Sistema Vial Centenario: un motel para peatones

El día en el que entré al desnivel peatonal del Sistema Vial Centenario (antes Nudo Mixteco), jamás imaginé que éste funcionaba como una mazmorra raída y puerca para organizar encuentros sexuales.

El Sistema Vial Centenario fue construido para mejorar el flujo vehicular que da paso hacia el norte de la ciudad de Torreón. Entre túneles y puentes, los conductores se trasladan del bulevar Constitución al Independencia y a la carretera Torreón- San Pedro con rapidez y sin congestionamientos.

Para la idea original, los constructores de la obra contemplaron a los peatones y a los ciclistas que también transitan por el sector a diario. Justo en el Fresno, en la lateral que conduce hacia la  Torreón-San Pedro, hoy conocida como bulevar La Nogalera, existe un angosto pasadizo que facilita el cruce para peatones y ciclistas sin arriesgar la vida.

Allí, comienza un camino grafiteado, que todavía recibe la luz del sol y que conduce hacia un túnel que me hizo recordar al que recrea Gaspar Noé en su película Irreversible, pero con más mugre, con más oscuridad y con más secretos.

El Sistema Vial Centenario: un motel para peatones

El olor del túnel es más que desagradable. No se puede estar mucho tiempo en las entrañas del Sistema Vial. En los costados hay basura, cáscaras de mandarina, bolsas negras. Donde antes había lámparas hoy hay huecos y al lado de esos huecos hay telarañas gruesas.

Al seguir caminando encontramos que las paredes son utilizadas como una sección de avisos clasificados del periódico. Allí las personas escriben sus números telefónicos y las características de los varones que les gustaría complacer.

"Mamo verga gratis y presto mi culito gratis", "también mamo y chupo pelos y huevos", "me gustan mucho y me excitan los cholos", "negros, chacales, albañiles, vergones", "Kiero mamarte la vergota y que me coja el mensajero de Benavides", son algunas de las características que están escritas en las paredes del Sistema Vial Centenario, que hoy en día funciona como motel gratuito.

Peatones arriesgan su seguridad en el desnivel del Sistema Vial Centenario

Sin duda los peatones arriesgan su seguridad en el desnivel del Sistema Vial Centenario, No sólo es el hecho de que en ciertos horarios el lugar se utilice para tener aventuras sexuales. Lo que más deslumbra de este lugar es su oscuridad. Su evidente descuido y el claro desinterés que tiene la autoridad por mantener el espacio digno, vigilado, limpio y sin carencias.

Resulta irónico pensar que el camino que conecta hacia la zona con mayor plusvalía de la Comarca Lagunera, contenga en sus entrañas un pasadizo asqueroso que refuerza la idea de que los peatones y los ciclistas en la ciudad y en toda la zona metropolitana no importan.

"La red vial actual de Torreón se encuentra conformada por vialidades primarias, secundarias, colectoras y locales, además de un libramiento. Más del 56% de las vías disponibles en la ciudad, son locales. En las cuales se generan desplazamientos principalmente a pie o en bicicleta, pues son viajes cortos. Por lo que deben de tener la infraestructura suficiente para que estos sean cómodos y seguros, modificando el diseño actual, enfocado principalmente al vehículo privado.", escribió el Maestro Salvador Herrera en el estudio "Un Torreón para caminar y andar en bici es posible", publicado por el instituto Municipal de Planeación de Torreón (IMPLAN).

Te puede interesar | Torreón gacho o el lado infrahumano de las calles laguneras

Y es que hoy el IMPLAN lo único que hace es soñar. Creer que en Torreón es posible diseñar una ciudad amigable con los peatones, con los ciclistas y con las personas que utilizan transporte público. Creen que algún día habrá voluntad y oportunidad para tener espacios inclusivos, que no solamente estén enfocados en promover el uso del vehículo.

Para muestra están las inversiones del gobierno del estado en la ciudad, particularmente el Sistema Vial Cuatro Caminos, un desnivel que dará flujo a más de 20 mil automóviles que circulan por la zona y que desplaza, de sobremanera, a las personas que no tienen automóvil. La inversión para este obra es de 500 millones de pesos y ya presenta un 67% de avance.

Para el director de Obras Públicas de Torreón, Juan Adolfo Von Bertrab, existen otras alternativas para quienes no usan automóvil, así lo informó durante el inicio de construcción del Paso vehicular Villa Florida, obra que contempla liberar el tráfico en la lateral que lleva del bulevar La Nogalera hacia el Periférico Raúl López Sánchez.

Para los peatones y ciclistas que no quieran arriesgar la vida en Villa Florida o en el Sistema Vial Cuatro Caminos y en el desnivel peatonal del Sistema Vial Centenario sí existe una alternativa digna. Esa, de acuerdo con los parámetros y el criterio del municipio, es que aprendan a volar.

El más mexicano, el que tiene más fe

No hay tiempo para un respiro, no hay lugar para los débiles, el camino para Caramelo Chávez continúa después de la desilusión de la selección sub-20, esta vez las esperanzas se sitúan en Monterrey con la Selección femenil y el viernes a conocer la nueva camiseta del equipo mexicano que estará en Qatar dónde está fijado el destino para caramelo en este 2022.

No hay nadie que apoye tanto al combinado nacional como Chávez y por eso es tan significativo asistir a la hora que los dirigentes del fútbol nacional presenten en la nueva playera del conjunto Azteca. Así es la brega para el mejor aficionado de México, con un corazón indomable cómo lo fue en su tiempo el territorio de Chihuahua para los conquistadores de la Nueva Vizcaya.

VIDEO: El Corona era la cantina más grande de Torreón: Adomaitis

El antiguo Estadio Corona era la cantina más grande de Torreón, así lo relató Héctor el "Ruso" Adomaitis durante una entrevista con Federico y Agustín, periodistas a cargo del proyecto Mx Sudamérica.

Durante la charla, el ex jugador chileno recordó que en el coloso de Las Carolinas, el agobiante calor y la restricción de venta de alcohol en cualquier lugar de la ciudad convertían al estadio en la cantina más grande de Torreón.

"Era la mayor cantina que había en Torreón, porque los domingos sólo se vende cerveza en el estadio, por norma y por ley. Si tú vas al supermercado y quieres comprar algo de alcohol, automáticamente no te lo venden porque no pasa por la caja", comentó Adomaitis.

Con el ruso en la plantilla lagunera, Santos Laguna ganó su primer campeonato de liga, en el Torneo de Invierno 1996. Además, ya retirado, fue auxiliar técnico de Benjamín Galindo cuando ganaron el certamen mexicano en el Clausura 2012, al vencer a los Rayados del Monterrey en la cancha del nuevo Estadio Corona.

"El único lugar permitido era el estadio en Torreón. Imagínate; calor seco, jugábamos a las 4 de la tarde, la gente, mínimo, a las dos de la tarde ya estaba lleno el estadio y después muchos partidos a las doce del día. Y luego hubo muchos partidos que al medio tiempo ya no había cerveza, había un promedio de venta de 20 mil a 25 mil cervezas", expuso el también ex jugador de Cruz Azul.

Te puede interesar | Santos Laguna demanda a Disney por incumplimiento de contrato

Actualmente, en los terrenos donde estaba construido el antiguo Estado Corona, no hay más que llano. Desde su demolición, no se ha hecho nada con el terreno que hospedó los primeros tres campeonatos de liga del Club Santos Laguna.

El extracto de la entrevista lo pueden ver en el siguiente enlace:

Por la dignidad del futbol femenil en México

Alianzas | Adriana Armendáriz | Vanguardia | Border Center for Journalists and Bloggers

El fútbol femenil no da para vivir en México. A pesar de ello, mujeres mexicanas intentan cada año participar de manera profesional en un ambiente hostil, machista y sectario.

https://www.youtube.com/watch?v=pDiL19tIHkk

Con un valor total en el mercado de 894.2 millones de dólares, según el sitio Transfermarkt, la Liga Mx es el negocio deportivo más rentable en México. Sin embargo, esta cifra está 11 veces por debajo del costo de la Premier League, torneo ranqueado por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) dentro del top 5 de las mejores ligas del mundo.

De acuerdo con declaraciones hechas a inicios del 2021 por Mikel Arriola, presidente de la Liga MX, la contribución que este torneo hace a la economía del país representa el 0.6% del PIB.

Pero a pesar del exorbitante flujo de dinero que se mueve en el fútbol mexicano, la rama femenil está muy lejos de contar con igualdad de condiciones en la misma disciplina a nivel profesional.

Florian Thauvin, la reciente contratación de Tigres, y el jugador más caro de la liga mexicana ganará 5.3 millones de dólares anuales. En contraste, desde que se creó la Liga Mx Femenil, en 2017, los sueldos han sido desde 2 mil 500 pesos al mes, y en casos especiales difícilmente se rebasan los 300 mil pesos al año, según declaraciones de las propias jugadoras.

En México, del futbol femenil no se vive 

En entrevista, Ana Paola López, jugadora de Club Pachuca, fue contundente al referir que el futbol le dio un trabajo donde pensó que no iba a tenerlo en esta disciplina, en México. Y aunque hoy cumple su sueño, las condiciones no son las idóneas.

“El futbol no te da para vivir, tienes que optar por tener más empleos, que no es lo más sano porque estás partiéndote en el día. Al final no puedes lograr el nivel de profesionalismo”, explicó la jugadora de 27 años al relacionar el tema salarial con el impacto deportivo.

Y al hablar sobre la parte personal, señaló el efecto en la dinámica social: “Trabajas cuando la gente descansa y ese tipo de cosas no cualquier pareja te lo aguanta, y si todavía ganas poco, pues no. Ya que lo ves así, no es tan factible que puedas formar familia de manera tan sencilla, y va directamente relacionada al salario”, mencionó Paola.

Deserción por bajos sueldos

Las mujeres futbolistas están en desventaja. Algunas prefieren abandonar la profesión deportiva. Foto: Roca Pics.

Un caso de abandono deportivo por las condicionantes salariales es el de Andrea Tovar Tames, ex jugadora del Club Santos Laguna, quien debutó profesionalmente en 2017 y un semestre después el club decidió no darle continuidad como parte del plantel.

Durante su contrato con Santos percibió tres mil pesos mensuales en pagos por quincena. “A mí no me pesaba ese salario por qué yo estudiaba, vivía con mis papás. Lo que ganaba en Santos era para lo que yo quisiera. Pero quienes sí se las vieron difíciles fueron las foráneas, con ese sueldo tenían que mantenerse”, dijo Andrea.

Una vez concluido su acuerdo con el club lagunero, Andrea decidió frenar su trayectoria futbolística al valorar las complicaciones que tendría al mudarse a otra ciudad.

“En mi caso tengo bien inculcado que primero son los estudios, y viendo el salario que pagaban, no me convenía irme de aquí (Torreón) y preferí seguir con mis estudios”, explicó Andrea, quien actualmente es Licenciada en Administración de Empresas.

Hay que tomarlas en serio

Para el arranque de la Liga Mx Femenil se acordó que cada club de primera división debía abrir un equipo que contara con 21 jugadoras, que el plantel sería categoría Sub 23, además de enlistar a cuatro futbolistas menores de 18 años y dos de categoría libre.

Al respecto, Javier Gómez, director deportivo de Saltillo Fútbol Club, equipo que compite en la Liga Premier Serie A de México, señaló que hubo clubes que ante la obligación de armar un representativo femenil han mostrado un interés real por trascender.

Pero también refirió que: “otros clubes lo ven como un compromiso o un gasto y es ahí donde se desprende el problema económico. Lo ven como una imposición de la liga y no como algo que les retribuya porque no lo ven con la seriedad debida”, dijo Javier Gómez.

Mujeres pagarían por grito homofóbico

Luego de que el grito homofóbico ante el despeje de un portero prevaleciera durante los partidos de la Selección Mexicana varonil, la FIFA impuso a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) un castigo de dos partidos de veto en público para las selecciones mexicanas que jueguen como local.

Ante esto, mediáticamente se habla de que los dirigentes del futbol mexicano aplicarían la sanción en los juegos que dispute la Selección Mexicana femenil.

Sobre ello opinó Ana Paola López: “Se me hace triste que la sanción recaiga en ellas. En la femenil no ocurre eso, no es como que estés portereando y te digan “puta”. Creo que la selección femenil no lo merece”, sentenció la jugadora del Pachuca.

Además agregó: “Visto como negocio se entiende, pero que se entienda no quiere decir que se justifique o se valide. Entiendo la dinámica del negocio, pero como mujer y estando de este lado, no es como que te encante”, complementó Ana Paola.

Persiguen lo justo y lo digno

Si bien desde que arrancó la Liga Mx hasta ahora sí ha tenido una mejora paulatina en cuanto a las transmisiones televisivas, mejora en logística interna de los clubes y aumentos salariales paulatinos, aún queda mucho por hacer, explicó la futbolista de Tuzos, Ana Paola López.

“Creo que es entendible y es normal porque cualquier negocio nuevo no puede empezar siendo lucrativo. Pero el que lo entienda no quiere decir que lo justifique o lo valide. Creo que de forma general no es sano para el mundo que el futbol mueva tanto dinero”, reflexionó López.

Ana Paola aseguró que se busca que el fútbol profesional sea bien pagado y que sea un sueldo promedio más alto por el tiempo que puedan jugar, con los riesgos que ello implica. “Simplemente queremos que sea algo justo, digno”.

En la búsqueda por mejorar las condiciones de la Liga MX Femenil, en marzo de 2020, las jugadoras de dicho torneo emitieron un manifiesto en el que exponen cinco puntos principales de la brecha entre hombres y mujeres, entre ellos el tema salarial, la desigualdad laboral y el ser reconocidas como personas.

La publicación del manifiesto coincidió con la detonación de la pandemia de COVID-19, lo que a su vez complicó el seguimiento puntual de las peticiones. “La pandemia nos afectó. Se entiende que no puedes llegar y demandar lo mismo”, explicó la futbolista Ana Paola.

“Estamos en stand by (pausa). Pero lo que sí se logró fue una acción colectiva de jugadoras, no lo habíamos hecho nunca. En general creo que las chavas de la liga entienden el camino que hay que recorrer, en ese sentido. Al final queremos una liga que no sea efímera, que perdure. Continuar una liga para las que vienen, pero que sea en un mejor entorno”, apuntó la jugadora de Tuzos Femenil.

Desigualdad desde la infancia

Una de esas jóvenes que sueña con trascender en el futbol femenil a nivel mundial es la saltillense Luciana Rodríguez Hernández, quien ha jugado al balompié desde los 11 años, y hoy con 18 años, es consciente de los retos a los que puede enfrentarse en el futbol femenil profesional.

“Creo que a pesar de toda la adversidad que existe (falta de seguimiento y bajos sueldos) si logras destacar, puedes emigrar a Estados Unidos o a Europa, o competir por un lugar para Selección Nacional. Puedes buscar una beca, lo cual es un plus”, explicó Luciana.

La actual jugadora de Aztecas de Torreón y Millenials de Saltillo, opinó que la verdadera inclusión del fútbol femenil aún puede tardar años, o estar más cerca, dependiendo del empuje que los dueños de los equipos quieran darle realmente.

Juan Rodríguez Camacho, papá de Luciana, respeta el deseo de su hija de seguir en el fútbol profesional a los directivos les envía este mensaje: “Que se atrevan, que tengan visión, que el fútbol femenil también es negocio. Si se va a hablar de dinero, que inviertan. Sí van a recuperar la inversión”.

Iván de Jesús García, entrenador del equipo de futbol femenil Lobas de la Universidad Autónoma de Coahuila, dijo que la preparación deportiva desde la infancia es clave para sobrellevar estas y otras condiciones.

“Hay que empezar a crear una categoría infantil de niñas, eso es muy importante para darles confianza”, señaló Iván García, quien también destacó la importancia de que desde la niñez un atleta entienda el deporte, las técnicas y conceptos prácticos.

Ante la falta de fútbol infantil meramente para niñas, Iván explicó que la demanda social se refleja en los equipos varoniles: “Ya no ves solo a una niña jugando, ya ves hasta cuatro en un equipo de niños”.

RECUADRO ¡Que viva, ¿México…?

De acuerdo a un estudio publicado por Sporting Intelligence en 2017, mismo año de la creación de la Liga MX Femenil, la Liga 1 de Francia en su modalidad femenil y líder en salarios mundiales en esta rama, en promedio paga a cada jugadora 42 mil 188 euros de forma anual, lo que equivale a 990 mil pesos.

Para que esta cifra se replicara en México, cada jugadora debería ganar 82 mil 500 pesos al mes.

DATOS COMPLEMENTARIOS

DATO 1

Una brecha dentro y fuera del deporte

Las mujeres con un trabajo formal en México reciben un salario 21 por ciento más bajo que los hombres, al desempeñar la misma actividad.

Fuente: Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

DATO 2

Avances importantes, pero no suficientes

Si bien durante los últimos años el Comité Olímpico Internacional ha trabajado por lograr el equilibrio entre la participación femenina y masculina en las justas olímpicas, aún queda un último paso por dar.

En París 1900 compitieron un total de 997 atletas, de los cuales solo fueron 22 mujeres, representando apenas un 2.2 por ciento. Para Tokio 2020, la participación femenina rompió récord con un 48.8 por ciento del total de los deportistas presentes, 11 mil 326.

DATO 3

Una diferencia abrumadora

La diferencia salarial entre el jugador y la jugadora de fútbol mejor pagados del mundo en 2021 es de 125.4 millones de dólares anuales.

Fuente: National Women’s Soccer League y Forbes

Jugador mejor pagado del mundo

Lionel Messi

Nacionalidad argentina

Equipo: Barcelona FC

Salario anual: 130 millones de dólares

Jugadora mejor pagada del mundo

Carli Lloyd

Nacionalidad estadounidense

Equipo: NJ/NY Gotham FC

Salario anual: 518 mil dólares anuales

DATO 4

Entrenar contracorriente

Por cada 11 jugadores en el campo en categorías infantiles, hay dos niñas en el equipo, por falta de clubes exclusivos para mujeres a temprana edad.

Fuente: Iván García, entrenador de futbol femenil en Saltillo

DATO 5

La carga invisible

Durante 2020, con el inicio de la pandemia por COVID-19, dos de cada tres personas que dejaron su trabajo y no pudieron retomarlo son mujeres.

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)

DATO 6

Una deuda más allá del futbol

El suizo Roger Federer encabezó la lista de los tenistas mejor pagados en 2020 con una ganancia de 106.3 millones de dólares. En tanto, la mujer mejor posicionada en el tenis es la japonesa Naomi Osaka con 37.4 millones de dólares, cantidad que la coloca en el cuarto puesto general: la diferencia es de 68.9 millones.

Lista Forbes de los tenistas mejor pagados 2020

DATO 7

Una esperanza de crecimiento 

Como parte del programa FIFA Girls Academy, la Federación Internacional de Fútbol Asociación eligió a la Federación Mexicana de Futbol para implementar un proyecto (en actual desarrollo) en las categorías 2005-2006. Consiste en impulsar la práctica del futbol femenil en México, a través de visorias en 16 ciudades.

DATO 8

¿Desigualdad invisibilizada?

La búsqueda en internet de futbolistas mexicanas mejor pagadas lleva a un callejón sin salida. En primera instancia, la mayor cantidad de notas hablan sobre los altos salarios de los hombres. Sobre las deportistas, circulan más bien rumores y datos añejos.

En 2018, Forbes expuso que las mejor pagadas del futbol femenil fueron Nayeli Rangel, de Tigres, y Mónica Ocampo, de Pachuca, con sueldos aproximados de 356 mil pesos al año. Desde entonces no hay información clara: sueldos que oscilan entre 2 mil 500 pesos a los 120 mil mensuales.

Pero aun si se toma en cuenta los sueldos mencionados en 2018 (los más altos conocidos) y se comparan con el jugador mejor pagado en México, Florian Thauvin, reciente contratado en Tigres, con un sueldo de 5,3 millones de dólares al año, nuevamente la comparación es abrumadora: casi 5 millones de dólares.

* Este reportaje fue elaborado como parte de la primera temporada de Voces Emergentes, un proyecto de InquireFirst que busca potenciar a las y los jóvenes talentos del periodismo en todo México. Ésta y otras historias las podrás encontrar en www.vocesemergentes.com.

Te puede interesar: Fracaso Tokio: la culpa no es de los deportistas, es del Estado Mexicano

Memoria de un corazón ausente, lectura indispensable para empatizar con una causa

Una de las lecturas indispensables para quien quiera comprender la complejidad del problema de las desapariciones en el país y de manera concreta en Coahuila es Memoria de un corazón ausente.

La publicación editada por la Fundación Heinrich Böll y coordinada por el activista Jorge Verástegui González es única por su composición: reúne las historias de vida de 14 personas desparecidas contadas por sus familias y tambíen incluye una carta de sus seres queridos.

"Se va tejiendo con esa carencia un relato marcado por la angustia de quien se pregunta todos los días dónde está, sin poder averiguarlo. Esta red de incertidumbre desconoce el nombre de quienes la conforman; sólo tiene por cierto que al rostro de aquellas personas lo acompañará siempre una palabra: desaparecida", refiere en el prólogo Verástegui.

En la complicación de historias encontramos a Silvia Stephanie Sánchez-Viesca Ortiz, Adela, Yazmín Solís Castañeda, Antonio Verástegui González, Dora Elba Solís Parilla, Daniel Heberto Hernández Villarreal, José Gabriel Rodríguez Urenda, Brenda Melina Zúñiga Vargas, Bertha Alicia Padilla Reyes, Olga Alicia y Evelyn Rosalinda Herrera García, Víctor Manuel Guajardo Rivas, Diego Alonso y David Basilio Díaz Pérez y Brandon Esteban Acosta Herrera.

Sus desapariciones se registraron entre 2005 y 2012 en las diferentes regiones del estado, además de que fueron perpetradas por individuos desconocidos o elementos policiales.

Te puede interesar: Ineficacia e injusticia: 29 años de la desaparición de Edna Xóchitl

"La Memoria de un corazón ausente pretende cambiar la narrativa, reconstruyendo la historia de personas desparecidas a la luz del concepto de búsqueda de vida. Éste surgió hace algunos años como el resultado de los esfuerzos por entender lo que hay detrás de las acciones de búsqueda de una persona, a la par de resignificar una vida ausente en la vorágine de las desapariciones", refiere en el prólogo el coordinador.

El libro ya tuvo una difusión bastante interesante en universidades, foros de derechos humanos y actividades culturales como la Feria Internacional del Libro de Guadalajara donde su distribución fue gratuita por la filosofía de la propia fundación que hizo posible su publicación.

Sin embargo, para las personas interesadas en conocer su contenido está disponible en este enlace.

Hoy en el marco del Día del desaparecido, conocer este tipo de historias abonan mucho a saber qué hay detrás de la ausencia de más de 3 mil personas que fueron arrebatadas de sus seres queridos en esta entidad según cifras federales.

El prejuicio de unos cuantos se derrumba a cada página que avancemos y nos da una idea clara: la desaparición es algo que le puede pasar a cualquiera.

Streaming del documental "La utopía de la mariposa"

Por Fernando de la Vara

El documental dirigido por Miguel J. Crespo, y celebrado en diferentes festivales de cine, será transmitido en línea, gratuitamente, del 13 al 22 de agosto, a través del portal de Doqumenta*, y del 2 al 19 de septiembre por Shorts Mexico**.

La utopía de la mariposa narra los obstáculos que enfrenta Lukas Avendaño, el artista más importante de la comunidad muxe, en la búsqueda de Bruno, su hermano, desaparecido en mayo del 2018; en una habitación llamada “El cuarto de las mariposas utópicas”, Lukas documenta las trabas e irregularidades que ha encontrado en las diferentes instancias del Estado encargadas de darle seguimiento a la integración del caso de su hermano. 

Por medio del arte, específicamente la danza y la poesía, Avendaño encausa su desesperación y crea el performance “Buscando a Bruno”, que señala la inoperancia de las autoridades. En la entrevista realizada por Aurora Villaseñor, para Gatopardo, Lukas menciona al respecto de su creación: “Lo único que tengo es mi corporalidad, es mi recurso más inmediato. No tengo ningún otro capital, ni económico ni de relaciones que puedan ayudarnos a mí y a mi familia a tener acceso a la justicia, a visibilizar el caso.”

Más de Fernando de la Vara: La iconografía del malestar

El documental es el resultado del seguimiento de las diferentes manifestaciones artísticas que Lukas y su familia han hecho para exigir justicia, y el esclarecimiento de la desaparición de Bruno, ante las distintas autoridades e instancias; es la búsqueda de la dignificación de las diferentes luchas que miles de familiares de desaparecidos emprenden a lo largo del país. Lukas es consciente de que es un tema espinoso: “Encontrar a mi hermano en un contexto de miles de desaparecidos es casi una utopía, pero yo lo seguiré buscando mientras me alcance la vida.” 

El documental ha sido presentado en diferentes muestras, como el Festival Internacional de Cine de Morelia 2019, el Intimatelens Film Festival 2019 y el Globale Film Festival Berlín, en 2020, y ha recibido galardones como el de Identidad de los pueblos originarios, en el Festival internacional de Cine Indígena de Wallmapu, en Chile, en 2019, y el Premio del público del Festival Internacional de Cine Independiente, de la Ciudad de México, también durante el 2019.

El documental lo pueden ver aquí.

Y en este segundo enlace.

El Astillero Libros: seis años de hacer comunidad en La Laguna

El Astillero Libros llega a sus primeros seis años de vida con una vocación de promoción lectora fortalecida, pues a lo largo de su vida ni las obras del Centro Histórico que ahuyentaron negocios ni la pandemia han detenido el proyecto.

A un sexenio de su nacimiento, Ruth Castro, una de sus fundadoras, comparte las experiencias que ha dejado la librería, en su espacio físico, como las diversas actividades y publicaciones editoriales.

Un hecho innegable es que hoy al hablar de El Astillero es hablar de una librería independiente y su compromiso con causas sociales que van desde la desaparición forzada hasta el feminismo.

Su labor ha trascendido fronteras laguneras, pues también forma parte de la incipiente Red de Librerías Independientes (RELI), proyecto que busca dar promoción nacional a estos espacios a través de una plataforma que recientemente abrieron.

-¿Cómo surgió El Astillero?

Iniciamos hace seis años en agosto del 2014 con el proyecto de librería, pero también como uno en torno a la cultura escrita.

Viene de una vocación mucho más atrás. De mi parte, desde muy chica empecé a trabajar en librerías, luego estudié fuera y empecé a trabajar en otras librerías, regresé a Torreón y estuve a cargo de la Librería Isauro Martínez.

En cada una de ellas fui aprendiendo distintos aspectos de atender y administrar, también las bondades que puede tener un espacio como éste que no nada más es una tienda de libros, sino donde suceden muchas otras cosas. Dicho en un frase: promover la lectura en forma de presentaciones de teatro, títeres, música, cine y el formato que se nos ocurra siempre hablando en pro y alrededor de los libros.

-¿Cuáles consideran que han sido las actividades más representativas a lo largo de más de un lustro?

No diría que los eventos más grandes o los que han tenido más gente. Creo que todos sean pequeños o grandes conforman el universo de El Astillero y de pronto es emocionante tener un evento donde no cabe una persona más, pero también es muy interesante otros muy pequeños y especializados, casi como reuniones de café. Más que los más importantes, sería los que más les tengo cariño, por ejemplo los círculos de lectura. Uno tiene más de cinco años, no por lo que sucede ahí, sino porque es una actividad constante cada semana.

-El fomento a la lectura y la promoción del libro nunca han sido fáciles, pero les ha tocado enfrentar momentos de crisis muy particulares, ¿cuál ha sido la fórmula para sobrevivir a momentos como la remodelación de la Morelos por la que muchos negocios quebraron?

Es algo que nos toca reflexionar cada aniversario y que platicando con Fer si bien es algo que pudieran llamarlo oficio o vocación nosotros le llamamos necedad. Cada situación es complicada, como cuando nos cambiamos de local, cuando estuvo cerrada mucho tiempo la Morelos para hacerla semipeatonal y este año por la pandemia, nos hace repensar qué estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo. Nos obliga a la fuerza a pensar en las fortalezas y debilidades, de dónde nos tomamos para seguir. Es importante esa necedad que se basa en algo que nos gusta mucho, que queremos mucho y que sentimos que a mucha gente le importa.

-Como librería independiente ya son un referente en esta región y una prueba está en que forman parte de la RELI, sin embargo hay algo más que eso porque tiene una producción propia de publicaciones , ¿cuáles han visto la luz y qué otras están en el tintero?

El ojo o el aparador siempre está visto en la librería como espacio físico y como tienda de libros, pero en realidad El Astillero tiene servicios editoriales y un proyecto editorial en que hemos impreso libros de nuestro interés, una tienda en línea, un blog donde escribimos y otros proyectos de fomento a la lectura que a veces son aquí mismo o afuera.  Más que el género en el que está escrito lo que nos ha convencido de publicar ciertos títulos han sido los temas. El primero fue el libro de Las buscadoras, que son mujeres buscando a sus familiares desaparecidos, la historia de estas mujeres y las asociaciones que por el hecho de que en La Laguna las cantidades de desaparecidos son impresionantes se desarrollaron asociaciones que ahora son un referente a nivel nacional y Latinoamérica. No es algo de lo que sientan orgullo, pues implicó que tuvieran un desaparecido y la incapacidad de las instituciones las obligó a tener otros métodos.

Luego publicamos el libro de crónicas sobre migrantes en su paso por La Laguna, que es un tema crucial en la región políticamente e históricamente. También el libro para niños es la historia de Guerrero Coahuila contada para niños con ilustraciones. Si imagino más libros de El Astillero, más que tener colecciones por géneros literarios o la forma en la que están escritos, siempre va ser más importante el tema o los contenidos sociales.

-Hoy estamos en una situación más complicada por la pandemia. En un comienzo las librerías no fueron consideradas como negocios esenciales, ¿cómo se ha adaptado El Astillero a estos tiempos?

Por un lado muchas librerías independientes amigas han cerrado y eso es muy triste, pero un punto a nuestro favor es que al no considerarlos negocios esenciales eso hizo que no nos obligaran a cerrar y hemos estado con las puertas abiertas toda la cuarentena.  Hemos tenido que adaptarnos como todos a las formas de higiene y distancia, además de que para los que no vienen ahora tenemos servicio a domicilio.  Claro que eso te obliga a hacer las cosas de manera distinta, repensar si vas a seguir y de qué forma, pero es precisamente estos días que estamos pensando que cumplimos seis años y que al inicio de año hubiéramos imaginado un poco de todo menos eso.

Te puede interesar: Librería el Astillero convoca a compartir anécdotas para celebrar sexto aniversario

Es algo que hasta nos une y a lo que voy es que lo que queremos este año es agradecer mucho a todos los que hacen posible este proyecto.No sólo son cómo se pensaría la tienda y sus clientes, sino también el proyecto editorial, lo que escribimos, la tienda en línea y nuestros servicios editoriales, quienes son todos los implicados en ello.

Están desde librerías independientes que son amigas y nos hemos apoyado todo este tiempo, editoriales que han entendido que en este tiempo no se puede pagar como antes y hay que hacer otros planes de pago o promociones, pero también el reconocimiento de que en estos seis años todos los que forman parte. Sabemos que cuando pase y volvamos a salir todas esas personas van estar aquí.

-Si tuvieran que definir un libro o historia que refleje estos seis años, ¿cuál sería y por qué?

Creo que todavía está por escribirse. Tiene de todo y no podría decirte que es una historia trágica, divertida o sólo de amor. Es como la vida que tiene de todo.

María Luisa Reid y la expresión de la feminidad

En mi trabajo escultórico, pretendo actuar como una generadora de cultura al privilegiar (formal, técnica y conceptualmente) el uso intenso de los sentidos, enfocando las emociones que esto produce hacia formas sublimadas de sensualidad y erotismo

María Luisa Reid

Cuando la experiencia visual se vuelve tridimensional, es posible desarrollar nuevas aproximaciones en la relación del objeto artístico con el observador. Para María Luisa Reid ésta es la base de su trabajo.

Nacida en Zacatepec, Morelos, en 1943 proviene de una familia con una educación tradicional, misma que fue cambiando por la inclinación artística de la autora. Desde 1962 comenzó sus primeras exploraciones al realizar un viaje por Estados Unidos y Canadá donde descubriría una buena cantidad de museos y galerías que la harían reflexionar sobre su proceso creativo.

A su regreso a México, tomó clases de confección de gobelinos con el maestro Pedro Preux, de pintura en San Carlos y de escultura en la esmeralda. Según comenta ella, todo esto le dio una sólida formación como escultora. En 1982 migró a París en donde termina su licenciatura, realiza una maestría en Artes Visuales con el tema de “Análisis de una experiencia de escultura coloreada” además de trabajar en el taller del escultor Maurice Kalca.

Durante su estancia en París participó en las diversas actividades que organizaba la Casa de México en la Cité Internationale Universitaire presentando piezas de acuarela, escultura, instalación, objeto y cerámica.

Fue nombrada miembro del Salón de la Plástica Mexicana, importante recinto donde participa en exposiciones individuales y colectivas, en las cuales ha recibido diversos reconocimientos y distinciones.

El trabajo escultórico de María Luisa Reid es rebelde y hasta erótico como ella misma ha dicho, rebelde puesto que ha experimentado con maderas poco convencionales a la hora de taller como el colorín y porque sus maestros siempre le dijeron que toda escultura tiene que ser del color de su material base mientras que ella experimenta con colores variados como azules y verdes. También es erótico porque expresa una sutil feminidad, con ondulaciones y texturas que dan un aporte estético diferente a su obra.

Ha expuesto en Francia, Japón y Cuba en donde sus obras siempre resultan ganadoras por su contenido. Actualmente vive y trabaja en la Ciudad de México

Artesano rarámuri vende cubrebocas con tejidos tradicionales en Torreón

El artesano Gabino González Santiago, originario de Wichaochis, municipio de Carichí en la sierra chihuahuense, ha tomado la iniciativa de crear cubrebocas singulares y ponerlos a la venta en la ciudad de Torreón, Coahuila.

Vestidos con ornamentos propios de su cultura serrana, Gabino comenzó con el tejido de sus cubrebocas en respuesta a la preocupación de proteger a sus seres queridos frente a la epidemia que aqueja a la comunidad.

"Un día, cuando escuchaba las noticias, me enteré que los médicos ya no tenían suficientes cubrebocas, y me preocupé mucho por mi familia y amigos y decidí hacer algo. es ahí que empiezo a buscar el diseño, pero sin perder mi identidad. Encontré cómo hacer un cubreboca muy mío".

Normalmente, Gabino es un artesano que construye pulseras, collares, aretes, anillos y otras piezas de uso común, decoradas con los rítmicos diseños de la cultura que le vio nacer y crecer, pero esta vez, las circunstancias a las que el mundo entero ha sido orillado le inclinan a crear el aditamento más común en ésta época virulenta.

Y es que una vez que mostró sus creaciones a sus amistades y familiares, el negocio salió a flote.

Te puede interesar: “No tenemos protección, nuestra única esperanza es que el gobierno utilice su fuerza”; Colectivo ante tala ilegal en sierra Tarahumara

"Empecé a compartir con los amigos que están aquí en Torreón y con mi familia que también lo están usando. Me salieron muchos clientes que me pedían los cubrebocas y se volvió un sustento para mi familia. Hoy, por día estoy haciendo dos, tanto para hacer dinero como para cuidar a la gente con mis cubrebocas. Y sin perder mi raíz ni mi identidad rarámuri".

La prenda lleva un filtro debajo del diseño en algodón que decora el rostro. El diseño, propio de la sierra chihuahuense, consta de figuras picudas, generalmente coloreadas de un sólo tono representativo de la cosmovisión rarámuri.

"Los picos representan la montaña, los colores alegres, el amarillo, a nuestra tierra; y el rojo, la sangre de mis ancestros. El blanco al fondo representa cuándo nacemos, ya que con el tiempo vamos coloréandonos pues todos los seres humanos son todos blancos al nacer, porque no tienes malicia".

El cubrebocas tiene un costo de 50 pesos y se debe pedir con Gabino, por vía Facebook.

La desinformación y la homofobia en México

“Mi salida del clóset” no fue como lo esperaba, pero le agradezco al tiempo porque sucedió. Para mis padres fue como recibir un balde de agua fría, pues temían que la gente hiriera a su hijo debido a la desigualdad y violencia normalizada que viven muchos homosexuales mexicanos.

México no está hecho para un cuento de hadas.

La desinformación es un factor que genera homofobia, pues al no conocer tanto del tema, las personas tienden a generar estereotipos que desencadenan miedo y discriminación. Las personas LGBTTTIQ estamos en desventaja ante esta situación debido a los estigmas y a la pobre educación sobre diversidad sexual.

En México, ser gay no es sinónimo de “fiesta” como todos creen; ser gay significa formar parte del tercer grupo de población más excluido del país, luego de las embarazadas y discapacitados (según la última Encuesta Nacional sobre Discriminación); por eso, la información podría funcionar como un beneficio para los homosexuales.

Las personas que no han convivido dentro “del ambiente” pueden adoptar los pensamientos que su familia, religión, cultura y medios de comunicación han impulsado sobre los homosexuales. Por el contrario, alguien informado antes de rechazar a un tercero, se pondría en sus zapatos.

El sistema de educación en México está diseñado únicamente para personas heterosexuales, éste podría ser el principal factor que posiciona a nuestro país como el segundo más homofóbico del mundo después de Brasil. Para los homosexuales, la calle ha sido nuestra mejor escuela, pues nadie se atreve a hablar de este tema, ni siquiera las personas más cercanas a nosotros.

El 17 de mayo de 1990, la homosexualidad dejó de ser una enfermedad mental gracias a la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, en pleno siglo XXI, esta orientación sexual todavía es señalada y juzgada hasta por la misma comunidad gay. Así es, la homofobia también la generamos nosotros.

La situación de los homosexuales frente a la sociedad mexicana mejoraría si la información de diversidad sexual se difundiera adecuadamente, incluso entre nosotros.

La homofobia, como cualquier forma de discriminación, es una negación de la dignidad humana que fortalece la intolerancia y facilita los abusos. Se expresa en maltrato, burlas, exclusión, miedo y ruptura del tejido social.

Con frecuencia escucho que “no todos los gays somos iguales”, señalando a quien se encuentra más cerca de la imagen que la sociedad ha impuesto. En este círculo social existen grupos que le dan vida y valdría la pena que se conocieran.

Todos poseemos el derecho de ser cómo queramos, de expresar nuestro afecto, de luchar por nuestros sueños, incluso de formar una familia. Falta que se respeten esos derechos que nos corresponden, como seres humanos y como ciudadanos.

Sin duda mayo es un mes importante para los gays, pues continúa la lucha para lograr mayor equidad en la sociedad; pero es un trabajo en equipo que se logrará si el respeto empieza entre nosotros.

Nunca es tarde para informarse y ponerse en los zapatos de alguien más…

Facebook: Arturo Junior