348257.

Te puede interesar | It began abroad: Natalia Maynez presenta su primer libro

Aumenta Torreón pago a empresa por recolección de basura, pese a deficiencias

La Plaza Pública | Border Hub | Jessica Ayala | Iván Hernández | Fernando de la Vara

Aunque la empresa regiomontana PASA ha recibido multas y señalamientos por deficiencias en su servicio de recolección de basura en Torreón, además de que ha incumplido con compromisos establecidos en el contrato debido a que los consideraban inviables, año con año sus tarifas suben entre el 8 y 13 por ciento y en los últimos 12 años esto ha significado una ganancia de 2 mil 130 millones 498 mil 595 pesos para la empresa, de acuerdo con información obtenida por transparencia y entrevistas a funcionarios. 

En 2011, Promotora Ambiental S.A. de C.V. (PASA) y el Municipio de Torreón firmaron el contrato que se encuentra vigente para concesionar el servicio de recolección de basura por 15 años, en donde estipularon diversos compromisos que prometían traer beneficios económicos para el Ayuntamiento, como lo es la implementación de una planta de biogás y otra de separación de residuos sólidos. 

En estos últimos 12 años, la empresa no ha llevado a cabo estos compromisos por considerarlos inviables financieramente, aunque durante este tiempo ha incrementado 129 por ciento sus ingresos, al pasar de 113.8 millones de pesos en 2011 a 260.4 millones de pesos en 2022, de acuerdo con información obtenida por transparencia

Pero el Municipio no sólo no ha visto los beneficios económicos prometidos, sino que además, los altos costos de operación de PASA han llevado al Ayuntamiento a absorber parte de las funciones que le tocan a la empresa para ahorrarse costos. 

La actual administración municipal encabezada por Román Alberto Cepeda erogó 71.5 millones de pesos, del 2022 hasta mayo de este año, en el programa La Ola, mediante el cual el Ayuntamiento complementa el barrido manual con 637 empleados municipales, a pesar de que esa labor forma parte de las acciones que PASA debe llevar a cabo para mantener limpia la ciudad, de acuerdo con el convenio.

Fernando Villarreal Cuéllar, director de Servicios Públicos, explicó que el Municipio absorbe esta función porque la tarifa que cobra la concesionaria por un kilómetro de barrido manual es suficiente para pagar a tres empleados de La Ola.

Aún así, la empresa ha aumentado su tarifa en los últimos años. En enero de 2022, año en que entró en funciones el actual alcalde Román Alberto Cepeda, el Ayuntamiento dio a conocer que PASA había incrementado 12 por ciento sus tarifas.  

De acuerdo con una nota periodística publicada en Milenio en abril de ese año, el tesorero municipal, Óscar Luján Fernández, dijo que se trataba de un aumento excesivo e informó que se encontraban en una mesa de negociación con la empresa con la finalidad de lograr una reconsideración, misma que no fue posible.

El Municipio pidió entonces al Congreso del Estado de Coahuila la conformación de una comisión especial para el estudio, análisis y atención del funcionamiento de la concesión, misma que fue aprobada el 3 de mayo de 2022. Si bien dicha comisión fue creada en los días posteriores, hasta la fecha no ha sesionado.

Este año PASA volvió a subir sus tarifas, esta vez 13 por ciento, según consignaron medios locales. 

El equipo de Plaza Pública acudió a las oficinas de PASA en Torreón el pasado 17 de noviembre para buscar la postura de la empresa en torno a esta investigación, pero se nos negó el acceso, primero por parte del personal de seguridad, y posteriormente por la encargada de capital humano, quien argumentó que en ese momento no había nadie que pudiera atender la entrevista o recibir la solicitud por escrito de la misma. Este medio también intentó contactar al gerente general de PASA en Torreón vía telefónica y WhatsApp, pero hasta el cierre de esta edición no había respondido.

Multan a PASA 

Entre enero y abril de este 2023, el Municipio multó por 204 mil 898 pesos a PASA, de acuerdo con la respuesta a la solicitud con folio 051260800017423

En una nota publicada en El Siglo de Torreón en mayo pasado, el tesorero municipal, Óscar Luján Fernández, señaló que algunas observaciones que le han realizado a la empresa son porque tiran o se les cae basura en su camino al relleno sanitario, y se han hecho descuentos por incumplimiento en el barrido de algunos tramos de la ciudad. 

Entre enero y abril de este 2023, el Municipio multó por 204 mil 898 pesos a PASA. Algunas observaciones que se le han realizado a la empresa son porque tiran o se les cae basura en su camino al relleno sanitario e incumplen con el barrido de algunos tramos de la ciudad. Crédito: Jessica Ayala Barbosa.

En su contestación, el Ayuntamiento explicó que las sanciones económicas se aplican como descuento: “Cada mes se rebaja el kilometraje y el servicio de recolección de carga trasera en donde se valora las fallas que tuvo la empresa PASA”, dice el documento firmado por Demetrio Zúñiga Sordo, director de Limpieza.

Fernando Villarreal Cuéllar, director de Servicios Públicos Municipales de Torreón, dijo que todos los días llegan quejas por fallas en el servicio de PASA, la mayoría de ellas porque no pasa el camión o porque no se llevan todas las bolsas.

Torreón no es la única ciudad donde PASA ha sido multada por fallas en el servicio, en Ciudad Juárez, Chihuahua, por ejemplo, el Cabildo le impuso dos multas por más de 3 millones de pesos en total durante la presente administración de Cruz Pérez Cuéllar (2021-2024) por fallas como el incumplimiento de los recorridos de los camiones recolectores, y al término del contrato el pasado mes de septiembre no lo renovó, sino que lanzó una nueva licitación, de acuerdo con notas periodísticas publicadas en Yo Ciudadano

Prefieren absorber barrido manual que pagarle más a PASA

Las respuestas a las solicitudes de información 0051260800003823 y 051260800017423 permiten observar que en 2022 el Ayuntamiento de Torreón pagó 259 millones de pesos a PASA por sus servicios, sin embargo, en ese mismo período tuvo que invertir otros 37.2 millones de pesos para pagarle al personal del programa La Ola para que realizara una parte del barrido manual de la ciudad, labor que según el contrato está entre las funciones de la concesionaria.

Fernando Villarreal Cuéllar, director de Servicios Públicos Municipales de Torreón, explicó que el barrido manual de PASA se utiliza al mínimo porque sus costos son elevados.

“Es más barato y más efectivo dejar lo menor posible el contrato de PASA y nosotros contratar”, aseguró Villarreal Cuéllar.

Hasta mediados de este año, las erogaciones de la actual administración en el programa La Ola sumaban 71.5 millones de pesos, tomando en cuenta el citado pago de personal del año pasado, 18.1 millones de pesos por el mismo concepto en este 2023 hasta mayo y 16.2 millones de pesos utilizados para la adquisición de vehículos, instrumentos de limpieza, uniformes y equipo.

Aunque el programa La Ola le permite al Ayuntamiento ahorrar en el barrido manual, de todos modos tiene que pagarle a PASA por depositar los residuos recolectados en el relleno sanitario. 

De acuerdo con Fernando Villarreal, director de Servicios Públicos de Torreón, el Municipio ha absorbido parte del barrido manual porque la tarifa que cobra PASA por un kilómetro alcanza para pagarle a tres empleados de La Ola. Crédito: Jessica Ayala Barbosa.

Un buen negocio para PASA

La empresa regiomontana PASA obtuvo la concesión del servicio de limpieza en Torreón hace 29 años, sólo tres años después de su fundación. En 1994 el entonces presidente municipal de Torreón, Mariano López Mercado, y Alberto Eugenio Garza Santos, representante legal de la empresa, firmaron el convenio por 15 años. 

Después, en febrero de 2011, durante la administración encabezada por Eduardo Olmos Castro, el municipio otorgó a la empresa una prórroga de 15 años para prestar el servicio de limpieza en la ciudad, lo que le aseguró la continuidad de su negocio y la estabilidad a largo plazo. 

En 12 de los 15 años que contempla la prórroga del convenio de PASA con el Ayuntamiento de Torreón, la concesionaria ha ganado 2 mil 130 millones 498 mil 595 pesos. 

Para ponerlo en perspectiva, en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde el servicio se encareció hasta 200 por ciento, la concesión le representó a PASA un negocio de 3 mil 542 millones 797 mil 674 pesos durante los 17 años que duró su contrato, según la investigación de Yo Ciudadano

La nota detalla que en la ciudad fronteriza la cantidad de basura que ingresa al relleno sanitario alcanzó su nivel máximo en 2021 con 446 mil 008 toneladas. 

En ese mismo año en Torreón ingresaron 213 mil 337 toneladas, de acuerdo con los datos contenidos en la respuesta a la solicitud 0051260800035922, efectuada en septiembre de 2022 por el ciudadano Pedro Ramírez Ramírez y disponible en la Plataforma Nacional de Transparencia.

Torreón genera, en promedio, alrededor de 575 toneladas de basura diariamente. Crédito: Luis Alberto López.

En Torreón la factura de PASA crece año con año porque la empresa actualiza sus tarifas con base en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

“Hay una fórmula que habla de la inflación, del salario mínimo, del precio del combustible y del Índice Nacional de Precios al Consumidor que nos lleva cada año a que suba la factura. Los dos principales insumos son el combustible y la mano de obra, para el barrido manual y la recolección. Por eso cada año la facturación sube entre el 8 y el 13 por ciento”, explicó Fernando Villarreal Cuéllar, director de Servicios Públicos Municipales de Torreón.

Cabe señalar que el contrato original, firmado en agosto de 1994, incluía una cláusula (la trigésimo primera) que abría la posibilidad a negociar la tarifa en caso de rebasar el tonelaje recolectado. Se estableció un tonelaje base de 400 toneladas diarias, y si la cantidad prevista era superada en más de un 10 por ciento, concesionaria y Municipio debían sentarse a negociar para acordar la infraestructura necesaria y los pagos procedentes. 

Dicha cláusula fue eliminada del contrato de prórroga autorizado en 2011, lo que le ha permitido a PASA definir sus tarifas unilateralmente, sin negociar pagos con el municipio y utilizando como base la fórmula antes mencionada.

A mediados de 2009, el Ayuntamiento torreonense, con José Ángel Pérez como alcalde, anunció que no renovaría la concesión de PASA sino que haría una nueva licitación.

Pedro Ávila, entonces primer regidor, declaró a medios de comunicación que se tenía la oportunidad de otorgar una concesión ventajosa para el municipio. 

Tras el anuncio, PASA recurrió al amparo, ya que en agosto de 2007 la concesionaria había solicitado una prórroga de los servicios concesionados por un plazo igual al otorgado de manera inicial, pero el Ayuntamiento nunca le respondió.  

En octubre de 2009, el Juzgado Cuarto de Distrito en la Laguna, decidió conceder el amparo a la concesionaria para que el Ayuntamiento de Torreón le otorgara una prórroga por 15 años más a la empresa, en los mismos términos y condiciones que se pactaron en el contrato original.

Las autoridades municipales se inconformaron con el fallo del juez e interpusieron un recurso de revisión en contra, el cual fue turnado para su estudio y resolución al Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa del Octavo Circuito.

La administración de José Ángel Pérez concluyó sin que el asunto se resolviera y fue hasta febrero de 2011 que la administración de Eduardo Olmos Castro (2010-2013) prorrogó el convenio con la empresa tras analizar el caso. 

El Municipio adujo, según consta en el dictamen de la Comisión de Gobernación municipal, que la decisión era “provechosa” para la ciudadanía de Torreón, ya que se consiguió un “descuento considerable” del 15 por ciento en las tarifas de la concesionaria.

Sin embargo, la prórroga concedida estuvo condicionada por el proceso judicial, ya que la administración de Olmos Castro consideró que si los tribunales fallaban contra el municipio, la autoridad torreonense se quedaría sin margen de maniobra para negociar con la empresa.

Otro de los beneficios obtenidos por PASA desde la negociación de la prórroga, además del concerniente a la tarifa, tiene que ver con la propiedad del relleno sanitario. 

La cláusula décima del contrato de 1994 estipulaba el otorgamiento en comodato a la concesionaria los bienes inmuebles con que se prestaba el servicio en ese momento, sin crear ningún derecho real en favor de ésta. Más adelante, en la cláusula vigésimo tercera, se detalla entre las obligaciones del Municipio proporcionar, también en comodato, un sitio para un nuevo relleno sanitario. 

En el convenio de prórroga de 2011, la cláusula quinta determina que al término de la vigencia del contrato los bienes muebles e inmuebles con que presta el servicio la concesionaria pasarán a ser propiedad del Municipio sin costo alguno, “con excepción del inmueble que se encuentra ubicado en el Municipio de Matamoros Coahuila y que en la actualidad es operado por la Concesionaria como relleno Sanitario, el cual queda bajo la propiedad, posesión y responsabilidad absoluta de la Concesionaria”. 

De acuerdo con Rodolfo Walss Aurioles, diputado local, el hecho de que Torreón haya renunciado a esa propiedad le permite a la empresa cobrar tarifas por la disposición final de los residuos, en lugar de pagar renta por el uso de las instalaciones.

“Cuando termina una concesión, todos los equipos adquiridos, en este caso los camiones de basura, las tolvas, los contenedores, todo, todo, así como el relleno sanitario, debió haber pasado a manos del Municipio, pero cuando se renovó la concesión, el Municipio (...) renunció a esa propiedad y le regaló a PASA toda esa infraestructura”, expuso Walss Aurioles.

Además, en el convenio firmado en 1994, el Municipio acordó con PASA una tarifa por la disposición final de los desperdicios que ayudara a la empresa a recuperar el dinero invertido en la construcción del relleno sanitario, toda vez que al final de la concesión el terreno sería propiedad del municipio. En el segundo convenio, ese costo de recuperación ya no tendría que estar presente en la tarifa, señaló el diputado.

“Por eso los números no dan. Estamos pagando la disposición de basura sobre un terreno que debería ser de los torreonenses (...), la tarifa debería ser mucho menor a la que se viene cobrando año con año”, declaró el hoy legislador morenista. 

Walss Aurioles fue secretario del Ayuntamiento en tiempos de José Ángel Pérez, es decir, estuvo en la primera línea de aquella administración que prometió negociar una concesión ventajosa para el Municipio. También fue regidor de oposición, por el PAN, durante la administración de Eduardo Olmos Castro, durante la que finalmente se acordó la prórroga.

Los beneficios prometidos y no cumplidos

En 2010, cuando el Municipio negociaba la prórroga del convenio con PASA, el entonces secretario del Ayuntamiento, Miguel Mery Ayup, habló de dos proyectos que se incluirían como obligación de PASA en el contrato de prórroga y que se traducirán en beneficios para Torreón: una planta de generación de biogás y una planta de reciclaje.

De acuerdo con las declaraciones del funcionario, la concesionaria otorgaría al Municipio un 50 por ciento anual de las ganancias que obtuviera por el aprovechamiento del biogás, así como un 8 por ciento de la utilidad anual por el reciclado de la basura.

En el contrato, lo concerniente a la generación de biogás y el reparto de los beneficios quedó estipulado en el apartado B de la cláusula vigésima, pero condicionado a que la evaluación del proyecto fuera considerada positiva por ambas partes. 

Susana Estens de la Garza, directora de Medio Ambiente de Torreón, comentó que, durante la administración municipal de Miguel Riquelme (2014-2016), PASA presentó una propuesta para aprovechar el gas y generar electricidad. 

Sin embargo, no resultó rentable. Además, por las mismas fechas empezó a cobrar forma el Parque Solar Villanueva en el municipio de Viesca, de manera que aprovechar el biogás perdió atractivo.

“Sin embargo, el potencial ahí está”, comentó la directora de Medio Ambiente.

Por su parte, Rodolfo Walss Aurioles, diputado local, consideró que el relleno sanitario está construido de tal manera que tiene la posibilidad de captar el biogás y de explotarlo.

“Ese biogás debería ser propiedad del Municipio porque el Municipio debería ser el dueño del terreno”, expuso el diputado de Morena.

En diciembre de 2018, PASA propuso al Municipio un servicio de autoabastecimiento de electricidad mediante una planta de biogás. El Ayuntamiento, a través de Hernán Sirgo Ortiz, en ese entonces tesorero municipal, rechazó la oferta porque el ahorro que representaba para el municipio era muy bajo.

En marzo de 2019, PASA anunció la construcción de plantas de generación de electricidad a través de biogás en León (Guanajuato), Tijuana (Baja California) y Torreón. En los dos primeros casos, la empresa convino vender la energía a los municipios donde se ubican las instalaciones; en el de Torreón, PASA planeaba enviar la electricidad al centro del país, probablemente a Puebla, de acuerdo con una nota periodística publicada por El Financiero en 2019.

A través de la solicitud de información con folio 051260800017423 Plaza Pública pidió al Ayuntamiento datos relacionados tanto con el proyecto de la planta recicladora como de la planta de biogás: ¿en qué estatus van? ¿Se han hecho análisis de viabilidad? ¿Se ha invertido en algún proyecto piloto?, fueron algunas de las preguntas. 

“El proyecto de biogás y generación de energía está detenido por una autorización de la CRE, por lo tanto está en pausa este proyecto hasta obtener la autorización, se tiene previsto un triturador y reciclaje de neumáticos, aún no se realiza el estudio de viabilidad”, dice la respuesta del Municipio.

Con respecto al proyecto de la planta de reciclaje que le aportaría el 8 por ciento de sus utilidades al Ayuntamiento, quedó asentado en el apartado A de la cláusula vigésima del convención de prórroga que PASA no está obligada a operarla si no es rentable, “lo anterior previo a un estudio técnico, operativo, financiero y objetivo que realicen las partes”, puntualiza el contrato. 

Además, el 8 por ciento no era por utilidades, como dijo Mery Ayup. En el convenio de prórroga se estableció que del volumen total de residuos urbanos ingresados a la planta segregadora, ese porcentaje sería restado a las facturas por concepto de disposición final de la concesionaria.

De acuerdo con Susana Estens de la Garza, directora de Medio Ambiente de Torreón, el único intento por probar la viabilidad de la planta de reciclaje data de 2015, cuando PASA montó una planta segregadora de residuos sólidos con capacidad para procesar 800 toneladas diarias de basura a fin de recuperar los materiales reciclables enviados al relleno sanitario.

Aquella instalación, declaró la funcionaria, no arrojó los rendimientos esperados, según los reportes presentados por PASA.

“Ellos pretendían que se recuperara mínimo el 8 por ciento del valor total que fuera (de la inversión) en reciclables, pero no resultó la inversión. Tenían inversionistas extranjeros que decidieron retirarse, desmontaron la planta segregadora y ya no la volvieron a hacer”, expuso Estens de la Garza.

La funcionaria añadió que si bien el Municipio no tiene datos precisos sobre la rentabilidad de una planta de ese tipo, se sabe que los reciclables tienen un buen precio. “Por eso, y por razones de índole socioeconómica, vemos a tanta gente que se dedica a la pepena”, dijo.

La ciudad genera, en promedio, alrededor de 575 toneladas de basura diariamente, de acuerdo con los datos contenidos en la respuesta a la solicitud 0051260800035922.

Educación ambiental inexistente

La única compensación de tipo económico que PASA ha proporcionado con base en el contrato original de hace 29 años es la de entregar el 0.5 por ciento de los ingresos brutos cobrados al municipio que, de acuerdo con el contrato debe emplearse para elevar la cultura de limpieza y de protección al medio ambiente. 

Ese recurso también muestra cómo han aumentado las erogaciones en la concesión de limpieza. En 2011, ese 0.5 por ciento ascendió a 552 mil 615 pesos; en 2020, significó una aportación de un millón 302 mil 174 pesos.

Te puede interesar | sin servicios públicos, entre olores fétidos y basura; así se vive en el sur de torreón

Una de las primeras decisiones que tomó Susana Estens al frente de la Dirección de Medio Ambiente fue solicitar a la Tesorería Municipal que el dinero de PASA destinado a educación ambiental sea asignado directamente a programas de corte ecológico. Según la funcionaria, ha pasado que Tesorería hace “magia”:

“Si no lo solicitas directamente, ellos te pueden decir que lo están canalizando a través del presupuesto de la dependencia para su área de programas, lo cual no es una mentira; lo que yo estoy pidiendo es que ese recurso sea asignado aparte del presupuesto de la dirección, según lo que vayamos presentando. Si se mete en la licuadora, luego hay la tentación de utilizarlo en otros programas. Es responsabilidad de la Dirección de Medio Ambiente exigir ese recurso”, explicó.

Este año, compartió, parte del recurso de PASA ha sido empleado en la edición de un libro para colorear, con información sobre la flora y la fauna de la región, que será repartido a escolares del municipio. Sin embargo, la funcionaria reconoció que el aporte de la empresa no se aprovecha en todo su potencial.

PASA entrega 0.5 por ciento de los ingresos brutos cobrados al municipio que, de acuerdo con el contrato debe emplearse para elevar la cultura de limpieza y de protección al medio ambiente, sin embargo, el Ayuntamiento de Torreón no cuenta con programas estratégicos en este renglón. Crédito: Jessica Ayala Barbosa.

Plaza Pública pidió a través de la solicitud de información 051260800017423 al Municipio un reporte sobre campañas de concientización ambiental con montos de inversión desde la prórroga de la concesión a la fecha, pero la autoridad se limitó a enviar un listado de ocho iniciativas de limpieza correspondientes únicamente a la presente administración y sólo de una específica la inversión de 6 mil 500 pesos. 

El convenio de prórroga estará vigente hasta 2025 y de acuerdo con la cláusula cuarta, si PASA desea una nueva prórroga, deberá presentar su solicitud por escrito con una anticipación no menor de dos años al término de la vigencia, es decir, tuvo que haberla presentado en marzo de 2023, pero hasta el momento el Ayuntamiento no ha dado a conocer nada al respecto. 

Filtros removedores de arsénico: el costoso y simulado compromiso para La Laguna

Alianzas | Luis Alberto López y Jessica Ayala | Border Hub | Plaza Pública

El gobierno de Enrique Peña Nieto invirtió más de 150 millones de pesos en la instalación de filtros anti arsénico en la Comarca Lagunera de Coahuila, sin embargo, la mayor parte de esa infraestructura nunca operó y sólo sirvió para la foto que le ayudó a promocionar el programa como uno de sus compromisos cumplidos. Hoy día los equipos se deterioran sin que se finquen responsabilidades ante el despilfarro o la fallida implementación de la medida, mientras que la ciudadanía sigue bebiendo agua con arsénico.

Durante su campaña para buscar la Presidencia de México, Enrique Peña Nieto firmó 266 compromisos a lo largo de las 32 entidades federativas en diversos rubros. 

La Comarca Lagunera -una región conformada por los estados de Coahuila y Durango- no fue la excepción. Entre los proyectos emblemas que prometió estaba atender el problema del hidroarsenicismo mediante la aplicación de tecnología que permitiera potabilizar el agua a pie de pozo.

En el caso concreto de Coahuila, el cumplimiento fue falso, pues no se instalaron 29 plantas removedoras del metaloide previstas como parte del Compromiso de Gobierno CG-114, aunque la página oficial del expresidente lo marcó de manera contraria con la construcción de 18 filtros.

Cabe destacar que el 28 de marzo de 2017, el entonces Director de CONAGUA, Roberto Ramírez de la Parra, afirmó que el proyecto representaría una inversión de 317 millones de pesos para Coahuila y 285 para Durango.

Aunque la sumatoria de obras obtenida vía la respuesta a la solicitud 330009422001491 establece que fueron gastados 154 millones 304 29 pesos en el primer estado. 

Sin embargo, a cuatro años de terminado ese gobierno las deficiencias en la planeación de esta infraestructura y la simulación en torno a su funcionamiento están a la vista. 

En un recorrido realizado por el equipo de Plaza Pública por los municipios de Matamoros y Francisco I. Madero, donde fue anunciada la colocación de una parte de estos mecanismos, se comprobó que las obras están abandonadas desde hace años y nunca fueron conectadas a la red, según declaraciones de las propias autoridades de los organismos operadores de agua. 

Los filtros instalados en los pozos de San Pedro de las Colonias, Coahuila nunca fueron conectados. Hoy lucen deteriorados y pueden observarse regados los materiales que servirían para la remoción del arsénico. Crédito: Luis Alberto López

Los filtros instalados en los pozos de San Pedro de las Colonias, Coahuila nunca fueron conectados. Hoy lucen deteriorados y pueden observarse regados los materiales que servirían para la remoción del arsénico. Crédito: Luis Alberto López

El gerente general del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (SIMAS) Matamoros, Servando Zárate Muñoz, dijo que no tienen ningún documento que compruebe que le fue entregada esta infraestructura al sistema. 

“No forman parte del sistema estos filtros y seguramente fue porque no los entregaron en su momento. Esto es lo que hay y lo que tengo, lo resguardo como un área del sistema”, comentó Zárate Muñoz.

Detalló que en total cinco pozos municipales tienen infraestructura inconclusa de los filtros y lamentó que una inversión millonaria no fuera concluida ante la grave problemática que presenta el agua contaminada con arsénico en Matamoros y toda La Laguna. 

“Son obras millonarias, costosas y el sistema no tiene la capacidad en el municipio para una obra de esta naturaleza, el gasto ya está. Vamos a solicitar información a la Conagua y si hay algún expediente en razón de la entrega”, dijo el gerente de SIMAS del municipio de Matamoros.

Por su lado, Jorge Lorenzo Dorantes Dávila, gerente del SIMAS San Pedro, refirió que cuando llegó a la dirección del organismo operador buscaron información de los filtros y nada encontraron.

“Cuando nosotros arribamos a la gerencia nos dimos a la tarea de buscar alguna papelería para ver si esos sistemas fueron entregados y no encontramos ningún documento que lo avale. No existe en SIMAS ningún documento que avale eso”, indicó el funcionario.

Explicó que los empleados del sistema le dijeron que los pozos nunca fueron conectados y que nada más se tomaron fotos para presumir su conclusión por parte del gobierno peñista.

Además mencionó que en algunos casos los filtros están colapsados junto con pozos que presentaron fallas porque se agotaron las fuentes de abastecimiento.

“Nosotros tenemos un pozo que está totalmente colapsado y los dueños del terreno han estado reclamando su terreno. Lo que vamos a hacer es ponernos de acuerdo con la Conagua para retirar lo que queda de esos filtros y resguardarlos en otro lugar”, recalcó Dorantes Dávila.

El gerente de SIMAS San Pedro lamentó que estas obras nunca funcionaron, pues hubieran servido para garantizar agua de mejor calidad para la población.

“Nosotros no contamos con recursos para implementar este tipo de filtros y sabemos que seguramente fue una cantidad millonaria la que se invirtió ahí. Es lamentable que no hayan funcionado porque eso le hubiera permitido al pueblo de San Pedro tener agua de mayor calidad”, comentó.

En uno de los pozos de Matamoros, Coahuila sólo se encuentran los tanques, ni siquiera se observa la instalación de las tuberías de interconexión. Crédito: Luis Alberto López

En uno de los pozos de Matamoros, Coahuila sólo se encuentran los tanques, ni siquiera se observa la instalación de las tuberías de interconexión. Crédito: Luis Alberto López

Con relación al funcionamiento de estos filtros, el alcalde de Francisco I. Madero, Jonathan Ávalos Rodríguez respondió que los colocados en seis pozos municipales no funcionaron y reflejan la corrupción de gobiernos anteriores. 

“Son filtros millonarios y ustedes lo saben, jamás funcionaron. Ahí están echándose a perder”, aseveró el presidente municipal.

En otros municipios como Torreón sí operaron los mecanismos, aunque los gobiernos municipales dejaron caer la infraestructura luego de que la Conagua se las entregó. 

El primer regidor e integrante del Consejo Directivo del SIMAS Torreón, Luis Jorge Cuerda expuso que todos los filtros antiarsénico que tiene el sistema ya funcionan tras las reparaciones de que fueron objeto al inicio de la administración. 

“Los filtros en los pozos están funcionando y lo que se está buscando es que los pozos cumplan precisamente con la norma que entró en vigor en mayo. Se están analizando inversiones a realizar, que pueden ser desde comprar más filtros para ponerlos en sitio o buscar filtros en domicilios o potabilizadoras”.

Refirió que ante las averías encontradas en la infraestructura de filtración presentaron denuncias contra quien resulte responsable de la pasada administración municipal (2019-2021).

“Sí se presentó y dentro de la entrega-recepción se hizo la precisión pertinente. Es algo que ahora obra en la Fiscalía”, añadió.

Un proyecto mal ejecutado

Para Miguel Ángel Hernández Muñiz, abogado y director general del Centro de Investigación en Agua y Derechos Humanos, la instalación de filtros antiarsénico fue una propuesta de buena fe del Estado Mexicano que nunca se materializó a pesar de la millonaria inversión, y al final del día son los ciudadanos los más afectados, mientras que para los responsables de que no estén operando no hay ninguna consecuencia. 

Señaló que lo primero que tendría que buscar la autoridad es que se cumpla lo convenido en el programa, del que se desprenden contratos, y después, ante la falta de cumplimiento, fincar responsabilidades para servidores públicos o empresas. 

“Las empresas a las que les fueron asignados estos contratos tenían la obligación de entregarlos, si no lo hicieron, claro que hay responsabilidad administrativa, civil, incluso penal, por el tema del que se trata, pero estas empresas de entrada tienen una fianza para el cumplimiento de esta obligación”, dijo el activista.

La maleza crece ante el evidente abandono de la infraestructura antiarsénico en un pozo de Matamoros, Coahuila. Crédito: Luis Alberto López

La maleza crece ante el evidente abandono de la infraestructura antiarsénico en un pozo de Matamoros, Coahuila. Crédito: Luis Alberto López

Consideró que la Conagua ha sido irresponsable al no hacer valer todos los mecanismos jurídicos y administrativos que tenía a su disposición para la instalación de todos los filtros comprendidos en el programa, así como al no haber desarrollado un programa de seguimiento en los que sí se concretaron y no haber garantizado los recursos necesarios para operarlos. 

“Me queda claro que la operación de los mismos era muy alta y que representaba un costo que fue más fácil para muchos sistemas a los que sí se los entregaron dejar de operarlos”, argumentó. 

No obstante lo anterior, debe fincarse responsabilidad, “tanto administrativa como civil, porque aquí de lo que se trata es del manejo de recursos”, subrayó. 

No hay consecuencias para el incumplimiento

A través de la solicitud de información 330009422001491, la Conagua descartó que haya una denuncia o procedimiento administrativo interpuesto contra los municipios laguneros y el Gobierno de Coahuila ante la no conclusión de 10 filtros (tres en Torreón, tres en San Pedro, tres en Matamoros y uno en Viesca). 

Detalló también que “se da seguimiento continuo para gestionar y registrar avances del  reintegro del presupuesto”.

“A la fecha, el Gobierno del Estado de Coahuila ha reintegrado a la  Tesorería de la Federación, por concepto de saldos no devengados de los presupuestos de  ejercicios anteriores, un importe por $48’418,636.52 (cuarenta y ocho millones cuatrocientos  dieciocho mil seiscientos treinta y seis pesos 52/100 M.N.), quedando en proceso de reintegro  por ese concepto, un importe por $25’020,475.80 (veinticinco millones veinte mil cuatrocientos  setenta y cinco pesos 80/100 M.N.)”, añadió la dependencia federal. 

Al respecto, Hernández Muñiz señaló que la Conagua debió primero requerir al contratista para que cumpla con el objeto del contrato: la instalación y puesta en marcha de los filtros. 

Los materiales para la remoción del arsénico se han mezclado con la basura y han quedado inservibles sin haberse utilizado ni una sola vez. Crédito: Luis Alberto López

Los materiales para la remoción del arsénico se han mezclado con la basura y han quedado inservibles sin haberse utilizado ni una sola vez. Crédito: Luis Alberto López

“Aquí lo lamentable es que aún cuando cambió la administración federal, sigue siendo lo mismo. Al Estado Mexicano estos asuntos o no le interesan, los tapa o les va dando vueltas. Han pasado casi cuatro años y nos queda claro que no ha pasado nada”, dijo Hernández Muñiz. 

Puntualizó que ante la falta de cumplimiento el gobierno tiene acciones a su disposición, pero si deja pasar mucho tiempo y no las ejerce, puede fenecer la posibilidad tanto de buscar la recuperación del recurso o la aplicación del contrato.

“Fueron casi 300 millones de pesos los que se invirtieron en estos filtros y no los vemos funcionando o en términos materiales no hay un beneficio para la población, seguimos consumiendo agua con arsénico”. 

Plaza Pública cuestionó en una rueda de prensa posterior a una reunión con empresarios a Eduardo Aarón Fuentes Silva, director del Organismo de Cuencas Centrales del Norte de la Conagua, sobre el estatus de esta infraestructura y evadió responder con el argumento de que la conferencia no era para eso. 

También se solicitó vía transparencia a la Auditoría Superior de la Federación información sobre la revisión realizada a los recursos ejercidos para el compromiso presidencial peñista, aunque respondió que “no se identificó auditoría alguna relacionada con el tema”.

La medición opaca y el doble discurso

Plaza Pública solicitó vía transparencia a los cinco organismos operadores de agua de La Laguna de Coahuila sus mediciones en torno a la presencia de arsénico en el líquido que se extrae de sus fuentes de abastecimiento, aunque el resultado fue opaco y poco claro en algunos casos. 

El SIMAS San Pedro presentó estudios de hace cuatro años en algunos pozos y donde refieren los niveles son inferiores a la NOM-127-SSA1-1994, pero esto contrasta con la información del Análisis Costo Eficiencia del Proyecto "Agua Saludable para La Laguna", elaborado por la Conagua, que marca que sus seis pozos rebasan los límites vigentes de 0.25 mg/l con corte a 2020.

El SIMAS Rural (que abarca parte de los municipios de Torreón, Matamoros y Viesca) contestó con las instrucciones para buscar estos documentos dentro de su apartado obligatorio en el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI). Los datos disponibles a marzo de 2022 marcan que 12 de sus 19 pozos rebasan la norma oficial vigente.  

A través de solicitudes de transparencia y los propios registros de la Conagua fue posible contrastar los niveles de arsénico en los sistemas operadores. Crédito: Collage especial.

A través de solicitudes de transparencia y los propios registros de la Conagua fue posible contrastar los niveles de arsénico en los sistemas operadores. Crédito: Collage especial.

Por su lado, el SIMAS Madero no respondió y en la información pública de oficio carece de detalles en torno a las mediciones de arsénico. El documento de “Agua Saludable para La Laguna” refiere también que en todas sus norias se excede el nivel permitido del metaloide. 

El sistema operador de Matamoros contestó de manera parcial, pues argumentó tener el registro de sólo tres de sus siete fuentes de abastecimiento y en todas las norias de las que tiene información se excede la NOM-127-SSA1-1994.

Cabe destacar que estos datos contrastan con las declaraciones de los gerentes de los sistemas de San Pedro y Matamoros, quienes reconocieron la problemática del arsénico y refirieron que hay un monitoreo constante del agua de los pozos. 

Sin embargo, el único sistema de aguas que está al día en cuanto a sus mediciones y las hace públicas es el de Torreón, que las tiene transparentadas en la información pública en el ICAI. 

Te puede interesar | Rechaza Congreso de Coahuila investigar subejercicios en salud mental revelados por Border Hub

Aunque este municipio se enfrenta a una carrera contra el tiempo ante las modificaciones que la NOM-127-SSA1-1994 tuvo en mayo pasado y que dan un año para que municipios con más de 500 mil habitantes bajen las concentraciones de arsénico de 0.025 miligramos por litro a 0.01 miligramos por litro.

Cuestionado en torno a las acciones que tendrán que tomar, el consejero del SIMAS Torreón, Luis Jorge Cuerda respondió que analizan opciones.

La instalación de los filtros antiarsénico fue presumida como uno de los compromisos cumplidos del gobierno de Enrique Peña Nieto. Crédito: Luis Alberto López

La instalación de los filtros antiarsénico fue presumida como uno de los compromisos cumplidos del gobierno de Enrique Peña Nieto. Crédito: Luis Alberto López

“Se están analizando diversas acciones en ese sentido. Una es poner potabilizadoras en las casas y poder dar el líquido a un costo accesible. Sin embargo, dentro de los sondeos que se realizaron por el mismo sistema un 98 por ciento de los usuarios no utilizan o beben directamente del grifo, todo el mundo ya tiene la costumbre de comprar agua en garrafones o bolsas”.

Dudas sobre el compromiso con la salud

Aunque hay quienes dudan que se puedan cumplir estos objetivos. El activista Miguel Ángel Hernández Muñiz calculó que más del 80 por ciento de los pozos de Torreón no van a cumplir con la norma y los datos públicos del SIMAS le dan la razón.

Dijo que la diferencia de plazos para cumplir con la norma revela que para el Estado Mexicano hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. 

“Eso me parece muy delicado y vergonzoso. Si nosotros generamos políticas públicas, éstas son generales y permiten que todas las instituciones participen para la atención de un problema”.

San Pedro de las Colonias, Coahuila. Los empleados del Simas refieren que las tuberías de los filtros nunca fueron interconectadas. Crédito: Luis Alberto López

San Pedro de las Colonias, Coahuila. Los empleados del Simas refieren que las tuberías de los filtros nunca fueron interconectadas. Crédito: Luis Alberto López

Señaló que se sigue jugando con la salud de la gente que ve mermada su calidad de vida por las enfermedades crónico degenerativas derivadas de la presencia de arsénico en el agua. 

Refirió que han buscado que se reconozca la enfermedad que ha denominado Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico a fin de que se atienda como un asunto de salud pública. 

De acuerdo con los científicos que trabajan de la mano del Centro de Investigación en Agua y Derechos Humanos, hay entre 250 mil y 450 mil habitantes de la Comarca Lagunera afectados por la presencia de arsénico en el agua. 

“Esos son datos, pero hay personas con nombre y apellido, de carne y hueso a las que nosotros conocemos, que su familia está destrozada porque la amputaron, le acaban de detectar cáncer en el estómago, tiene enfermedades renales, diabetes”, dijo Hernández Muñiz. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el arsénico es una de las 10 sustancias que considera más preocupantes para la Salud Pública. 

El organismo advierte que su exposición a corto plazo ocasiona intoxicación aguda que incluye vómitos, dolor abdominal y diarrea. Luego pueden aparecer otros efectos como entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies o calambres musculares y, en casos extremos, la muerte. 

A largo plazo las consecuencias son cáncer de vejiga y de pulmón. También puede ocasionar problemas relacionados con enfermedades pulmonares, cardiovasculares y diabetes. 

El propio documento Análisis Costo Eficiencia del Proyecto "Agua Saludable para La Laguna" contiene el extracto de análisis científicos que coinciden con lo anterior, aunque organizaciones civiles señalan que no existe un padrón oficial sobre enfermos por este malestar.

 El Análisis Costo Eficiencia del Proyecto "Agua Saludable para La Laguna" contiene el extracto de análisis científicos sobre los daños a la salud que genera el arsénico. Crédito: Captura de informe.

El Análisis Costo Eficiencia del Proyecto "Agua Saludable para La Laguna" contiene el extracto de análisis científicos sobre los daños a la salud que genera el arsénico. Crédito: Captura de informe.

Los vemos como temas aislados, pero no vemos lo que generó esa enfermedad crónico degenerativa, por eso insistimos en que se tienen que generar políticas públicas y una reeducación en el sector salud para ver con ojos distintos las enfermedades que hoy en la Comarca Lagunera se están presentando”, explicó. 

Para el activista la clave para resolver el problema del hidroarsenicismo es la voluntad política y financiera, sin embargo, la inversión para el tema es nula, pareciera que no existe. 

Es por ello que el CIADH  busca, a través de un litigio federal, que el Poder Judicial de la Federación obligue al Estado Mexicano para que genere políticas públicas que atiendan el problema. 

Sin embargo, se han topado con una gran contradicción: a pesar de presumir las acciones y programas que emprenden para abatir el hidroarsenicismo, en los diferentes juicios que ha emprendido la asociación lo primero que hacen los representantes jurídicos del presidente de la República, del gobernador y de las diferentes instituciones es negar la existencia del acto reclamado. 

ave porque frente a una autoridad federal niegas que existe ese problema, pero afuera en el discurso hasta publicidad haces. Hay una gran demagogia discursiva y hay pobre voluntad política para atender un problema de salud pública que se llama Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico”, resumió el director del CIADH. 

El Simas de San Pedro de las Colonias, Coahuila ha desmontado parte de la infraestructura del Pozo Leal (Nuevo Malvinas) para llevar a cabo otros trabajos en el área, pero no existen medidas de resguardo o protección del material. Crédito: Luis Alberto López

El Simas de San Pedro de las Colonias, Coahuila ha desmontado parte de la infraestructura del Pozo Leal (Nuevo Malvinas) para llevar a cabo otros trabajos en el área, pero no existen medidas de resguardo o protección del material. Crédito: Luis Alberto López

La problemática del arsénico en el agua en regiones como La Laguna es un tema recurrente en los discursos del presidente Andrés Manuel López Obrador al hablar de la necesidad de regular la sobreexplotación de los mantos acuíferos y rechazar la implementación de mecanismos removedores del metaloide.

"No vamos a tener plantas para quitar arsénico al agua como sucede en La Laguna. Eso no se puede", expresó el 8 de agosto de 2022 durante “la mañanera” en que fue cuestionado en torno a las acciones de regulación de la industria. 

Contrario a las declaraciones, la OMS sí incluye entre sus recomendaciones para la prevención y control del consumo del metaloide la instalación de sistemas de eliminación del elemento químico. 

Su administración tampoco ha dado seguimiento a las repercusiones generadas por la ingesta de arsénico, es decir, las enfermedades desarrolladas por los pobladores de la Comarca Lagunera.

Además de que el proyecto Agua Saludable para La Laguna, que presumió en su Cuarto Informe de Gobierno y como una alternativa para que los habitantes de esta región ya no consumieran el líquido contaminado, presenta avances mínimos de apenas un 10 por ciento, según consignó Milenio el 21 de octubre pasado. 

Sin embargo, el discurso se queda ahí y las sanciones o investigaciones en contra de infraestructura millonaria incompleta o mal ejecutada sigue pendiente. 

*Este reportaje es parte del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers.