En Coahuila las políticas de seguridad excluyen a las mujeres

En Coahuila las políticas de seguridad excluyen a las mujeres. La frase se lee fuerte y hasta tendenciosa, pero el gobernador y sus subordinados no han podido detener la espiral de violencia que golpea a diario a las coahuilenses.

Políticas de seguridad ineficientes

El gobernador Miguel Riquelme no se ha cansado de repetir que Coahuila es una entidad segura, que la política implementada para prevenir el delito está funcionando y que las fronteras de la entidad se mantendrán blindadas hasta el último día de su gobierno.

El énfasis de Riquelme va enfocado hacia el combate contra el crimen organizado, es decir, a la violencia provocada por las células criminales que trafican drogas, armas y hasta personas, sin embargo, ni siquiera ha tocado el tema sobre la violencia de género.

Esta semana se conmemorará el Día Internacional de la Mujer y, en Coahuila, no hay nada que celebrar: las llamadas al 911 están disparadas, las agresiones no se detienen y las brechas salariales son cada día más amplias.

Políticas de seguridad ineficientes reflejan pocos resultados

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública refiere que, tan sólo en enero de 2023, las autoridades abrieron 130 carpetas de investigación por el delito de lesiones dolosas en contra de mujeres en Coahuila. Esta cifra situó al estado como el tercero con más incidencia del norte del país, sólo por detrás de Nuevo León y Baja California.

Por otro lado, el delito que se está presentando con más frecuencia este 2023 es el de violencia familiar. Allí Coahuila es uno de los cinco estados con más incidencia de todo el país y el segundo del norte, sólo por detrás de Nuevo León.

Pese al problema crónico y latente, el gobernador ni siquiera se ha tomado el tiempo de hablar sobre su gran fracaso en el combate contra la violencia de género, no ha hablado sobre los malos tratos que dan los ministerios públicos a las mujeres. Tampoco ha regañado a las y los funcionarios que día a día ignoran las demandas sociales de las mujeres coahuilenses y mucho menos ha hablado con las y los empresarios sobre las brechas salariales entre hombres y mujeres.

Basta de colocarse un moño morado en el saco para demostrar que en Coahuila sí hay consciencia de género. No basta con llamar a prevenir la violencia en el discurso. La carencia de políticas públicas y de un sistema incorruptible provoca que miles de hombres se continúen atreviendo a hostigar, molestar y dañar la salud mental y física de las mujeres.

La violencia que hoy en día se registra en Coahuila es estructural. Los golpes se viven dentro de los hogares, en las escuelas, en los centros de trabajo. No basta con reaccionar después de que sucedió el delito, la clave es prevenir las acciones de violencia a través del diseño y la implementación de un sistema que sea estricto contra los agresores, de tal manera que éstos se la piensen dos veces antes de atreverse a agredir a una mujer.

Te puede interesar | Violencia de género en Coahuila sigue imparable y 2022 supera números del 2021

Por otro lado, tampoco basta con el castigo. Mientras en Coahuila la narrativa continúe enalteciendo a los patriarcas, a los jerarcas varones y a sus mujeres serviles. Mientras continuemos viendo solo a varones encabezando posiciones clave en el municipio y estado, mientras los empresarios que dominan el capital estatal sigan excluyendo a las mujeres de sus negocios y mientras las brechas salariales entre ambos géneros sigan siendo tan amplias, seguiremos estando kilométricamente alejados de la meta que busca erradicar la violencia de género.

Patricia fue violada por su hermano; autoridades ignoran denuncia

Patricia era una mujer sociable. Le gustaba emprender y hacer amistades nuevas hasta que en la madrugada del 19 de abril de 2020 fue violada por su hermano. El recuerdo de la agresión aún cala hondo. Ahora es introvertida, vive con miedo y dolor.

El 7 de enero de 2021, tras procesar el impacto emocional y físico que dejó la huella de su agresor, presentó una denuncia penal en contra de Òscar "N", por el delito de violación. El presunto violador es médico internista, trabajó en el Club Santos Laguna y en el Sanatorio Español. Actualmente labora en la clínica ·71 de especialidades del IMSS en la ciudad de Torreón.

Patricia fue violada por su hermano; autoridades ignoran denuncia red es poder

FOTO: Òscar "N"

La denuncia en contra del presunto violador fue presentada en la Agencia Especializada en Delitos contra las Mujeres en Torreón y, hasta el momento, las autoridades ni siquiera han llamado a comparecer al señalado.

La agresión en contra de Patricia

La madrugada del domingo 19 de abril, después de un convivio familiar en casa de su madre, Patricia se sintió cansada y subió a dormir a su recámara. Momentos después, su hermano ingresó a la habitación, la tomó por la fuerza y consumó el delito de violación.

Desde aquel momento, la vida de Patricia se transformó por completo. Su familia le dio la espalda, las autoridades la revictimizaron y tuvo que irse de Torreón para velar por su seguridad.

"Aquí tiene más derechos un violador que una victima gracias a las autoridades. En ningún momento se le molestó, se le citó, yo tuve que ir a rogar las órdenes de restricción.", relata Patricia.

Al presentar la denuncia, Patricia cuenta que la agente del Ministerio Público no la trató con dignidad. Su nombre es Andrea López Hernández.

FOTO: M.P Andrea López Hernández

FOTO: M.P Andrea López Hernández

"La MP se burlaba de mí, fue muy grosera, me hacía sentir que había sido mi culpa lo que me había sucedido, nunca hizo nada por darle seguimiento al caso".

La Ministerio Público le comentó a Andrea que le contara lo que realmente había pasado, que no se imaginara cosas, la hizo pensar que ella tenía la culpa, que eso le pasaba por "andar de borracha". El proceso de revictimización completó el ciclo de violencia.

Un antes y un después para Patricia

"Han estado buscando la manera de invalidad las denuncias, de desaparecerlas. Lo lamentable es que siempre está en contacto con personas vulnerables", explica Patricia.

No es la primera denuncia que Óscar recibe en su contra por delitos relacionados con violación sexual y agresiones. Él fue diagnosticado por un especialista como psicópata, los rasgos de su personalidad así lo demuestran.

"Psicópata (trastorno antisocial de la personalidad)...falta de empatía, no le importa el sufrimiento ajeno, manipulación...Conducta de riesgo. No aprenden del error ni ante la amenaza de castigo", indica el reporte del especialista.

Aquella noche de convivencia familia, de carne asada y cervezas entre seres queridos, Patricia se fue a dormir. De pronto, llegó su hermano e intentó bajarle el pantalón. Hasta ahí llegan sus recuerdos. En la mañana siguiente, Patricia tenía sangre seca en su mano derecha y su pantaleta enrollada. Al ir la baño, sintió dolor. En ese momento entendió que había sido víctima de violación.

Tras comunicar lo que sucedió a su familia, su madre, particularmente, le dio la espalda. Hoy en día, en Torreón, no tiene a nadie que la apoye y le ayude a evitar que otras mujeres sean víctimas de su hermano, entre ellas su pequeña sobrina.

"Yo tengo mucha fortaleza y la verdad que lo estoy haciendo por la menor que está en riesgo su integridad. Con mi familia yo no cuento, me tuve que ir del país porque intentaban hacerme ver como si yo no fuera capaz de ver por mí misma, como si yo estuviera lo de la denuncia porque no estoy bien de mis facultades, que invento cosas. Tuve hostigamientos en mi teléfono, entonces llegó el momento en el que no me sentía segura con ellos mismos", relata Patricia.

Nada reparará el daño

Nada reparará el daño. A casi dos años de la agresión, Patricia todavía se siente insegura. No ha dejado de ir a terapia, se alejó de su tierra, de su hogar. En contraste, Óscar, el presunto violador, sigue ejerciendo, goza de total libertad, no está escondido y no ha sido requerido por las autoridades.

"Emocionalmente sí me destruyó esa situación, he tenido que estar en terapia todo este tiempo, la terapia que me dieron en el Centro de Justicia no funcionó. Me destruyó porque tenía mi negocio que iba avanzando, profesionalmente siempre me he destacado, he sido emprendedora y de pronto me quedé sin nada, tuve que volver a empezar. Con nada me van a recuperar todo el daño que me hicieron". 

Se mantiene la esperanza; la sanación es un deseo aún lejano

Patricia mantiene la esperanza de que algún día el 19 de abril de 2020 será solo un amargo recuerdo. Fuera de Torreón, ella está reconstruyendo su vida, su interior, su visión de las cosas. El delito de violación no sólo daña en lo inmediato, deja una cicatriz que duele y hiere por muchos años.

"Ya lo estoy haciendo por salvar a más mujeres. Me destrozaron la vida, la tuve que reconstruir y estoy en proceso todavía. Fue destrozarme tanto con la violación como con la forma de tratarla tan fríamente, de simplemente ignorarme, minimizarme".

El mayor deseo de Patricia es que se haga justicia, ella ya cumplió con su parte, ya presentó la denuncia y ya hizo del conocimiento público su caso.

De acuerdo con México Evalúa, tan solo entre julio y diciembre de 2019, el 99.7% de los casos de violencia sexual no fueron atendidos por las autoridades. El INEGI también indica que cuatro de cada diez mujeres en México sufrieron algún tipo de agresión sexual en el segundo semestre de 2019. El patrón, en los años subsecuentes, no ha cambiado. La esperanza se marchita con la inoperancia del sistema de justicia mexicano.

Violaciones en La Laguna crecen sin medida

Los delitos de violación sexual se duplicaron en La Laguna en el primer semestre de 2021 con respecto al mismo periodo del año anterior. De 65, en 2020, pasaron a 137 en 2021. El crecimiento fue del 110.8 por ciento. En Torreón, por su parte, pasaron de 23, en el primer semestre de 2020 a 72 en el mismo periodo de 2021, con un aumento del 213 por ciento.

La violación de Patricia, como las de muchas otras mujeres, sólo se quedan en las estadísticas. El acceso a la justicia es limitado. La falta de capacitación de las y los agentes del Ministerio Público revictimiza constantemente.

"Ya quedará en las manos de las autoridades si dejan a un psicópata en la calle dañando a más personas o van a hacer justicia y van a seguir el proceso como debe de ser. No estoy pidiendo nada extra, simplemente que se apeguen a la legalidad, que se apeguen a los procesos y que este sujeto deje de dañar a más personas", concluye Patricia.

Te puede interesar | Tijuana 530 estremece en Casa Mudéjar

Tijuana 530 estremece en Casa Mudéjar

Tijuana 530 estremece en Casa Mudéjar. El público asistente mantuvo, en todo momento, un denso silencio. Había tensión entre los presentes, la violencia de género no es un juego, los feminicidios no se detienen. Las relaciones nocivas son más comunes de lo que se cree.

Tijuana 530 y los monstruos feminicidas

El feminicidio es un delito en el que se asesina a una mujer por motivos de género. Hay siete causales para que un juez o ministerio público investigue el homicidio de una mujer como feminicidio. En México las cifras son escalofriantes. El año pasado el país cerró con 1,004 carpetas de investigación. En Coahuila se registraron 24 victimas, la mayoría de ellas en municipios de la Comarca Lagunera.

Fueron monstruos quienes terminaron con la vida de esas mujeres. Tijuana 530, más que una historia, es un recuento bien narrado sobre el proceso en el que una relación se quiebra y termina en violencia. Del abrazo tierno y amoroso puedes pasar a uno tenso y asfixiante en tan sólo unos segundos. De las palabras dulces a los insultos, de las caricias tersas a los golpes. Tijuana 530 es el reflejo de una sociedad partida, quebrada y saturada de elementos que fortalecen el patriarcado y los machismos.

Todos los hombres llevamos un monstruo feminicida adentro. En Tijuana 530 se ofrecen bebidas y frutas al público y es que estos elementos representan el cuerpo y la sangre de una víctima.

Hay que hacerse cargo de las violencias que algunas vez ejercimos contra las mujeres. No sería raro pensar que todos, como varones, alguna vez humillamos o hicimos sentir mal a una mujer simplemente porque nos creímos superiores. El machismo y el patriarcado se consolidan desde la cuna y se fortalecen a lo largo de nuestra formación personal, académica y profesional.

Tijuana 530 roba más que aplausos

Había público de pie. La Casa Mudéjar fue la sede del reestreno de Tijuana 530. Al terminar la puesta en escena, el público aplaudió con vehemencia a Laura Urbina, Nadia Muela, Alejandra Cabral, César Zárate y Mace Medina. Este equipo logró transmitir indignación, tristeza y frustración a las y los presentes. El juego de luces, la música, las coreografías, el llanto, el canto. Todo se coordinó para ofrecer una noche de aprendizajes y lecciones a la audiencia.

En las noticias llamó la atención aquella noticia de un feminicida que se comía a sus víctimas en Ecatepec. Le apodaron el Monstruo y su cómplice era su propia pareja. Aunque la referencia sea atroz, en México y en La Laguna los monstruos habitan entre nosotros, están en la estructura, en el lenguaje, en la publicidad, en los trabajos, en la toma de decisiones.

Tijuana 530 y el Día Internacional de la Mujer

Este 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. La felicitación es innecesaria. Lo indispensable es trabajar para erradicar esos monstruos que destruyen, humillan y ponen a las mujeres en una posición de desventaja con respecto al resto de la sociedad.

Los aplausos que recibió la puesta en escena fueron más que merecidos. Las actrices conectaron con el público. El actor que interpretó al feminicida fue odiado por los presentes. La violencia de género no es un juego ni una exageración ni un tema acorde a los nuevos tiempos. Erradicar el tufo feminicida y las brechas sociales y económicas entre hombres y mujeres es un trabajo de todos. Tijuana 530, desde el teatro, logra poner el tema sobre la mesa.

Te puede interesar | Inventario de Fantasmas: obra de teatro en Torreón sobre desaparición forzada y duelo

Estoy seguro que, al menos, el público se llevó una buena reflexión a la almohada.

Este 8 de marzo no felicitemos a las mujeres. Trabajemos por erradicar las violencias que tenemos normalizadas en nuestra cabeza, en nuestro lenguaje y en nuestro comportamiento.

La lucha feminista que se afianza en La Laguna

La lucha feminista se afianza en La Laguna. Las colectivas de mujeres que dan apoyo emocional y brindan asistencia a personas en una situación de vulnerabilidad se están replicando en la región. El feminismo en La Laguna está creciendo.

El pasado domingo 6 de marzo, un nutrido contingente de mujeres tomó las principales calles de la Comarca Lagunera para exigir justicia, para denostar los feminicidios, las violaciones, las brechas salariales. La batucada, los cánticos, el humo verde y las suelas de los zapatos golpeando contra el pavimento fueron los elementos que adornaron una protesta que está haciendo raíces en La Laguna.

La lucha feminista no es nueva

La lucha feminista no es nueva en La Laguna. Colectivas como la Red de Mujeres de La Laguna, entre otras o personas en lo particular como María Guadalupe Vaquera o Ariadne Lamont han dedicado muchos años de su vida en la defensa de los derechos de las mujeres laguneras.

Gracias a que los problemas cada vez son más visibles es que mujeres jóvenes de la localidad se identifican con las colectivas, comienzan a hacer trabajo de campo, de asistencia a otras mujeres en situación de violencia y se unen en un sólo bloque que toma las calles laguneras para exigir justicia.

La lucha feminista contra la violencia de género

En La Laguna, en el último año, se dispararon los delitos de violación sexual y violencia familiar. Más allá de que la incidencia en feminicidios sí registró una ligera caída, las mujeres laguneras y coahuilenses continúan en constante peligro.

Además de los delitos de alto impacto, la lucha feminista también ha buscado trabajar para lograr equidad y condiciones igualitarias entre los hombres y mujeres en materia de trabajo y acceso a oportunidades.

En la Zona Metropolitana de La Laguna hay 911 mil personas mayores de 15 años con posibilidad de trabajar. De todas ellas, cuatro de cada diez, por distintos motivos, no pueden ejercer y, de ese grupo, tres de cada cuatro son mujeres.

Por otro lado, las mujeres que sí trabajan en La Laguna se desempeñan, en un 53%, en el sector servicios, es decir, son del grupo económico que recibe menos ingresos.

La lucha feminista, por estos datos que detrás contienen historias humanas, trabaja día a día para vencer esas barreras, lograr que las mujeres tengan acceso a una oportunidad para crecer y desarrollarse y derribar estigmas y dogmas anclados en el Siglo XIX.

La lucha feminista avanza

La lucha feminista ha logrado avances importantes en materia de legislación y procesos dentro de las instituciones que imparten justicia. Pese a que todavía se revictimiza y hay fallas graves en la presentación de denuncias, al menos, en México, gracias a las constantes exigencias, el homicidio de una mujer se investiga, desde el inicio, como un feminicidio.

Te puede interesar | Feministas en Torreón convocan a marcha por el 8M

Asimismo, en las fiscalías se han creado oficinas especializadas para atender temas de feminicidio o violencia de género, sin embargo, hay existen muchos funcionarios incapaces de atender a las victimas con dignidad y eficacia.

La lucha feminista no sólo es visible en las calles cuando organizan marchas. Activistas de todo el país trabajan día a día y mano a mano con mujeres víctimas de violencia; dan asistencia y soporte emocional, asesoría legal, acompañamiento. La lucha feminista avanza en La Laguna, Coahuila y en todo el territorio mexicano.

Feministas en Torreón convocan a marcha por el 8M

Colectivas de feministas en Torreón convocan a una marcha para conmemorar el Día Internacional de la Mujer (8). El acto de protesta será el próximo domingo 6 de marzo.

La marcha iniciará desde la Plaza de Armas de Ciudad Lerdo a las 9 de la mañana. Desde allí, el primer contingente caminará hasta el Sams del mismo municipio. En ese lugar se unirá más gente hasta llegar, a las 12:40 del mediodía, al Parque Fundadores de la ciudad de Torreón. La concentración permanecerá por cuarenta minutos en ese sitio para después trasladarse hasta la Plaza Mayor en punto de las 2 de la tarde.

Feministas en Torreón marcharán como símbolo de protesta

Más que una conmemoración, la marcha servirá para que las colectivas feministas y mujeres afines al movimiento, expresen su malestar hacia el sistema que cada día cobra más vidas de mujeres inocentes.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en México 2021 cerró con 1,001 carpetas de investigación abiertas por el delito de feminicidio. Esto significa que sólo por día las autoridades tuvieron que iniciar 2.74 indagatorias.

En Coahuila, el sistema contabilizó 24 víctimas de feminicidio en todo 2021. Al cierre de enero de 2022, en el estado ya se abrieron dos indagatorias por el mismo delito, mientras que en todo el país la cifra ya va en 75.

Por motivo de todo el clima de violencia que demuestran los números, las feministas en Torreón harán batucada, fijarán un pronunciamiento al finalizar la marcha y darán asistencia psicológica y emocional a todas las mujeres que necesiten apoyo.

Feministas en Torreón y los delitos de género al alza en La Laguna

De acuerdo con el Consejo Cívico de las Instituciones Laguna, delitos como violación sexual y violencia familiar se han disparado en la región.

Pese a que las autoridades han anunciado como un logro la baja en la incidencia de los feminicidios en la región, estado y país, otro tipo de delitos que no están asociados a terminar con la vida de una persona sí han subido considerablemente.

Durante el primer semestre de 2020, en la Zona Metropolitana de La Laguna se abrieron 65 carpetas de investigación por el delito de violación sexual. Para el mismo periodo de 2021 el número subió hasta 137, es decir, un incremento del 110 por ciento.

En Torreón, el mismo hecho pasó de 23 en el primer semestre del 2020 a 72 en el mismo periodo del año siguiente. Allí el incremento fue de hasta 213 por ciento.

Feministas en Torreón y la marcha separatista

Al ser un día dedicado a visibilizar las problemáticas que aquejan a las mujeres. La marcha en Torreón, Gómez Palacio y Lerdo será de corte separatista, es decir, no están convocados los varones para ser partícipes o para cubrir a través de algún medio de comunicación.

"Se les informa que respondiendo al objetivo de la fecha conmemorativa, el evento para participantes es separatista, por lo que solicitamos a los medios de comunicación que envíen a mujeres para la cobertura; además, respetar la asistencia e identidad de las infancias, razón por la cual les solicitamos que no les tomen fotografías o cubran sus rostros.", indica el comunicado.

Te puede interesar | Desde afuera, marcha feminista impacta en La Laguna

Son trece las colectivas que están convocando a la marcha. La protesta contará con la asistencia de las direcciones de tránsito y vialidad de los municipios y se llama a todas las mujeres asistentes a que lleven y porten rigurosamente su cubrebocas.

Las colectivas convocantes son las siguientes:

Mujeres que Luchan por Mujeres, De Morras Para Morras, INCIDE FEMME, Ola Feminista Laguna, Acompañantes Laguna, Madres Poderosas de la Laguna, Colectivo Feminista Matamoros, Colectivo Feminista Fuimos Todas, Maternidades Feministas, Colectivo Radical Feminista, Inclusex, Las Ultravioletas y Feministas Independientes de la Laguna.

“Somos el grito de las que no tienen voz”

Este lunes 8 de marzo, los suelos de la Plaza Mayor de la ciudad de Torreón se inundaron de mujeres laguneras, activistas que lograron el eco de aquellas exigencias de justicia que continúan frente al panorama de violencia feminicida que vive México: “Somos el grito de las que no tienen voz”, leía una de las pancartas.

El movimiento se realizó gracias a la iniciativa de diversas colectivas feministas, entre ellas Mujeres que luchan por Mujeres, Colectiva Radical Feminista de La Laguna, Feminista Antiespecista Laguna, INCIDE femme A. C., De Morras a Morras, Colectiva Olas y Hermanas Ayudando Hermanas, que reunieron más de dos mil feministas laguneras a las 6 de la tarde del pasado lunes.

El objetivo: conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

La reunión se llevó a cabo bajo organizadas estrategias de distanciamiento social y prevención contra la epidemia del coronavirus que casi cumple un año de llegar al país.

Al pie de la Plaza Mayor, que se iluminó de morado, se instaló el escenario. Diversas mujeres protegidas por su cubrebocas llevaban la batuta de la protesta y presentaban a las artistas. En el acto ,.....hubo representaciones teatrales, pictóricas y musicales, todas ellas buscaban visibilizar la violencia que viven las mujeres, dar resistencia contra el patriarcado y luchar por los derechos de las mujeres como una necesidad urgente.

Allá, menores, jóvenes y adultas alzaron su puño y su voz. En el momento cúspide, la ocupada Plaza Mayor cantó la reconocida Canción sin miedo, un himno contra el feminicidio que apropiadamente se dirige al presidente, a quien hoy más que nunca le han pedido responda contra Félix Salgado, candidato a la gubernatura de Guerrero y también acusado de múltiples violaciones contra mujeres.

De hecho, la frase “Félix Salgado violador” fue recurrente en esta protesta, y es que su candidatura por Morena se ha vuelto una imagen clara de dónde se posiciona el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el tema de la violencia contra las mujeres.

Entre bailes, cánticos, porras, teatro, pancartas y más, la protesta sorora vio al sol descender detrás del Cristo de las Noas. Para entonces, la asta al centro de la plaza principal de esta ciudad se llenó de manos rojas estampadas y mensajes para concientizar sobre la violencia contra las mujeres.

“Estar viva no es un logro”, “No estás sola”, “La enemiga de una mujer no es otra mujer, es el patriarcado”, “Si digo que no es no y si no digo que sí, también es no”, “A mí también me gustan las mujeres, pero no las acoso”, “Yo marcho por las que no viven”, y más se lee en el poste que lleva la bandera mexicana.

Más allá, en un muro de la presidencia municipal, quedaron plasmadas otras frases: “Justicia por Violeta”, “Pensé que mi ex no me podía violar”, “Yo no pedí ser violada, una anónima”.

Si bien a lo largo del acto hubo patrullas de fuerzas policíacas municipales y estatales rondando el área, estas no se hicieron presentes; todo corrió de manera pacífica y bien organizada.

La protesta terminó en orden, la persona al micrófono pidió a quienes se retiraban que lo hicieran con distancia y cuidado de avisar que ya iban a casa. Atendiendo a la seguridad de las mujeres presentes.

En México, se registraron 939 feminicidios en el año 2020, esto es, más de dos asesinatos de mujeres por razón de género diarios. Además, 54 mil 348 personas sufrieron algún delito que atenta contra la libertad y la seguridad sexual según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; este monto significa que por lo menos 149 personas son atacadas sexualmente todos los días y, como sabemos, la mayoría son mujeres.

En Coahuila, ese número equivale a tres. Tres personas, por lo menos, sufren algún delito sexual en este Estado, mil ciento 51 lo vivieron el año pasado.

La protesta de ayer es necesaria, sí o sí.

Y ellas, como lo dicen, son el grito de aquellas a quienes han dejado sin voz.

¿A poco no...? Romper el paradigma del machismo

¿A poco no...? | Juan Ceballos Azpe | @licjuanceballos

¿A poco no resulta absurdo que en pleno tercer Milenio prevalezca la discriminación y el maltrato hacia la mujer? Sigue vigente la creencia del anacrónico concepto del sexo débil, pero es otro mito derrumbado: en muchos aspectos físicos, psicológicos e intelectuales, el género femenino supera al masculino: las niñas reconocen, hablan y se paran antes que los niños; las mujeres procesan las palabras con los dos hemisferios cerebrales y el hombre sólo con la parte izquierda; las mujeres viven en promedio 8 años más; una mujer de 55 kilos es más fuerte que un hombre del mismo peso; el sistema cardiovascular femenino es superior al masculino; en México el 50% de las mujeres cuidan a sus hijos sin la presencia o ayuda del progenitor; en el aspecto sexual la mujer es 1600% superior al hombre, quien tiene 19 puntos eróticos, mientras que la mujer tiene 96.

A pesar de que las mujeres son mayoría, ya que representan el 51% de la población mundial, el machismo aún prevalece y el sexo femenino en gran medida es relegado, agredido y explotado. Así, por ejemplo, 86% de las denuncias de violencia en México son de mujeres que han sido maltratadas psicológica, física o sexualmente. A nivel regional, en el 25% de las denuncias, las víctimas son mujeres, de acuerdo con datos de las respectivas fiscalías. En Torreón se recibe un promedio mensual de 250 llamadas de auxilio de esposas, hijas, madres o hermanas que son agredidas físicamente. Y la situación es más grave en el municipio de Gómez Palacio, donde es mayor la incidencia de maridos golpeadores.

Te puede interesar: ¿A poco no…? Los traidores, las minorías y los marginados

Además, 14 millones de mujeres entre 15 y 20 años de edad, dan a luz al año en el mundo. En México nace medio millón de niños de madres adolescentes anualmente y es la mujer rural quien con más frecuencia experimenta este embarazo prematuro. Y aun cuando la condición de la mujer mexicana y lagunera no se compara con la que se vive en Afganistán con el movimiento fundamentalista talibán o en otros lares como África, China, Japón y la India, todavía hay mucho que hacer para erradicar el machismo que prevalece en buena parte de la comunidad masculina, nefasta protagonista de la discriminación, los abusos y la violencia contra el género femenino, anacrónico paradigma que estamos obligados a romper. ¿A poco no…? ¡Ánimo!

Convocan a "Mujeres creando, Mujeres luchando" en Plaza Mayor

Nueve distintas colectivas feministas convocaron a la protesta "Mujeres creando, Mujeres luchando", en la Plaza Mayor de la ciudad de Torreón.

A propósito del Día Internacional de la Mujer, las integrantes de distintas organizaciones aprovecharán el espacio para pronunciarse en contra del Estado feminicida, de las brechas salariales, de la desigualdad y de la violencia sistemática que viven a diario las mujeres en México.

Durante la concentración habrá presentaciones de artistas visuales, batucada feminista y lectura de un pronunciamiento impulsado por las colectivas de La Laguna.

Se convoca a todas las mujeres que así lo deseen a la Plaza Mayor en punto de las seis de la tarde y hasta las 8 de la noche.

En 2020 se abrieron 939 carpetas de investigación por el delito de feminicidio y, al 31 de enero de 2021, ya se abrieron 67 indagatorias.

Hasta esa fecha, el Estado de México es la entidad que registra más feminicidios con 12, en segundo lugar se ubica Veracruz con 6, en tercero Morelos con 5 y en cuarto Chipas con 4.

Por otra parte, aunque se han reportado más cosas en notas periodísticas, hasta el 31 de enero el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública sólo ha detectado una carpeta de investigación por el delito de feminicidio en Coahuila y en Durango.

Te puede interesar: Crece presencia de mujeres en puestos directivos; brechas se reducen

En 2020, justo antes de que se recrudecieran las medidas para mitigar los efectos de la pandemia, colectivas feministas y ciudadanas de todo el país se sumaron a la iniciativa "un día sin mujeres". Gracias a ella, se pudo visibilizar el hecho de que son indispensables para el funcionamiento de la sociedad. En La Laguna, por su parte, se llevó a cabo una marcha desde Lerdo, pasando por Gómez Palacio y terminando en Torreón. Fue, en ese momento, una de las manifestaciones más bulliciosas en la historia reciente de la Comarca.

"Mujeres creando, mujeres luchando" es una concentración separatista, por lo que el llamado únicamente está dirigido a mujeres.

 

Marcha "Mujeres que luchan por mujeres" toma las calles de la Comarca

El día por fin llegó. Este 8 de marzo, día internacional de la mujer, las laguneras tomaron las calles para exigir justicia, para manifestar su rechazo hacia la violencia que las rodea en la región y el país. "Mujeres que luchan por mujeres" fue el nombre del recorrido que inició cerca de las 10 de la mañana y que partió desde la Plaza de Armas de Lerdo y terminará en la Plaza Mayor de Torreón.

"Nosotras que somos mamás, queremos que nuestras hijas salgan con libertad, que tengan la seguridad de que cuando salgan nadie les va a hacer daño y por eso estamos aquí, porque nosotras vivimos una infancia con libertad, tuvimos ese derecho y no tenemos por qué perderlo en este momento", expresó una de las manifestantes.

Al grito de "Mexico feminicida" el contingente de mujeres comenzó la caminata que está siendo ambientada con tambores y gritos en los que se exige respeto a los derechos humanos, justicia y fin al sistema patriarcal que rige a todo el planeta.

Te puede interesar: En la Comarca, convocan a marcha “Mujeres que luchan por mujeres”

Gran parte de las manifestantes se vistieron de negro y portaron pañoletas verdes y moradas, colores que identifican al movimiento feminista.

La marcha fue convocada por 20 organizaciones feministas y colectivos integrados por mujeres: Feministas independientes, Red de Mujeres de La Laguna, Madres Poderosas de la Laguna, De morras para Morras, Ola Feminista Laguna, Colectivo Olas, Mugec, Acompañantes Laguna, Círculo de Lectura Feminista del Astillero, Aborto Legal Laguna, Feminismo Radical Laguna, IncluSex Colectiva, Colectiva Radical Feminista de la Laguna, Colectivo Emma, Círculo de Mujeres el Aquelarre, Capacits, Mujeres que Luchan Región Laguna, Hermanas ayudando hermanas, Feministas Antiespecistas Laguna, Feministas independientes de Lerdo.

https://www.facebook.com/MeganoticiasTOR/videos/208018693618884/?t=2386

Unión y discordia en la marcha por el Día Internacional de la Mujer

“¡Las maternidades están presentes!” se escuchó por las bocinas, instaladas para los discursos programados aquel día.

El templete, colocado justo enfrente del balcón por el que el presidente de México sale a dar el grito de Dolores cada aniversario de la Independencia, contemplaba un desorden. Mujeres integrantes del Frente Feminista Radical, Crianza Feminista y Maternidades Feministas, querían subir por la fuerza para leer sus declaraciones.

Por espacio de una hora, los discursos habían venido mayoritariamente de sindicatos, como el Mexicano de Electricistas (SME) y el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM).

El desencuentro llegó a los insultos y algunos golpes. Pero los colectivos lograron subir por la parte trasera del templete. Las representantes sindicales intentaron en un primer momento mantener la atención del público en el mítin, diciendo por los micrófonos “la lucha está aquí enfrente, compañeras”.

Después, cuando las radicales las superaron y obligaron a bajar, retiraron el uso del micrófono. Lo último que se logró escuchar a través de las bocinas fue una voz en tono bajo, captada tal vez por accidente, que dijo: “No les pases el micrófono.”

Abajo, entre el público, los comentarios variaban entre los asistentes y representantes de organizaciones. Entonces alguien gritó: “¡Pinches sindicatos!”

Eran alrededor de las 19 horas del 8 de marzo. El Día Internacional de la Mujer.

La marcha: objetivo Zócalo.

 8 de marzo del 2019. Las 15 horas. Grupos caracterizados por la presencia del color morado y/o verde en sus prendas comenzaron a congregarse en el Ángel de la Independencia, Paseo de la Reforma. La marcha para conmemorar la lucha de las mujeres alrededor del mundo – originalmente una celebración obrera – estaba planeada para empezar a las 16 horas, pero se pedía una hora de antelación para salir puntuales.

Una hora después, la masa se transformó en una serpiente de alrededor de 8,000 personas de longitud, que comenzó a transitar y a hacer oír sus consignas por la antigua Avenida de la Emperatriz, caracterizada por la presencia de 77 estatuas de personajes ilustres de la historia de México, de las cuales, según reportó El Universal, sólo quedan 67 en el Paseo.

La serpiente morada y verde – colores que representan las dos exigencias principales de las mujeres en el país: alto a la violencia y derecho al aborto – estuvo liderada en un principio por familiares de víctimas de feminicidio, y custodiada por mujeres ciclistas, que formaban un perímetro al que no podían acceder hombres.

Para ese día, ya había pasado más de un mes de la llamada “marcha de la emergencia”, convocada como rechazo a los casos de secuestro a mujeres en el Sistema Colectivo Metro y la reacción indiferente de las autoridades con respecto al tema, relatada en Red es Poder.

Un mes más tarde, la situación de las mujeres en el país se ha mantenido igual de crítica, y sus derechos sufrieron reveses importantes desde entonces. Tan sólo días antes, el 5 de marzo, el congreso de Nuevo León aprobó con 30 votos en favor, 8 en contra y 2 abstenciones, una reforma al artículo 1ro constitucional, para reconocer el derecho a la vida “desde la concepción”, con lo que ilegalizó y penalizó formalmente el aborto en el estado, como reportaron medios como Animal Político y La Jornada.

Esta reforma no sólo hizo eco en las consignas de protesta que resonaron por el Paseo de Reforma tres días después. El mismo 8 de marzo, Lilly Téllez, senadora federal por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dijo durante una entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula, que estaba pensando en una iniciativa de ley para penalizar el aborto en todo el país.

La Ciudad de México fue la primera entidad en el país – y hasta el momento la única – en despenalizar la interrupción del embarazo en 2007, hace 13 años. Téllez, militante de un partido que se identifica con la izquierda, llamó por su parte a que los estados “no tienen que seguir los pasos de la CDMX” y que, por el contrario, es la capital la que tiene que “corregir su rumbo”, como reportó Adn político.

La propuesta vino después de una controversia el día anterior, el jueves 7, cuando la senadora representante del estado de Sonora, reprochó a la senadora Patricia Mercado, del Movimiento Ciudadano, por haber dejado una pañoleta verde en su curul, cosa que fue celebrado por grupos de ultraderecha como el Frente Nacional por la Familia en Twitter con el hashtag #NoQueremosTraposVerdes.

 

Pañoleta verde como las que ondeaban amarradas en las muñecas de las manifestantes unas horas después, en su paso por una de las avenidas más importantes de la capital. Los coros tronaban en una parte de la manifestación u otra. El tema del aborto era central en muchos de ellos: “Aborto sí, aborto no, ¡eso lo decido yo!”, “aborto legal, ¡derecho fundamental!” y “asesinos son ustedes, en abortos clandestinos las que mueren son mujeres”.

También reverberaron cánticos contra la violencia hacia las mujeres en el país, como “no fue crimen pasional, ¡fue un macho patriarcal” y “verga violadora a la licuadora”, este último coreado en especial por los contingentes separatistas, quienes iban justo detrás de la cabeza de la manifestación.

Así, la serpiente bicolor dejó atrás la Glorieta de la Palma, donde ocuparon tanto los carriles con dirección norte como los que tienen destino hacia el sur. Los primeros fueron ocupados por los familiares de las víctimas y los colectivos feministas, y los últimos fueron la zona de tránsito de los contingentes sindicales, donde las banderas del SME y de la Nueva Central de los Trabajadores fueron las más numerosas.

Con dicha plaza, también dejaron atrás el Anti Monumento a Pasta de Conchos, instalado el 19 de febrero – exactamente 12 años después de la tragedia – por familiares de los 65 mineros que quedaron sepultados tras el derrumbe de la mina coahuilense, después de una marcha que inició en el Hemiciclo a Juárez, que ahora, el 8 de marzo, la manifestación feminista tendría que pasar para llegar al Zócalo, el objetivo fijado.

El antimonumento consiste en un “65+” hecho de metal y pintado de color rojo, que porta los nombres de los mineros fallecidos y fue colocado en la esquina de Reforma con Río Rhin, cerca de la Bolsa de Valores Mexicana.

Con tambores, consignas, y con una camioneta Ranger de la marca Ford –que llevaba una manta en que se leía con letras verdes “aborto libre, seguro y gratuito” – sirviéndoles de heraldo, de Sancho Panza, la marcha continuó por las dos direcciones de Reforma.

Algunos contingentes, especialmente del lado de los sindicalistas, aprovecharon el paso por el campamento de los familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotnizapa, instalado frente a las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR) en Reforma #211 el 20 de marzo de 2017, para gritar la consigna de “¡Ayotzi vive, la lucha sigue!”.

La serpiente de las dos cabezas continuó, y pasó el Monumento a Cuauhtémoc. Cerca de ahí, frente al Senado de la República, una concentración del Partido de la Revolución Democrática (PRD), impedía el paso para los contingentes feministas y los familiares por los carriles dirección norte, por lo que tuvieron que pasar a los carriles ocupados por los sindicalistas, haciendo a la serpiente de dos cabezas tener sólo una.

Una de las ciclistas que conformaba el perímetro de seguridad para los familiares gritó mientras la marcha dejaba atrás la concentración perredista: “¡Fuera partidos políticos llenos de violadores!”

La aparición de simpatizantes del PRD en la marcha por el Día de la Mujer – antaño el partido emblemático de la izquierda liberal mexicana –, vino después que el partido pospusiera su elección de dirección interna para el segundo semestre del año, lejos del 28 de abril que su congreso nacional había fijado como la fecha de la elección, como reportó el Sol de México el 6 de marzo.

La razón del cambio de fecha, según Camerino Eleazár Márquez, representante del partido del sol azteca ante el Instituto Nacional Electoral (INE), es que entre marzo y abril, el partido hará una depuración de su padrón electoral, pues aunque 7.5 millones de afiliados, afirmó que la cifra “no es real”, cosa que se demostró en las elecciones del año pasado, donde sólo obtuvo el 2.8% de los votos a nivel nacional, según reportó Nación321.

Después de esta desviación, la marcha retomó los carriles dirección Indios Verdes, ahora como una sola manifestación. Los representantes sindicales aprovecharon para ponerse al frente, lugar que mantuvieron el resto de la marcha.

Las 17 horas. La serpiente bicolor llegó al segundo Antimonumento que debía dejar atrás para llegar al Zócalo: el de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en la Esquina de la Información. El cielo estaba despejado, y la temperatura llegaba a los 26 grados centígrados. Las organizaciones a la cabeza se detuvieron, contaron hasta el número de los desaparecidos, y al grito de “¡Justicia!”, siguieron su camino.

Pasaron el Hemiciclo a Juárez, y después de una nueva pausa antes de Eje Central Lázaro Cárdenas para dejar a los últimos automóviles pasar, entraron al Eje y lo usaron para llegar a la Avenida de Cinco de Mayo.

A este tramo del recorrido entraron en un principio sólo los contingentes sindicales y una parte de las mujeres que iban por cuenta propia, pues los colectivos feministas se quedaron frente al Palacio de Bellas Artes para contemplar perfomance de protesta y la instalación de un nuevo antimonumento, esta vez, dedicado a su lucha, la lucha feminista, colocado en la acera contraria al Palacio, por la entrada a una sucursal de la Librería Gandhi.

En la Cinco de Mayo, las bocinas hacían tronar la voz de una mujer, que anunciaba la pronta llegada al Zócalo e invitaba a la asistencia de los transeúntes, pues sería ahí donde se leería el pronunciamiento de las distintas organizaciones, las cuales, según la misma oradora, organizaron la marcha durante siete semanas.

Alrededor de las cinco y media, dicha llegada al Zócalo capitalino tuvo lugar. El reducido número de manifestantes – entre 200 y 300 – se acercaron al templete, ya colocado frente al balcón presidencial del Palacio Nacional.

Ya en el lugar, ayudadas por el equipo de sonido instalado para los discursos, y con el templete rodeado por carpas dispuestas para el plantón de aproximadamente 300 personas desplazadas por la violencia sufrida en el país – provenientes sobre todo de los municipios de Zitlala y Leonardo Bravo, en Guerero –, iniciado a mediados de febrero, las representantes de las organizaciones sindicales leyeron su pronunciamiento, donde instaban al gobierno federal de la “Cuarta Transformación” a “cobijar y reivindicar los derechos de las mujeres”.

La declaración estaba firmada por sindicatos y organizaciones como el SME, el STUNAM, la Nueva Central de los Trabajadores, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) – fracción sindical del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) –, la Unión General de los Trabajadores de México, el Sindicato Nacional de Trabajadores del Instituto Mexicano del Petróleo, entre otros.

También expresaron rechazo contra la Guardia Nacional, aprobada recientemente por el Congreso de la Unión, contra el cierre de albergues para mujeres víctimas de violencia y las estancias infantiles, y llamaron a las autoridades a que “dejaran pasar” al resto de los contingentes para que unieran a ellos en la plancha del Zócalo.

Unión y discordia: las diferencias entre los contingentes.

 

Mientras que el resto de contingentes se reunía a las y los congregados en el Zócalo, algunas mujeres contaron sus razones para estar en la marcha y sus opiniones sobre la violencia sufrida en México y los pronósticos para el nuevo gobierno federal, que lleva poco más de 100 días en funciones.

Jacqueline, de 21 años, confesó que era la primera vez que asistía a la marcha por el 8M, y afirmó que la actual situación de violencia se debe a que “la verdad es que no ha habido una legislación como que muy fuerte para darle solución a estos problemas.”

También opinó que una parte de la responsabilidad está en que las mujeres no se queden calladas, porque “Yo pienso que mientras más evidenciemos lo que está pasando o lo que está mal, yo creo que va a haber un cambio.”

Yadira Montserrat, de 29 años, por su parte, mencionó que la situación bajo el actual gobierno “me preocupa porque a lo largo de estos más de 100 días de gobierno la política que tiene que ver con las mujeres, ha sido una de las que se dejó hasta el último” y que “No sé qué esperar, porque el hecho de que se declaren extintos los refugios, o que se apueste por darles dinero a los abuelos para el cuidado, pues no es alentador.”

La educación (o la falta de) como principal causa de la violencia hacia la mujer, fue la opinión que compartieron Imelda y Adriana, de 62 y 60 años de edad respectivamente.

“yo creo que las mismas madres ya tenemos la culpa de que no educamos bien a los hijos, porque ya hay mucho hombre que ya no tiene los mismos valores ni nada, entonces es lo que hace que haya mucha violencia contra la mujer”, afirmó Imelda, que concordó con la declaración de Adriana, hecha minutos después, quien aparte de responsabilizar la educación de los hombres, afirmó que “no se les ha dado un lugar a las mujeres en la sociedad.”

Por otro lado, Carmina, de 70 años, afirmó que lleva “aproximadamente 30 años” participando en movimientos en defensa de los derechos de la mujer, y que el clima de violencia contra las mujeres “no es nada nuevo”, si no histórico, cultural y político, pues las instituciones “no han respondido correctamente a las necesidades de las mujeres.”

Afirmó que una de estas instituciones es la familia, pues “también es una de las instituciones que propician mucho la violencia hacia las mujeres” y que, ante la pregunta si cree que las cosas mejorarán este sexenio, respondió que “Bueno, por eso estamos aquí. Porque debemos de seguir luchando porque esta situación cambie. No estamos esperando que se nos de graciosamente concesiones. Estamos luchando aquí por nuestros derechos, y lo que sería inadmisible es que retrocediese en los derechos que ya hemos ganado.”

Poco después de estas declaraciones, a las 18 horas, el resto de los contingentes llegaron a la plancha del Zócalo. Buena parte de ellos entraron por la Avenida de Francisco y Madero, enteramente peatonal, y ya en la plancha, integrantes de algunos colectivos, buena parte encapuchadas o cubiertas con frazadas, aprovecharon para pintar en el suelo con pintura en aerosol y esténciles mensajes como “Ni una menos”, “Dueña de mi misma”, “el porno es la teoría, la violación la práctica” y “Muerte a la iglesia violadora” en la parte más cercana a la Catedral Metropolitana de la capital.

Los contingentes estaban dispersos, pero algunos se acercaron al templete, sobre el cual las organizaciones sindicales seguían presentando sus declaraciones. En algún momento, un trío de mujeres vestidas de rojo subió a cantar algunas canciones de solidaridad, con bajo eléctrico y guitarra acústica en mano.

Después fue que el Frente Feminista Radical, el colectivo Crianza Feminista y Maternidades Feministas subieron por la fuerza al templete, retirando a las organizaciones sindicales.

El público se deshizo en consignas dispares. Algunas pidieron unidad del movimiento, y rechazaron el uso de la violencia para tomar la palabra. Otras pidieron que se les dejara hablar, y que se les pasara un micrófono a las compañeras para escucharlas mejor. Algunas voces clamaron contra los sindicatos, diciendo que “no representan a las mujeres”.

En el templete, una oradora de Maternidades Feministas afirmó que “tenemos que poner en la agenda política el trabajo doméstico de las mujeres y llamó por la prohibición de la pornografía y la prostitución “no por el hecho en sí, si no porque constituyen la industria del sexo.”

Ante los contantes gritos y reclamos por los insultos y golpes que se propiciaron para poder estar sobre el templete, una integrante del Frente Feminista Radical exclamó que “dejen hablar a las madres, las madres son la base de la sociedad.”

Para las 19 horas, el resultado de la marcha eran eventos dispersos y muchos grupúsculos sentados en la plancha del Zócalo, apenas visibles por la cada vez más escasa luz solar. Poco antes, cerca de Madero, un grupo de religiosos cristianos ofrecían visiones sobre las escrituras y el pecado de la mujer cuando los colectivos feministas más cercanos comenzaron a corear “mi cuerpo es mío, sólo mío y sólo mía la decisión.”

“Alabado sea Dios”, intentó usar como contraataque el hombre, acompañado de dos mujeres que cantaban temas religiosos, antes de ser superados, por lo que se retiraron momentáneamente.

Por otro lado, cerca del Palacio Nacional, el Movimiento de Trabajadores Socialistas (MTS) y su frente feminista Pan y Rosas ofrecieron discursos a los manifestantes que quisieron acercarse a sus mantas roja y morada, donde intentaron ligar la opresión de la mujer con la lucha por los derechos de los obreros.

En el templete, la desorganización permitió a otros colectivos e individuos aislados subir para externar sus opiniones sobre la discriminación que sufren mujeres y minorías – como los homosexuales – en México. Una mujer de unos 60 años de edad aprovechó para despotricar contra los transexuales, al decir que “eres mujer o eres hombre, esa es la naturaleza”, por lo que se escucharon gritos de “¡Bájese, señora!” de parte de la multitud.

A las 20 horas, ya no había motivo para estar en la plancha del Zócalo. Los contingentes se retiraban poco a poco y silenciosamente. Sólo algunos grupúsculos seguían en el suelo, platicando sobre los resultados de la marcha.

Había concluido la jornada por el Día Internacional de la Mujer. Por la zona de la plancha más cercana a la Avenida de Madero, una de las religiosas expulsadas volvió a instalar su bocina y se puso a hablar del pecado y de Sodoma y Gomorra, a la luz morada que los edificios del Primer Cuadro de la capital lucían en conmemoración por el 8 de marzo.