Un seguro muy inseguro (SEGUNDA PARTE)

Por Gustavo García

Variaciones en Re Mayor sobre el tema. Como antecedente, remito a los interesados al artículo relativo a la primera parte de este.

Imagine el lector que durante 30 o 40 años deposita, mes a mes, un porcentaje de su sueldo (y el porcentaje que le aporta su patrón) en una compañía aseguradora que le ofrece la opción de invertir su dinero en una modalidad de Ahorro para el Retiro y Seguro de Vida, con la promesa de que, al momento de su retiro, recibirá la cantidad ahorrada, más los intereses generados.

Con esa expectativa llega el momento de su retiro; con gran entusiasmo acude a la aseguradora para que le entreguen su dinero, el que piensa invertir en realizar un viaje a Chiapas, con su amada esposa, planeado durante muchos años, o regalarle a su nieto una beca para estudios o pagar parte de la cirugía que no le han realizado en la institución pública que debería hacerlo, pero que no lo ha hecho debido a que se encuentra en bancarrota.  Entonces se topa con la SORPRESA: cuando acude a la oficina correspondiente, un funcionario le dice que su dinero no podrá entregársele, sino hasta después de 6 o 7 años, debido a que la Aseguradora tiene una Fundación mediante la que realiza actividades sociales y recreativas para sus empleados.

ASEGURADO: ¿Y eso a mí qué?

FUNCIONARIO: Pues que su dinero se utiliza para pagar los sueldos de los trabajadores que atienden los centros que brindan esos servicios. También ayudan sus ahorros al mantenimiento, remodelación y pago de luz, agua, gas, teléfono e Internet de todos esos espacios.

ASEGURADO: Pero eso no es lo convenido con la Aseguradora. Mi dinero no tiene por qué utilizarse para eso. En el contrato nunca se estipuló tal cosa. A mi me entregan mi dinero, pero ya.

FUNCIONARIO:  Pero no sea usted inconsciente ni falto de solidaridad, cómo se pone a exigir que se le entregue su dinero si primero tenemos que cumplir con el pago a los empleados y el mantenimiento de los espacios de la Fundación. ¿Quiere usted que los trabajadores y sus familias se queden sin comer o que los espacios recreativos se deterioren o de plano se derrumben?

ASEGURADO: Bueno, pues renten esos espacios y con lo recaudado paguen mantenimiento y sueldos.

FUNCIONARIO: ¡Lo oigo y no lo puedo creer! ¡Cuánta insensibilidad! No ve usted que la situación actual es crítica y que no es nada fácil rentar esos espacios. Además, las pocas rentas que hay no alcanzan para cubrir los gastos, no sólo de mantenimiento y salarios de trabajadores, sino de los sueldos de los funcionarios de la Aseguradora. Además pagamos sueldos y compensaciones de altos directivos de nivel central de la aseguradora.

ASEGURADO: ¿Pero por qué usan mi dinero para eso? En el contrato firmado con ustedes no hay cláusulas que establezcan nada al respecto.

FUNCIONARIO: Pues así son las cosas, señor. Le gusten o no, esa es la realidad.

ASEGURADO: ¿Entonces, cuándo me entregarán mi dinero, hay una fecha establecida?

FUNCIONARIO: No sabemos. Lo que sí le aseguro, y de eso no tenga la menor duda, pues somos una Aseguradora seria, es que tenemos la mejor voluntad para pagarle su dinero, pero como le digo, cuando se pueda y de acuerdo a las posibilidades económicas de la Aseguradora.

ASEGURADO: Pues no lo entiendo, por más que trato de hacerlo. ¿Y al menos me van a entregar mis ahorros con las actualizaciones correspondientes, como marca el contrato?

FUNCIONARIO: ¡No, cómo cree! Si consideramos actualizaciones, aún cuando legalmente estén establecidos los parámetros para ello, todavía serían menos los asegurados a los que podríamos pagar.

ASEGURADO: ¡Caray! Entonces, ¿qué me recomienda usted?

FUNCIONARIO: Tenga paciencia. Confórmese, no rechace ni luche contra la realidad, acéptela, no sufra, libérese de cualquier ánimo de rebeldía. Ah, sobre todo, no haga caso de incitaciones sin sentido de otros asegurados. Crea en nosotros, tenemos la mejor voluntad de ayudarlo. No sabemos cuándo, pero créame, algún día, cuando menos lo espere, usted recibirá su ahorros. O lo harán sus beneficiarios, si usted muere. Y que mayor satisfacción para usted, ver desde el cielo que su nieto podrá seguir estudiando, o su esposa podrá hacer el viaje a Chiapas, ese que juntos soñaron, ahora acompañada de... de... su compadre... y de su comadre, claro.

La anterior parece una historia insólita.

Pues en esencia ese problema (la falta de pago oportuno y completo de las pólizas de Seguro, Retiro y Defunción) se presenta en el Seguro de los Trabajadores de la Educación, en Coahuila, con los matices correspondientes, desde luego.

Te puede interesar | Un seguro muy inseguro

En efecto, el Seguro del Maestro se ha visto, desde hace años, en la lamentable paradoja de ATROPELLAR DERECHOS DE LOS PRINCIPALES APORTANTES para proteger derechos de otras personas, cuya atención debería corresponder a otras autoridades.

Con el pretexto de que tenía una gran reserva económica, desde el 2001 le endosaron al Seguro una obligación que no le corresponde y que le ha significado enormes gastos en nómina de personal, conservación y mantenimiento de espacios que deberían estar a cargo de otra instancia:  por ejemplo del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, que en una decisión verdaderamente solidaria con la Sección 38 podría asumir los gastos de los salones y centros recreativos, aplicando en ello los millones de pesos que recibe por concepto de cuotas: el 1% del sueldo mensual de los casi 20 mil agremiados a la Sección 38. Eso sería una verdadera solidaridad, no la que echaba en cara Alfonso Cepeda a los jubilados, en sus declaraciones públicas hace un par de años.

Continuará...

¿A poco no...? Incierto porvenir para futuros pensionados

¿A poco no preocupa que los trabajadores que se retiren con el ahorro de su Afore están en riesgo de recibir una pensión que representa apenas entre el 5 y el 10% de su último salario? Según la Asociación Mexicana de Actuarios Consultores, esto aplicaría para todos los que comenzaron a cotizar a partir de julio de 1997 y que no tienen opción de retirarse bajo el antiguo sistema de ahorro vigente antes de ese año. Una estimación muy por debajo de la que hace la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que proyecta una pensión de entre 23 y 30% del último salario para la generación de aforados.

La crisis se agrava por el alto nivel de informalidad en el país y por los bajos salarios para empleados formales, así como por las tendencias de las nuevas generaciones a laborar por cuenta propia o cotizar de forma intermitente para viajar. Otro dato preocupante: el 10% de los trabajadores en el mundo percibe casi la mitad -48.9%- de la remuneración mundial, mientras que los empleados de salarios más bajos reciben sólo el 6.4%, lo que muestra que la desigualdad salarial es un problema en todo el planeta.

Lectura recomendada: ¿A poco no…? Las contradicciones de la 4T.

En el reporte ‘Conjunto de datos relativo a la proporción del ingreso laboral y su distribución’, la Organización Internacional del Trabajo indicó que el 10% de los empleados más pobres tendría que trabajar tres siglos para ganar lo mismo que percibe el 10% más rico en un año. Además, el 20% de los trabajadores con ingresos más bajos, unos 650 millones de personas, perciben menos del 1% del ingreso laboral mundial.

Ante este desolador panorama, urgen reformas legislativas trascendentales en materia laboral y de los sistemas de ahorro para el retiro que permitan cambiar el oscuro y amargo panorama del inminente retiro de la clase trabajadora por el alentador y promisorio horizonte de un mañana libre de preocupaciones,mediante la sinergia de los sectores empresarial, laboral y gubernamental que permita conjurar el incierto porvenir que se avizora para futuros pensionados. ¿A poco no…?

¡Es un hecho! Eliminan pensión a ex Presidentes

El día de hoy se publicará en el Diario Oficial de la Federación dos modificaciones a la ley que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, prometió que iba a ejecutar en caso de que ganara las elecciones: eliminar la pensión vitalicia a los ex mandatarios y evitar que ningún funcionario público gane más que el Presidente de la República.

Es la primera vez, además, que el Presidente en funciones, Enrique Peña Nieto, omite la publicación de una ley o decreto en el Diario Oficial de la Federación, ya que la orden vino directamente del Congreso.

Primero, se creó la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, en donde se especifica que ninguno de ellos podrá ganar más que el Presidente, en este caso, Andrés Manuel López Obrador fijó su sueldo en 108 mil pesos mensuales.

Esta misma ley, contiene algunas excepciones para puestos que requieran un nivel académico y de conocimientos técnicos muy específicos, pero, aún así, la remuneración más alta en toda la función pública no podrá rebasar los 162 mil pesos mensuales.

Por otra parte, se modificaron los artículos 75 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para eliminar la pensión vitalicia a los ex Presidentes.

Ambas modificaciones, entrarán en vigor justo cuando esté aprobado el presupuesto de egresos de 2019.

 

AMLO fija pensión para adultos mayores

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer desde su casa de transición la cantidad de dinero que se invertirá para solventar la pensión de los adultos mayores.

En la rueda de prensa, el político tabasqueño anunció que los adultos mayores percibirán una pensión mensual de mil 200 pesos, cantidad que duplicaría lo que actualmente reciben. Además, añadió que serán beneficiados todas las personas mayores a 68 años de los 32 estados de la república mexicana.

Durante su mandato como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, López Obrador también instauró las pensiones para este sector de la población, pero en ese momento la cantidad fijada fue de 600 pesos mensuales para quienes tuvieran más de 70 años.

Además, también aclaró que las personas jubiladas del IMSS y del ISSSTE también recibirán el incentivo económico, que, en total, representará una inversión cercana a loas 120 mil millones de pesos.

Desde 2008 se modificó la edad para convertirse en beneficiario del programa, ya que anteriormente los ciudadanos debían tener 70 años cumplidos. Hoy, la edad requerida para tener derecho a pensión es de 68 años.

Por último, López Obrador anunció que el gobierno entrante otorgará  la misma cantidad de dinero para más de un millón de personas discapacitadas.

https://www.facebook.com/lopezobrador.org.mx/videos/269475820532475/?t=0

Estado Mexicano paga servidumbre a Carlos Salinas de Gortari

A pesar de que el ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, renunció a la pensión vitalicia de 204 mil pesos, sí mantuvo en la nómina a once trabajadores que no son estrategas o asesores que lo ayuden con su imagen pública.

La oficina de Salinas cuenta con personas que ganan desde 19 mil hasta 87 mil pesos mensuales. La mayoría de ellas no tienen carrera profesional e incluso algunos sólo obtuvieron su certificado de secundaria.

Extracto del reportaje firmado por Linaloe R. Flores de Simembargo.mx

Miriam Josefina Tato Palma

 Es directora general adjunta de la oficina del ex presidente. Su función principal es el manejo de los recursos humanos, tiene estudios de licenciatura y gana 87 mil 312 pesos mensuales.

Lorenzo Mejía Carpintero

También es director general adjunto, él terminó la escuela en el bachillerato. Su única función es la supervisión en el área de alimentos. Gana 41 mil 208 pesos.

Juan Flores Neria

Es Subdirector de área. Se dedica a las áreas técnicas, pero en su declaración patrimonial no las especifica. Cuenta con el Bachillerato. Gana 41 mil 208 pesos con 44 centavos.

Juan Joel Gómez Rosas

Es Subdirector de área. Sus labores están en la opacidad. Tiene la Licenciatura cursada. Gana 27 mil 87 pesos con 50 centavos.

Eduardo Núñez Torres

Es Subdirector de área. Administra los bienes materiales. Tiene la Secundaria. Su percepción es de 27 mil 82 pesos con 50 centavos.

Víctor Ramón Cedillo Cabrera

Es Subdirector de área. Administra bienes materiales. Concluyó el Bachillerato. Gana 27 mil 82 pesos con 50 centavos.

Armando Rojas Yáñez

Es Subdirector de área. Su labor es de supervisión y pagador habilitado. Es Técnico en Contaduría privada. Gana 27 mil 82 pesos con 50 centavos.

María de Lourdes Lasso de la Vega Sánchez

Es Jefa de Departamento. En su declaración patrimonial indica que se dedica a las áreas técnicas, pero no especifica a qué. Tiene la Licenciatura. Gana 19 mil 287 pesos con 93 centavos.

Francisco Salome Ibarra Gutiérrez

Es Jefa de Departamento. Se encarga del mantenimiento en la conservación de propiedades privadas. Tiene Cursos en Comercio en academia. Su salario es de 19 mil 287 pesos con 93 centavos.

José Pascual Ramírez Pomposo

Es Jefe de Departamento. Se dedica a las áreas técnicas, pero no especifica a cuáles en su declaración patrimonial. Tiene la Secundaria. Gana 19 mil 287 pesos con 93 centavos.

Julián Ramírez Rodríguez

Es Jefe de Departamento. Su labor es de supervisión. Tiene la Secundaria. Gana en la oficina de Salinas. 19 mil 287 pesos con 93 centavos.

Reportaje completo aquí.