¿eres suscriptor? ¡accede a tu cuenta aquí!

red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

Más que un medio, somos una comunidad.

$100 pesos un mes, $880 al año

Obtén tu membresía ahora
red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

alianzas, destacadas

Hay 45 pozos con arsénico y flúor en Coahuila y las autoridades siguen desarticuladas para mejorar la calidad del agua

febrero 12, 2024

Lucía Pérez Paz | Border Hub La contaminación del agua en Coahuila ya se extendió fuera de la región Laguna. Entre 2012 y 2022, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) detectó cuatro pozos con altas concentraciones de arsénico y flúor fuera de la comarca lagunera. Cuatro Ciénegas, Juárez, Ocampo y Saltillo están en la lista. […]

Hay 45 pozos con arsénico y flúor en Coahuila y las autoridades siguen desarticuladas para mejorar la calidad del agua red es poder

alianzas, destacadas

Hay 45 pozos con arsénico y flúor en Coahuila y las autoridades siguen desarticuladas para mejorar la calidad del agua

febrero 12, 2024

Lucía Pérez Paz | Border Hub La contaminación del agua en Coahuila ya se extendió fuera de la región Laguna. Entre 2012 y 2022, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) detectó cuatro pozos con altas concentraciones de arsénico y flúor fuera de la comarca lagunera. Cuatro Ciénegas, Juárez, Ocampo y Saltillo están en la lista. […]

Hay 45 pozos con arsénico y flúor en Coahuila y las autoridades siguen desarticuladas para mejorar la calidad del agua red es poder

Lucía Pérez Paz | Border Hub

La contaminación del agua en Coahuila ya se extendió fuera de la región Laguna. Entre 2012 y 2022, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) detectó cuatro pozos con altas concentraciones de arsénico y flúor fuera de la comarca lagunera. Cuatro Ciénegas, Juárez, Ocampo y Saltillo están en la lista. Esta investigación revela cómo la vigilancia del agua no se realiza en la totalidad de los pozos, ni de manera periódica y coordinada con los municipios, lo que impide que los ciudadanos conozcan la calidad del agua en sus hogares. 

En México el agua es considerada un asunto de seguridad nacional. Desde la Constitución Mexicana hasta las leyes locales establece que debe llegar limpia a cada ciudadano. La Ley de Aguas Nacionales otorga a los tres niveles de gobierno la responsabilidad de distribución, bajo la coordinación de CONAGUA por ser la  encargada de administrar el agua. 

Sin embargo, esta investigación revela que no existe coordinación, que no hay monitoreos en tiempo real en los municipios de Coahuila, ni se examinan todos los pozos de donde se extrae el agua subterránea. 

Rosario Sánchez, científica coahuilense e investigadora de la Universidad de Texas A&M  identificó la falta de transparencia como el mayor problema porque los ciudadanos ignoran qué están bebiendo. 

“Es un  problema de transparencia, porque no lo sabemos, no lo conocemos, no hay un banco de datos de información histórica, ni siquiera escenarios de los acuíferos, y no hay monitoreo en tiempo real”, declaró Sánchez.

Para conocer la calidad del agua en la entidad y las acciones aplicadas, se realizaron 53 solicitudes de información a los 38 ayuntamientos de Coahuila, organismos municipales, estatales y a la CONAGUA. 

Al sistematizar la información se detectó la presencia de contaminantes como arsénico, calcio, dureza, sulfatos y fluoruro en 79 sitios, que abarcan doce municipios.

Este reportaje se centrará sólo en 45 de estos 79 sitios, por ser los que presentan altas concentraciones de fluoruro y arsénico. 

Estos 45 pozos se encuentran en ocho municipios: Torreón, Francisco I Madero, Matamoros, Viesca,  Ocampo, Cuatro Ciénegas, Juárez,  y Saltillo

Toxicólogos y químicos consultados indican que el arsénico y el flúor son catalogados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como dos de las diez sustancias químicas de mayor preocupación para la salud pública.

Juan Manuel Ledón, Director Ejecutivo de EcoSite dedicados a ofrecer asesoría, vinculación y capacitación en proyectos socio ambientales, advirtió que la exposición prolongada a estos elementos puede desencadenar problemas de salud como cáncer de vejiga, de piel, hígado, daño cognitivo, fluorosis esquelética y alteraciones al sistema inmune. 

Coincidió con Rosario Sanchez, al indicar que en México ha habido un nivel muy alto de opacidad en cuanto a la información, pero sobre todo a la sanción en el incumplimiento de la NOM-127-SSA1-2021 (NOM 127), cuando se trata de agua que se distribuye a la población.

Agregó que, “esto es responsabilidad de CONAGUA y de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), pero básicamente la población en general no conoce la relación entre la calidad del agua y los riesgos a la salud.  Esto se ve muy presente en zonas que tienen altas concentraciones desde el origen, tanto de arsénico como fluoruro que son estados del centro y norte del país”.

En Coahuila no se reconoce la presencia de flúor o arsénico fuera de la Laguna. Antonio Nerio, quien fue  titular de la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento (CEAS) de julio de 2018 a noviembre de 2023, aseguró que la CONAGUA no informó del problema. 

¿Cómo se regula la calidad del agua?

Es la NOM-127 por la que se rigen todos los organismos operadores del país para garantizar que el abastecimiento de agua para uso y consumo humano no provoque enfermedades. 

Gracias a la publicación del libro Hacia el cumplimiento del Derecho Humano al Agua, Arsénico y fluoruro en agua: riesgos y perspectivas desde la sociedad civil y la academia en México, se sabe que la salud pública en Coahuila no sólo se ve amenazada por el arsénico, sino por el fluoruro. Además, el estudio cuestiona los índices establecidos en la norma mexicana. 

En México los valores permisibles son de 1.5 miligramos por litro para el flúor, que en 2022 se cambió en la NOM-127 para que de manera paulatina baje a 1 mg, pero según el libro, organismos internacionales han establecido límites menores, debido a los efectos en la salud,  se sugiere que sea de 0.7 mg en el caso del flúor.

En arsénico el límite era de 0.025 mg y en 2023 se bajó a 0.010 mg por litro, como lo ha recomendado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El objetivo de estos cambios es que el agua sea de calidad, como lo marca la Constitución Mexicana en su artículo 4.

En el caso de los ayuntamientos, la Ley de Aguas para los Municipios del Estado de Coahuila, el artículo nueve establece que deben de pedir asesorías y asignaciones a CONAGUA para su correcta explotación. 

Sin embargo, la coordinación no es una de las fortalezas, la CONAGUA no cuenta con oficinas en el estado, están en Monterrey. Aunque se solicitó al área de comunicación social una entrevista sobre el tema, no se obtuvo respuesta. 

No obstante, en el artículo 7 de la  Ley de Aguas Nacionales, la importancia del agua se eleva a un asunto de seguridad nacional.

Para Antonio Nerio, ex titular de la CEAS, el agua no es tratada como un asunto de seguridad nacional. 

“(…) esos pozos donde se extrae el caudal, no digo en Coahuila, en todo México, a veces están de manera muy rudimentaria, con una cerca y a veces ni siquiera eso, a veces nomás un velador (está)  ahí con un perrito”, expresó el ex titular de la CEAS.

Ejemplo de resguardan de pozos de agua. Pozo ubicado en Ramos Arizpe
Autora: Lucía Pérez Paz

Código rojo: arsénico y flúor en La Laguna

Vía transparencia, la CONAGUA proporcionó informes realizados de 2012 a 2022, que muestran que la región más contaminada es La Laguna de Coahuila. Se detectaron 41 pozos con altos niveles de arsénico, superiores a los establecidos por la norma mexicana. 

El problema de arsénico en la región Laguna, que abarca municipios de Coahuila y Durango, se detectó desde la década de los 70. Cada año, asociaciones civiles piden que se resuelva el problema, mientras que se desconoce el impacto que ha tenido en los habitantes de la región.

Por ello, el Centro de Investigación en Agua y Derechos Humanos (CIADH) ha luchado para que se reconozca la presencia del arsénico como un asunto de salud pública crónico, y que se haga un diagnóstico integral a la población para determinar los alcances de la enfermedad.

Esta insistencia los llevó a interponer con éxito el amparo identificado con el número 1199/2022, resuelto a su favor en 2023, en el juzgado 4 de Distrito en La Laguna, para que haya atención a la ciudadanía.

Entre las acciones implementadas para que los laguneros reciban agua de calidad se encuentra el Proyecto Agua Saludable, con una inversión estimada de 14,793 millones de pesos. 

El pasado 22 de diciembre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acudió a inaugurar la primera etapa del proyecto Agua Saludable. Reconoció que ya no se podría mantener la situación del consumo de agua con arsénico, por ello la urgencia de la obra.

Sin embargo, el agua saludable sigue sin llegar. No ha alcanzado los estándares de la norma mexicana en esa región.

El área de comunicación social de Lerdo, en la región Laguna de Durango, confirmó para este reportaje que, al 20 de enero de 2024, el Sistema de Agua Potable de ese municipio recibía 220 litros de agua por segundo del programa federal y aún estaba contaminada.  Reflejaron niveles de arsénico de 0.015 mg cuando la norma establece como máximo 0.010.

Cuatro Ciénegas y Ocampo

El municipio de Cuatro Ciénegas ha atraído la atención de científicos de todo el mundo porque existen bacterias que pueden explicar la evolución de la tierra, sin embargo, la subdirección General Técnica, Gerencia de Aguas Subterráneas de la CONAGUA reveló en la Actualización de la Disponibilidad Media Anual 2023, que prevalece el problema de la sobreexplotación del agua. 

A ello se suma la contaminación del agua. De acuerdo con la información proporcionada por CONAGUA, el uso del agua se limita al agrícola.  

En respuesta a solicitud de información, CONAGUA indicó que el punto con mayor contaminación es el pozo El Hundido 1, ubicado en Cuatro Ciénegas, a 54 kilómetros de su centro histórico, entre las localidades de Torrebario y El Hundido, zonas con no más de 50 habitantes.

En este pozo se presentaron índices de flúor de  2.5 a 3.1 miligramos por litro, entre  2013 y 2022, además, de 0.019 a 0.025 miligramos de arsénico, lo que se traduce en más del doble de lo permitido por la NOM 127. 

Otro de los lugares con concentraciones preocupantes de estos elementos es el pozo número 6  Peñoles en el municipio de Ocampo, a 43 kilómetros de la localidad obrera, Laguna del Rey. 

Los datos indican que, en estudios del 2022 se detectaron niveles de flúor de 2.8 mg  y 0.013 mg  en arsénico.

A ninguno de estos lugares llegará el programa de Agua Saludable.

Flúor en pozos rurales de Saltillo

Los reportes proporcionados por CONAGUA revelan que en un pozo ubicado en la zona rural de Saltillo se detectó la presencia de flúor. Se trata del Pozo 1 Rancho La Chiripa, ubicado a 41 kilómetros del centro. 

Esta localidad también se encuentra a 6.8 kilómetros del conocido ejido vitivinícola, San Juan de la Vaquería, en donde se cuenta con una población aproximada de 1,300 personas, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

El Pozo 1 Rancho La Chiripa es un caso  grave, porque la norma mexicana establece un rango máximo en flúor de 1.5 miligramos por litro, pero en este caso, la cifra casi se duplica, está en 2.8 mg, según el último análisis disponible, que fue realizado en 2022.

De acuerdo con los datos proporcionados, en el periodo de tiempo analizado, que va del 2012 al 2022, los rangos presentados van de 2.2 a 2.8 mg. En todos los años se rebasó la norma. Está en semáforo rojo.

Semáforo amarillo

De los estudios de CONAGUA a los que se tuvo acceso, destacan tres pozos más fuera de la mancha urbana de Saltillo. Aunque no sobrepasan los rangos establecidos por la NOM 127, sí está por encima de 1 mg de flúor.

Este es el caso del pozo identificado como Cañón de Derramadero 2, en la secundaria Técnica número 12 del ejido Derramadero. El monitoreo realizado en 2022 arrojó 1.49 mg por litro en flúor. 

El segundo punto en semáforo amarillo es el pozo identificado como Rancho La Pila, en San Juan de la Vaquería, con un índice de flúor de 1.37 mg. 

El tercer pozo con rango superior a 1 miligramo por litro es Cañón Derramadero 1, ubicado en la comunidad Agua Nueva, la más poblada del municipio de Saltillo, con 1,566 personas. 

En 2018 presentó 1.07 milagros por litro en flúor, siendo el último reporte de la CONAGUA. Después de ese año, no se cuenta con más registros de monitoreo en el sitio. 

45 pozos en Coahuila contienen flúor o arsénico. Sobrepasan lo establecido en la NOM 127.
Autor: Edgardo Barrera

Mi responsabilidad es con la mancha urbana: AGSAL

Al cuestionar al Gerente General de Aguas de Saltillo (AgSal), Jordi Bosch Bragado, por los estudios de calidad de agua, aclaró: “Nosotros tenemos responsabilidad en la mancha urbana”.

El caso de Saltillo es particularmente especial, porque desde el 2001 se realizó una alianza público privada con la empresa Aguas de Saltillo para que se encargue del abastecimiento del agua.

En entrevista exclusiva, el gerente general de Agsal, Jordi Bosch Bragado, explicó y negó de manera tajante que el agua de la zona urbana de Saltillo contenga flúor o arsénico. 

Indicó que cuentan con un laboratorio de alta tecnología donde se analizan cientos de muestras y en ningún momento se han detectado estos elementos. 

Laboratorio de Calidad del Agua. propiedad de AgSal.
Autora: Lucía Pérez Paz

Durante una visita a dicho laboratorio, la Jefa de Calidad y Seguridad, Sonia Armendáriz, confirmó que los estudios solo se realizan en la mancha urbana.

¿Qué pasa con los ejidos?, se le preguntó.

“Nosotros, como está en el contrato de asociación, solamente damos servicio y también, obviamente, el monitoreo, a la mancha urbana. En ejidos no tenemos nosotros autoridad para poder entrar”, respondió.

Explicó que el laboratorio se instaló en 2016, y en 2018 logró la aprobación de la Entidad Mexicana de Acreditación A.C., organismo encargado de certificar laboratorios.

“Hacemos un muestreo diario. La NOM 127 establece 20, nosotros hacemos de 23 a 25”, dijo.

Las tomas de muestras las realizan de manera directa en los domicilios y los pozos. Aseguró que en ninguno de los casos han tenido datos de preocupación.

Dijo que no han sido notificados de que CONAGUA haya informado sobre la presencia de contaminantes.

“No nos ha tocado para temas de calidad del agua que nos vengan a hacer algún tipo de muestreo. Sí nos piden informes cada seis meses o cada año de los resultados de calidad”, respondió.

Realización de monitoreo de calidad del agua en mancha urbana de Saltillo.
Autora: Lucía Pérez Paz

Cada quien sus datos

A través de la revisión de información, bases de datos y entrevistas, se observa una falta de homologación de acciones para que los ciudadanos reciban agua de calidad. 

En las solicitudes de información a los 38 municipios se preguntó sobre las acciones que implementan, once no respondieron, diez más indicaron que aplican cloro para sanear el agua. 

En este caso, se consultó al toxicólogo Gonzalo García Vargas, quien es catedrático en la Universidad Juárez del Estado de Durango, quien explicó que esta medida ayuda a eliminar bacterias, pero no a remover flúor o arsénico. 

Otros municipios, como Viesca, respondieron que no cuentan con información sobre la calidad del agua. 

Dentro de los municipios que respondieron, seis no informaron el procedimiento en que el agua es analizada y es tratada para consumo humano. Municipios como Sierra Mojada y Nadadores se limitaron a indicar que realizan campañas de concientización. Se centran en factores externos, porque indicaron mantener vigilancia cerca de los lugares donde se hace la extracción para evitar que animales defequen o que ciudadanos tiren la basura. 

En Villa Unión dijeron que es un municipio pequeño y no tienen problemas de contaminación del agua. 

Es importante recalcar que el agua no solo se contamina por acciones de la industria, o por animales. 

¿Cómo se contamina el agua?

La especialista María Degracias Ortiz Pérez, describe en el libro Hacia el Cumplimiento al Derecho del Agua que el flúor y el arsénico son contaminantes orgánicos que están presentes en el agua. 

“El origen del agua subterránea está en la precipitación atmosférica, cuando la lluvia cae, una parte es utilizada por las plantas y el suelo, otra parte escurre hacia los cauces, otra se evapora y el resto se infiltra recargando el agua subterránea. El agua permanece en contacto con las rocas que forman el acuífero y dependiendo de los componentes de las mismas podrá disolver ciertos minerales y de esta forma, dar origen a una contaminación natural”

Antonio Nerio, ex titular del CEAS, dijo que, “la contaminación se debe a la sobreexplotación del acuífero, porque cada vez estamos sacando agua más profunda y es donde están los sedimentos o mayores concentrados de estos metales pesados”.

Flúor se pega en los huesos

El flúor es un elemento que está pasando de ser el bueno, al malo de la película, así lo describió el doctor Gonzalo Gerardo García Vargas. Durante los años 60s se le hizo mucha publicidad  porque fortalece el esmalte de los dientes.

El doctor Gonzalo García dijo que los focos de alerta se prenden cuando el consumo sube de 1.2 a 1.5 miligramos por litro. 

Juan Manuel Ledón, experto en el tema, explicó que el flúor normalmente no se asocia con una sustancia potencialmente tóxica, porque también se encuentra en las pastas de dientes, para ayudar a prevenir caries, pero tiene la característica que en exceso causa daño al organismo. 

Existe una creciente preocupación sobre los efectos adversos si se consume en dosis mayores a 1.5 miligramos, pues se ha encontrado que afecta el cerebro y produce un daño cognitivo al reducir hasta en 5 puntos su IQ. 

Otro de los daños que causa son disfunción de la tiroides, daño renal, hepático y cardiopatías.

El daño a los huesos es otro de los problemas comprobados. Laura Vázquez Ayala que estudia el doctorado en Ciencias de Bioprocesos en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, ha estudiado el tema. Cuando cursaba la licenciatura realizó una investigación sobre el efecto del flúor en las células de los huesos. 

En entrevista explicó que el trabajo se hizo de manera in vitro, es decir experimentos en áreas controladas, donde exponía células de huesos a diferentes cantidades de flúor. 

Laura notó que a partir de 1.5 mg por litro se observaban alteraciones morfológicas en las células.

“El flúor tiene la capacidad de atraerse por otros elementos, como es el calcio, que está presente en los huesos”, explicó. 


Laura Vázquez explicó que entre las enfermedades que se desarrollan al estar expuestos a grandes cantidades, más de 2 mg, está la fluorosis que es una condición médica en la que existe una acumulación excesiva de flúor en los tejidos, lo que va a provocar cambios en su estructura. La gravedad de la enfermedad va a depender de la exposición, porque no sólo se ingiere a través del agua, sino en pastas dentales o comidas como pescado.

Esta condición hace los huesos más quebradizos, frágiles y se asocia con la calcificación en tendones, osteosclerosis, y deformidades. 

El flúor causa daños en los huesos y el cerebro.
Autor: Edgardo Barrera

Arsénico se infiltra en el cuerpo

La doctora Luz María Razo, coordinadora del libro “Hacia el cumplimento del Derecho Humano al agua” declaró en entrevista que una vez que se ha ingerido arsénico a través del agua, este es absorbido en el intestino y se distribuye por la sangre. 

Incluso, se indica en el libro que se ha encontrado arsénico en la sangre del cordón umbilical, es decir que, si la madre toma agua contaminada, el hijo está expuesto desde antes de nacer. 

En el caso del arsénico, en el libro se revela que se ha comprobado que afecta órganos como pulmón, hígado, vejiga, próstata, riñón y la piel, desarrollando cáncer. 

Además de daño cardiovascular, alteraciones respiratorias, e incremento de abortos espontáneos. 

En niños, afecta la respuesta de su sistema inmunológico y en los fetos, causa incremento en la susceptibilidad de enfermedades.

Exposición prolongada al arsénico causa cáncer.
Autora: Lucía Pérez Paz

Los datos del Estado

La CEAS respondió, vía transparencia, que cuenta con un Programa de Monitoreo de Cloro Libre Residual que tiene el propósito de evaluar las condiciones de potabilidad del agua para uso y consumo humano en el estado, es decir, que esté libre de bacterias.

En los últimos tres años, se realizaron un total de 3,330 monitoreos, de estas tomas, 126 muestras detectaron niveles de contaminación.

La CEAS informó que los municipios que cayeron en incumplimientos recurrentes fueron: Matamoros, Torreón, General Cepeda, Nadadores y Castaños. 

Antonio Nerio dijo que fuera de la región Laguna no se tiene conocimiento de metales pesados. Reiteró que CONAGUA no les ha informado sobre la detección de arsénico o flúor. 

Urgente un cambio de paradigma

La negación del problema, la falta de información y de soluciones son parte de los problemas que identifican los expertos entrevistados. 

En el estado de San Luis Potosí han asimilado el problema y la sociedad ha levantado la voz en busca de soluciones. 

Te puede interesar | Los retrasos de Agua Saludable para La Laguna

La investigadora Laura Vázquez vive en San Luis, una de las zonas del país con alta presencia de flúor, y ha dedicado gran parte de su desarrollo profesional a la investigación del impacto que tiene en la salud. 

Además de generar conocimiento, es divulgadora científica y es conocida en sus redes sociales como Laura de la Ciencia. 

“Siento que falta mucha concientización sobre lo que pasa en el tema. Más ahora que se habla del desabasto de agua potable y es donde empieza a haber interés sobre lo que contiene el agua, porque ahora se sobreexplotan más los mantos acuíferos para sacar agua a la población”. 

El despertar de conciencia e interés empieza a darse en el país a través de grupos de activistas, científicos y académicos que impulsan acciones en el gobierno. Ejemplo de ello es el Inventario Nacional de Calidad de Agua que nació en octubre de 2015. 

Esta iniciativa logró visibilizar y ofrecer información confiable y actualizada sobre la calidad del agua de uso y consumo humano. 

Juan Manuel Ledón indicó que, “desde un inicio, el principal objetivo fue enfocarse en las zonas que presentan altas concentraciones de agua subterránea para diseñar e implementar acciones, iniciativas y estrategias para la solución de sus problemáticas”. 

Se han organizado a través de alianzas ciudadanas para dar a conocer a la comunidad y a las autoridades sobre los riesgos de salud asociados a este problema.

Sin embargo, en Coahuila, el tema del agua se ha enfocado en la adquisición. El entonces titular de la CEAS, Antonio Nerio, dijo que en La Laguna se buscará usar en su mayoría agua de presas. 

En Saltillo, Jordi Bosch, gerente de Agsal, dijo que el cambio climático ha obligado a implementar medidas, “perforar más e ir más lejos, serían las dos acciones principales”. 

Lo anterior ha sido criticado por la investigadora Rosario Sánchez, que declaró que el problema se centra en la administración del agua. Consideró que antes de buscar perforar más, debe darse vuelta al agua que ya se tiene, a través de plantas tratadoras. 

Fue tajante al indicar que la administración del agua debe descentralizarse  y ser manejada con mayor responsabilidad, transparencia y eficiencia para que los ciudadanos conozcan la situación que guardan los acuíferos y la relación que se tiene en la vida diaria.

Concluyó: “El problema es que todo (nuevas perforaciones) tiene un impacto en la calidad del agua. A menor cantidad, menor calidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un medio receptor de 2 grants desarrollo organizacional provenientes de Sembramedia.

Somos un medio perteneciente al hub del Border Center for Journalist and Bloggers y recibimos 1 fellowship y 2 grants de desarrollo organizacional provenientes de

comunidad de medios

red es poder
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram