¿eres suscriptor? ¡accede a tu cuenta aquí!

red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

Más que un medio, somos una comunidad.

$100 pesos un mes, $880 al año

Obtén tu membresía ahora
red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

columnas, opiniones

El nuevo oeste: ¿dónde estoy? ¿De dónde vengo? y, ¿A dónde voy?

marzo 4, 2024

“… una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una una gaita suena una gaita suena una gaita […]

¿El nuevo oeste: ¿dónde estoy? ¿De dónde vengo? y, ¿A dónde voy? red es poder

columnas, opiniones

El nuevo oeste: ¿dónde estoy? ¿De dónde vengo? y, ¿A dónde voy?

marzo 4, 2024

“… una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una una gaita suena una gaita suena una gaita […]

¿El nuevo oeste: ¿dónde estoy? ¿De dónde vengo? y, ¿A dónde voy? red es poder

“… una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena

una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una gaita suena una una gaita suena una gaita suena una gaita suena una"

La Gaita de Rick, PLAN B Estudio/Teatro, enero de 2024.

0. Preludio

Los sonidos de algunos instrumentos parecen no tener identidad, o la tienen con mayor libertad y movilidad de como la construimos y la portamos los seres humanos.

Sonidos

Identidad

¿Por qué será que cuando escuchamos la resonancia de algún instrumento musical distinguimos eso que le da singular sentido o lo hacer ser lo que es? ¿Por qué en la resonancia sonora o musical no es importante una comprensión racional de su contexto, ni los motivos por los que eso que está ahí, aparece y es lo que es?

Una gaita suena

de inmediato podemos encontrarnos en un lugar, con una experiencia clara y particular sin necesidad de más información.  Identificamos y nos identificamos.

En el cine o el teatro, por ejemplo, más de una ocasión hemos experimentado como un tambor, una trompeta o un guitarra nos colocan de inmediato en medio de la batalla; en un lugar y tiempo que en teoría no nos corresponde, pero, por lo que oímos, justo en ese momento, somos parte de ello sin poderlo ni quererlo evitar.

1. Obertura

Los artefactos musicales, su manufactura, diseño y materiales, provienen de marcos culturales con prácticas y contextos singulares, sin embargo, cuando suenan, nos habitan y los habitamos sin mayor dificultad. No importa de donde son, ni quienes somos los que los oímos, hay un inevitable entrecruce que nos habla, nos mueve, pero sobre todo nos ubica, nos dice dónde y cómo estamos. Diría que, por un momento, nos descubrimos, nos encontrarnos, sin que esa sea tal vez su finalidad.

Sin embargo, vivimos tiempos en los que nos cuesta mucho trabajo tener la claridad para comprender dónde estamos, así como la certeza de dónde venimos y a donde vamos. Esto no es solo un problema de referencia visual, de ubicación geográfica o territorial, tampoco es una carencia de información o de incapacidad racional para pensarla, esta desubicación, revela una de las crisis más complejas de nuestra cultura, la dificultad humana por comprender como algo llego a ser lo que ES. Paradójicamente esta crisis se da en un mundo lleno de datos digitales dispuestos en un solo clic, geolocalización en la palma de la mano y una red que nos “sostiene” minuto a minuto.

El terreno de las preguntas por el SER es ahora un lugar cada vez más estéril e inhabitable, sobre todo porque el propósito de dichas cuestiones ha perdido rumbo y sentido. Estas preguntas se confunden fácilmente con el área del pensamiento que da definición o descripción de algo, donde se analiza que tan correcta o no es la información que se dice con respecto a algo o alguien. Suponemos erróneamente que la información descriptiva y respaldada de lo que sea el caso, resuelve la pregunta por lo que es.

Pero sobre todo el mayor problema quizás es el afán por responder de manera rápida y definitiva dichas incógnitas.  Hemos construido una cultura que durante muchos años a postulado que cuando algo ES, es así de manera única, permanente e inamovible.  De no ser jugadas así las preguntas por el SER, con el hambre del resultado veloz y permanentemente, estas cuestiones serian caminos que nos podrían hacer ganar terreno en la comprensión de quienes somos, que somos y como llegamos a ser eso que somos.

La comprensión de la identidad por lo tanto ahora es un laberinto que no sabemos caminar y mucho menos descifrar. La identidad es un campo de batalla donde la lucha es feroz, sobre todo por el afán de que lo que sea el caso, se mantenga y sea solo de una forma y esa forma lo más pronto posible se vuelva hegemónica.

 Incluso en los muy citados discursos de deconstrucción (usados algunas veces de manera superficial) existe una tendencia a querer que eso ahora se deconstruye, al reorganizarse se vuelva a jugar con la idea de que lo que sea el caso ES de otra forma, pero ahora solo será así. A veces solo siguiendo el simple y burdo camino del lado opuesto.

2. Aria

El pasado 14 de enero del presente año, una vez mas en el foro de PLAN B, la puesta en escena llamada EL NUEVO OESTE presentada por el Equipo de Trabajo del Nuevo Oeste de la ciudad de Durango capital, iniciaba su acto escénico con el resonar de un instrumento musical ajeno y lejano, que por lo menos a mí me trajo al presente y por unos momentos me dijo dónde y como estaba. Su instrumento, una víscera que, a través de los años se ha hecho resonar, ha participado de rituales ancestrales y se ha sofisticado en su diseño.  Una gaita.

La voz de esa gaita era la disonancia de apertura a una entrañable batalla que durante aproximadamente una hora este equipo de trabajo sostuvo y nos compartió. Un duelo, batalla y viaje que hizo aparecer el dolor, la incomodidad y hasta el enojo que ocurre ante la angustia de no dar por hecho quienes somos, de donde venimos y a donde vamos.

En sus cuerpos y voces se notaba el deseo de rebelión y revolución.

Salir del viejo oeste para intentar navegar al nuevo.

 A treves del resonar de su palabra, su canto y el de algunas percusiones e instrumentos peculiares, daban martillazos a eso donde comúnmente se coloca la identidad de alguien que habita ese viejo oeste llamado Durango.  Era evidente la molestia, esa molestia e incomodidad que implica salirse del lugar común.

La metáfora me parece más que redonda.

Entremos a ella y pensemos que todos estamos atrapados en la simulación de un violento y viejo oeste, donde seguimos haciendo lo mismo sin reflexión desde hace cientos de años, repitiéndolo solo porque sí.  Acordemos que al hacerlo eso mismo nos abraza, porque lo que nos da a cambio es un cobijo extraño, que nos da un supuesto sentido, que nos hace “encajar y pertenecer” pero ¿Qué pasa si nos salimos de ahí? ¿Qué perdemos si decidimos irnos de ese extraño cobijo?

Huérfanos y a la deriva, por no seguir en la inercia que da esa comodidad que adormece y apaga poco a poco.

Ahora pienso en un poema que bien podría estar acompañado por la gaita de Rick, por el movimiento y las percusiones de Melissa o por las voces de Noemi y Diego.

LAS COSAS

Se van yendo las cosas

en un ritual tranquilo.

No sé si desaparecen

o sólo cambian de lugar.

Pero cada vez son menos

las cosas y parecen perderse

alrededor de mí

en una blanca neblina.

Esa luz de la tarde las protege.

Los días se van llevando las cosas que he querido.

Con pasos secretos, a mi espalda

se desvanecen.

Las cosas

pequeñas, provisionales. Las cosas

que supuse que eran mías.

Y cada vez me siento

más solo, pero más ligero.

Un emigrante, digamos,

que va perdiendo su equipaje

pero no lo lamenta.

Creo que mi vida

ha sido un ir dejando cosas

extraviadas, inútiles

y queridas

en lugares que he olvidado.

Jorge Fernández Granados

¿Por qué ahora será tan incomodo hacernos la pregunta por quienes somos?

¿Será que la identidad es uno de esos aspectos que nos revelan el sinsentido en el que hemos depositado nuestra existencia?

 ¿Qué pasaría si mejor nos asumimos como un sonido que va perdiendo su equipaje?

¿Y si preguntarnos por nuestra identidad no tiene que ser una batalla?

¿Si lo que hacemos no tiene que dar un solo resultado, un ganador y un perdedor?

¿Dónde radica la libertad de ser?

¿Dónde acontece la identidad?

3. Finale último

“Ser libre es apropiarse de unos mismo en un mundo impersonal”

Martin Heidegger

Tal vez no es el lugar, ni el territorio o la nación lo que nos da esa posibilidad de ser libremente lo que somos.

 Ir o quedarse, aceptar o rechazar lo que se dice, lo que se da por hecho, lo que me dicen que soy, no es tal vez la batalla que debamos enfrentar.

Te puede interesar | ¿Dónde radica la libertad del cuerpo?

Pero

¿Cómo vamos a saber dónde está la cuestión, donde está el camino?

 Si lo que hemos hecho es mantenernos tranquilos y cómodos; o bien ir al otro extremo   donde todo el tiempo es batalla y violencia disfrazada de muchas cosas, donde hay que quemarlo todo, derrumbarlo todo. Donde al igual en la extrema comodidad lo único que no aparece es el dialogo que abre el preguntar, el cuestionar sin afanes resolutorios.

Tal vez esa libertad de ser, esa identidad, nos es un lugar al que llegar y terminar, tal vez ES ese camino, ese trayecto que se abre entre el apropiarse de uno mismo en un mundo impersonal, para después escaparse de uno mismo y dejar de SER con autenticidad.

“Ser libre es escaparse de uno mismo”

Emmanuel Levinas

Gracias NUEVO OESTE por las preguntas

Aquí mi regalo para ustedes

 “The Cloud Atlas Sextet”

Johnny Klimek, Reinhold Heil y Tom Tykwer

Foto de la Semana

Colaboración a cargo del fotógrafo Saúl Sifuentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obtén una membresía aquí

esto también te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un medio receptor de 2 grants desarrollo organizacional provenientes de Sembramedia.

Somos un medio perteneciente al hub del Border Center for Journalist and Bloggers y recibimos 1 fellowship y 2 grants de desarrollo organizacional provenientes de

comunidad de medios

red es poder
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram