¿eres suscriptor? ¡accede a tu cuenta aquí!

red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

Más que un medio, somos una comunidad.

$100 pesos un mes, $880 al año

Obtén tu membresía ahora
red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

portada

Ay, mi pobre Torreón

abril 15, 2024

Ay, mi pobre Torreón, debería ser el eslogan de gobierno de Román Cepeda, pero también el de las campañas a la presidencia municipal. La narrativa política entorno a la contienda electoral es pobre, no habla sobre estructuras, sistemas podridos, administraciones ineficientes. ¿Por qué mi pobre Torreón? Los problemas que aquejan a mi pobre Torreón son […]

Ay, mi pobre Torreón red es poder

portada

Ay, mi pobre Torreón

abril 15, 2024

Ay, mi pobre Torreón, debería ser el eslogan de gobierno de Román Cepeda, pero también el de las campañas a la presidencia municipal. La narrativa política entorno a la contienda electoral es pobre, no habla sobre estructuras, sistemas podridos, administraciones ineficientes. ¿Por qué mi pobre Torreón? Los problemas que aquejan a mi pobre Torreón son […]

Ay, mi pobre Torreón red es poder

Ay, mi pobre Torreón, debería ser el eslogan de gobierno de Román Cepeda, pero también el de las campañas a la presidencia municipal. La narrativa política entorno a la contienda electoral es pobre, no habla sobre estructuras, sistemas podridos, administraciones ineficientes.

¿Por qué mi pobre Torreón?

Los problemas que aquejan a mi pobre Torreón son crónicos y se han ido agravando con el paso del tiempo: los drenajes están colapsados, la crisis de agua persevera, aunque digan lo contrario, el pavimento sobrevive en condiciones precarias, el empleo es mal pagado y no existe vocación económica para hacer de la región un lugar competitivo, que ofrezca mejores condiciones de vida para su población.

En mi pobre Torreón el poder sigue concentrado en pocas manos. Los mismos empresarios, los mismos políticos, la misma sociedad civil, la misma academia. La opinión pública está cooptada por opinólogos a sueldo, o a desayuno, o a amistades. Los bots pagados por agencias hambrientas de convenios desdibujan los comentarios críticos de la ciudadanía y de periodistas preocupados y preocupadas por la crisis social, política y económica que padece la Comarca Lagunera y el municipio de Torréon.

Ay, mi pobre Torreón con su incipiente democracia y sus enclenques discusiones para proponer, desde la raíz, soluciones que tracen un nuevo camino para una ciudad sin rumbo.

Mi pobre Torreón y La Laguna es una de las regiones menos competitivas del país, de acuerdo con el estudio más reciente del Instituto Mexicano para la Competitividad, se ofrecen sueldos que, en su mayoría, apenas rebasan los dos salarios mínimos diarios. Los servicios públicos no están garantizados y la falta de planeación urbana está provocando dos fenómenos sin freno: dificultad en la movilidad y gentrificación.

¿Qué hacer con mi pobre Torreón?

Los candidatos a la presidencia municipal de mi pobre Torreón deberían diseñar campañas enfocadas en soluciones radicales, en derrumbar vicios de origen que hacen de las administraciones públicas aparatos ineficientes de burocracia, costosos y que no resuelven, con prontitud, las demandas sociales de las y los habitantes.

Hoy tenemos a un presidente municipal que no ha resuelto las demandas sociales crónicas. En mi pobre Torreón pareciera que no pasa el tiempo, los que nacen pobres, se mueren pobres, los que nacen ricos, se mueren más ricos y la clase media sobretrabajar para poder saciar necesidades materiales impuestas por un modelo económico fallido e insaciable.

Te puede interesar | Confirman debate en Torreón entre candidatos a la presidencia municipal

Siempre hemos escuchado que mi pobre Torreón tiene potencial, que podría ser una ciudad estandarte del norte del país, que podríamos crecer de manera organizada porque la ciudad es plana y porque no es tan vieja como otras urbes de mayor tradición, sin embargo, dejamos que la industria, sin regulación, mermara nuestro suelo, nuestro aire, nuestra agua, nuestro territorio. Permitimos que la función pública se convierta en un trampolín para brincar al empresariado, a la iniciativa privada financiada y solventada con dinero público.

Son los vicios, las malas costumbres y la apatía, los defectos que tienen a mi pobre Torreón lejos de ser querido, lejos de ser presumible, ejemplar.

La utopía: que el resto de las campañas políticas sirvan como plataforma para proponer un proyecto transtrienal que ayude, más allá de ideologías, partidos e intereses, a rescatar a mi pobre Torreón de la miseria en la que se encuentra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un medio receptor de 2 grants desarrollo organizacional provenientes de Sembramedia.

Somos un medio perteneciente al hub del Border Center for Journalist and Bloggers y recibimos 1 fellowship y 2 grants de desarrollo organizacional provenientes de

comunidad de medios

red es poder
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram