Despenalización del aborto, ¿qué efectos tendrá en Coahuila?

Gracias a un amparo, las y los Ministros de la Suprema Corte promovieron la despenalización del aborto en Coahuila en 2021. Esta sentencia, fue un parteaguas para que, el pasado miércoles 6 de septiembre, se tomara la misma medida en el resto del país.

Despenalización del aborto, ¿qué implica?

A diferencia de países Latinoamericanos, en los que la iniciativa vino desde el Congreso, en Coahuila la despenalización del aborto se dio gracias a un amparo que tuvo efectos jurídicos inmediatos gracias a una sentencia emitida por las y los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Desde ese momento, aunque no se derogó el artículo del Código Penal en el que se establecen los castigos por interrumpir el embarazo, sí se prohibió que cualquier persona gestante fuera juzgada y encarcelada por abortar.

Bajo ese contexto, el pasado miércoles las y los Ministros determinaron que en ninguna entidad federativa se podrá juzgar a las personas que interrumpen su embarazo, así como a quienes lo practican. Además, las instituciones públicas de salud deberán atender, de manera segura, la interrupción del embarazo a cualquier persona gestante que lo solicite.

Te puede interesar | De manera oficial, el aborto queda despenalizado en Coahuila

Con la despenalización del aborto a nivel federal, todos los jueces del circuito deberán archivar las denuncias presentadas por interrumpir un embarazo y también tendrán que ordenar la absolución de las personas que estén encarceladas o en proceso por haber tomado la decisión de abortar.

De la despenalización del aborto a la legalización

El que se haya despenalizado el aborto, no significa que ya esté legalizado. El camino indica que, en principio de cuentas, todos los códigos penales del país deberán derogar de sus páginas los castigos, sanciones y penas que se adjudican en contra de quien practique y se someta al proceso de interrupción del embarazo.

Después, será tarea del Congreso de la Unión, tanto diputados como senadores, crear todo el marco legal para que éste se aplique en las 32 entidades federativas sin distinción y sin excepciones.

Por otro lado, en la ley todavía está contemplada la Objeción de Conciencia, es decir, que el o la profesional de la salud tengan la oportunidad de negarse a practicar un legrado voluntario, sin embargo, la ley también contempla que, en caso de que esto suceda, siempre tendrá que estar a disposición personal capacitado para que respete y cumple la voluntad de la persona gestante de manera segura.

Olga Sánchez Cordero, senadora y Ministra en retiro, explicó en su cuenta de twitter que la despenalización del aborto en México implica tres cosas:

1.- El Congreso deberá legislar en la materia.

2.- Las instituciones de salud deberán brindar el servicio de aborto.

3.- Las mujeres o personas gestantes procesadas o sentenciadas por abortar deberán ser absueltas.

Rechaza Congreso de Hidalgo iniciativa para despenalizar el aborto

Información vía Sinembargo

Con 15 votos en contra, 10 a favor y 5 abstenciones, el dictamen para reformar la ley local y el código penal despenalizar el aborto, fue rechazado.

En contra de la aprobación de la iniciativa votaron tres diputados del Partido Acción Nacional (PAN), ocho de Morena, dos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), uno del Trabajo (PT) y uno de Nueva Alianza.

Integrantes del grupo anti-aborto Movimiento Nacional por la Vida "Vive México", celebraron la decisión del Congreso.

Previo a la votación, estos grupos que expresaron su rechazo ante esta iniciativa, por lo que realizaron un "exorcismo" al interior del Congreso local en un intento de que el dictamen no fuera votado.

Por el contrario, los integrantes del Movimiento Marea señalaron como traidores a los diputados del Grupo Universidad que votaron en contra.

Así mismo demandaron el cese del grupo legislativo de Morena por “no atender los temas progresistas del partido”.

Lectura Recomendada: Estados de la República se unen por aborto seguro, legal y gratuito

El colectivo agregó que esperarán seis meses más para regresar a impulsar la iniciativa del Congreso Local.

Cabe destacar que desde el pasado jueves 21 de noviembre se aprobó en las Comisiones de Legislación y Puntos Constitucionales y Seguridad Ciudadana y Justicia, la iniciativa de la Interrupción Legal del Embarazo (IFL).

Después de la votación, la iniciativa volvió a las comisiones para que realizar un nuevo análisis y plantear una nueva formulación.

La morenista Tatiana Ángeles, expresó que esta reforma otorga certeza a las mujeres para que puedan decidir de manera libre sobre su cuerpo.

A diferencia de la diputada, el panista Cerón Asael insistió en garantizar el derecho a la vida desde la concepción.

El Código Penal de Hidalgo prevé penas de prisión de entre uno a tres años para las mujeres que abortan y la misma medida para los doctores que practican la interrupción del embarazo en la entidad.

Oaxaca aprueba el aborto antes de las 12 semanas de gestación

En una sesión muy movida de la LXIV Legislatura del estado de Oaxaca, frente a integrantes del movimiento celeste en contra del aborto legal y de la llamada marea verde feminista, los y las legisladoras decidieron que se aprobara la despenalización del aborto antes de las 12 semanas de que un bebé estuviera gestado dentro del vientre de alguna mujer.

Con mayoría morenista en el Congreso, 24 votos a favor y 12 en contra, es que Oaxaca se convierte en un estado que permite el aborto.

Un unísono "Sí se pudo" llenó el recinto del Congreso sureño luego que el 24/12 corriera a favor de las feministas quienes gritaban emocionadas con los letreros de Aborto Legal bien en alto y brincando sus verdes prendas que subieron y bajaron del lado derecho del graderío legislativo.

Al otro extremo, la tribuna celeste perdió una batalla que venían a ganar. Sus pancartas decían que sí a la vida, que los bebés también son mexicanos y sin voz quién los defendería.

Entre ese grupo estuvo la Conferencia del Episcopado Mexicano, el arzobispo Pedro Vásquez Villalobos y hombres y mujeres de religió católica.

"Por la vida hasta la muerte", protestaron los que afuera del Congreso de Oaxaca rezaron a la Virgen María para que no permitiera el aborto antes de las 12 semanas de gestación.

El estado de Oaxaca se convierte en el segundo de todo México en tener este tipo de adecuaciones legales a favor del aborto, junto a la Ciudad de México quien aprobaría una reforma al Código Penal muy similar a la de hoy pero allá en 2007.

"Que américa latina sea toda feminista", celebró el grupo de mujeres cuyo movimiento hace unas semanas protestó en diferentes partes del país contra la impunidad ante las crecientes víctimas de feminicidio en México.

Mientras tanto, en Coahuila, el tema del aborto legal empieza por ganar terreno con la iniciativa de Claudia Isela Ramírez, perredista, quien propuso el 16 de octubre de 2018 a permitir legalmente la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas.

"El tema del aborto, de la despenalización, de la legalización, se pone en la agenda pública y al ponerse en la agenda pública la gente empieza a discutir acerca del tema.

"Evidentemente también es una posibilidad muy grande para nosotras, como movimiento feminista; pues nos demos a la tarea de informar sobre una perspectiva de derechos, de justicia social y como un problema de salud pública", opinó Valeria López Luévanos, abanderada civil del activismo feminista en La Laguna.

Fiscalía de Nuevo León persigue más a quien aborta que a feminicidas

Fuentes: Secretariado Ejecutivo, Publímetro, ENDIREH (INEGI).
Foto: Cultura Colectiva News.

Según datos del Informe de Incidencia Delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el estado de Nuevo León ha abierto más carpetas de investigación sobre abortos que sobre feminicidios.

Nuevo León también es el segundo estado con más incidentes de violación, según llamadas de emergencia registradas al 911 nacional; en este estado 336 mujeres han sufrido el delito de violación en los primeros 7 meses del año, esto significa que tres mujeres son violadas cada 48 horas en la entidad.

En esa misma estadística, Nuevo León alcanza el primer lugar de violaciones a mujeres por cada 100 mil de ellas. 12.4 de cada 100 mil mujeres han llamado de emergencia para denunciar una violación.

En este mismo sentido de violencia hacia las mujeres, Nuevo León alcanza el tercer lugar en violencia de pareja, medida por el Secretariado. 17 mil 259 mujeres llamaron a emergencias para denunciar abuso en sus relaciones.

El estado fue superado en este número, sólo por Baja California (29 mil 091) y Chihuahua (20 mil 805 llamadas).

Asimismo, Nuevo León obtuvo el poco agraciado cuarto lugar en violencia familiar donde una mujer es agredida según denuncias al 911.

31 mil 216 mujeres denunciaron violencia familiar en sus hogares en los primeros 7 meses de 2019 en Nuevo León. Esto es, mil 593 por cada 100 mil habitantes.

Puesto con datos más digeribles se puede asegurar que en lo que va del presente año y hasta julio, 81 mujeres por día llamaron a emergencias para denunciar abuso de su pareja y, en el mismo día, otras 147 llamaron para denunciar violencia familiar.

Pensemos, además, que, según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, el 88.4% de las mujeres no denuncia las agresiones que sufren en el hogar o en las relaciones.

Esto incrementaría la cantidad de víctimas casi nueve veces si consideramos los datos del Secretariado Ejecutivo.

Se busca por abortar

Es por eso que suena devastador enterarse que la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León esté llenando sus cajones de más carpetas de investigación sobre mujeres que practicaron el aborto que sobre feminicidas locales.

La misma institución nacional de seguridad, el SESNSP, reportó que entre enero y julio del 2019 se abrieron 55 casos del delito de fuero común que hace 12 años despenalizó la Ciudad de México conocido como aborto.

En contraste, se midieron tan sólo 32 casos del delito de feminicidio que desde 2017 fue aprobado por el Congreso de Nuevo León para su tipificación oficial con sus propias penas máximas de entre 40 y 60 años para los responsables.

Además, por si los números anteriores fueran poca cosa: mientras las fuerzas de investigación del estado de Nuevo León, en 2019, indagaban los casos de 55 mujeres que perdieron o decidieron dejar de llevar un nonato en sus cuerpo, 666 personas en su estado estaban siendo abusadas sexualmente y 617 estaban siendo violadas de acuerdo a las carpetas de procesos judiciales registrados por el SESNSP.