¿eres suscriptor? ¡accede a tu cuenta aquí!

red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

Más que un medio, somos una comunidad.

$100 pesos un mes, $880 al año

Obtén tu membresía ahora
red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

columnas, opiniones

Parte de guerra: reportero sin suerte no es reportero

junio 17, 2024

Reportero sin suerte no es reportero, era el refrán que corría en las redacciones en las que laboré por más de 40 años. Y hoy me atrevo a parafrasear que un reportero sin ángeles que lo cuiden es un muerto. La juventud, el idealismo y un medio informativo que me respaldó, como pocos, en todas […]

Parte de guerra: reportero sin suerte no es reportero red es poder

columnas, opiniones

Parte de guerra: reportero sin suerte no es reportero

junio 17, 2024

Reportero sin suerte no es reportero, era el refrán que corría en las redacciones en las que laboré por más de 40 años. Y hoy me atrevo a parafrasear que un reportero sin ángeles que lo cuiden es un muerto. La juventud, el idealismo y un medio informativo que me respaldó, como pocos, en todas […]

Parte de guerra: reportero sin suerte no es reportero red es poder

Reportero sin suerte no es reportero, era el refrán que corría en las redacciones en las que laboré por más de 40 años. Y hoy me atrevo a parafrasear que un reportero sin ángeles que lo cuiden es un muerto.

La juventud, el idealismo y un medio informativo que me respaldó, como pocos, en todas mis incursiones noticiosas y de investigaciones, me arrimaron a la lumbre de los poderosos. Sin censura, con el respaldo de un buen salario y sin escatimar en viáticos, realicé mi vocación con ojos muy abiertos y sin perder el asombro en cada encomienda y en cada historia que me encontré y busqué con afán profesional.

Con más ingenuidad que valentía tenté a la muerte en no pocos trabajos periodísticos y después de apretar los puños di vuelta a la hoja y embestí de nuevo, porque la noticia no espera. No fue fácil, porque la presión social y familiar es fuerte, porque le recuerdan a uno lo sencillo que es trabajar en oficios menos arriesgados y quizá mejor remunerados. Pero siempre me la creí y seguí creyendo en ejercer el periodismo con toda la seriedad y profesionalismo, con todo el riesgo que esto representó.

También en este camino hacia la pretendida verdad me encontré con héroes y heroínas, que denunciaron y señalaron la corrupción y la maldad a costa de su vida. Ahora que lo pienso, que lo recuerdo, el trajín del diarismo no daba mucho margen para el miedo, por lo que seguí avanzando a tientas en el infierno que suelen sumergirse los reporteros comprometidos.

Te puede interesar | Cuando el calor nos hizo inmortales

Capturé en no pocos casos las últimas declaraciones de activistas y agentes policiales honestos que como pago fueron asesinados. A ellos, a su memoria, debo todas las palabras de reconocimiento.

Sí, las palabras rompen huesos pero también salvan personas y en esto del periodismo hay que creerlo. Hay que creérselo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un medio receptor de 2 grants desarrollo organizacional provenientes de Sembramedia.

Somos un medio perteneciente al hub del Border Center for Journalist and Bloggers y recibimos 1 fellowship y 2 grants de desarrollo organizacional provenientes de

comunidad de medios

red es poder
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram