¿eres suscriptor? ¡accede a tu cuenta aquí!

red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

Más que un medio, somos una comunidad.

$100 pesos un mes, $880 al año

Obtén tu membresía ahora
red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

columnas, destacadas, opiniones

¿Dónde radica la libertad del cuerpo?

febrero 8, 2024

Ensayos Sarmientos | Alam Sarmiento Notas: “¿Dónde radica la LIBERTAD del cuerpo?”. Ten la LIBERTAD de leerlo sin tener que comprenderlo todo. Ten la LIBERTAD de abandonar la lectura cuando quieras. Ten la LIBERTAD de no leerlo. Ten la LIBERTAD. ---------------------------------  “No se trata obedecer las reglas, tampoco de romperlas, tal vez solo se trata […]

¿Dónde radica la libertad del cuerpo? red es poder

columnas, destacadas, opiniones

¿Dónde radica la libertad del cuerpo?

febrero 8, 2024

Ensayos Sarmientos | Alam Sarmiento Notas: “¿Dónde radica la LIBERTAD del cuerpo?”. Ten la LIBERTAD de leerlo sin tener que comprenderlo todo. Ten la LIBERTAD de abandonar la lectura cuando quieras. Ten la LIBERTAD de no leerlo. Ten la LIBERTAD. ---------------------------------  “No se trata obedecer las reglas, tampoco de romperlas, tal vez solo se trata […]

¿Dónde radica la libertad del cuerpo? red es poder

Ensayos Sarmientos | Alam Sarmiento

Notas:

  1. Antes de empezar la lectura te sugiero preparar un buen café y buscar la composición “Chinsagu No Hana” de Ryuichi Sakamoto. Escucha con LIBERTAD esta pieza musical.
  • Después de escuchar, lo que leerás a continuación, es parte del diálogo digital con la artista escénica colombiana Sandra Milena Gómez; esta conversación inacabada se detonó en Torreón Coahuila, posterior al taller “SER PRESENTE, Cuerpo, gravedad y ligereza” que ella impartió en el verano de 2023. Todo surgió porque el artista escénico lagunero conocido como Mace Medina preguntó: 

“¿Dónde radica la LIBERTAD del cuerpo?”.

  • Existe más texto/conversación. Aquí está solo la respuesta que yo di a una primera reflexión escrita por Sandra. Por lo tanto:

Ten la LIBERTAD de leerlo sin tener que comprenderlo todo.

Ten la LIBERTAD de abandonar la lectura cuando quieras.

Ten la LIBERTAD de no leerlo.

Ten la LIBERTAD.

--------------------------------- 

“No se trata obedecer las reglas, tampoco de romperlas, tal vez solo se trata de saberlas jugar”  

Tadashi Endo. Oaxaca, México. 2012

Olfatos para nuestra carne presente, en el presente

1.     SUJETO (el cuerpo)

Sandra o cualquier otre posible lector:

Deseo aclarar que este movimiento (el de este sujeto que intenta escribir) no es libre, está sujeto. Si la libertad es el vacío de pensamiento, deseo o intención, en lo absoluto este gesto es libre. 

Me manifiesto incluso por mucho y con mucho un fallido realizador de esa encumbrada posibilidad llamada libertad. 

Por lo tanto, lo que haré, es poner en palabras eso que balbucea en mi cuerpo pero que inevitablemente es filtrado, editado y regulado por todo aquello que disciplina mi carne y me vuelve un sujeto.

2.     VERBO (suspirar)

       “¿Dónde radica la LIBERTAD del cuerpo?”

Mace Medina. Torreón Coahuila, 2023.

Para mí, hay algo de respiro/suspiro en la palabra DONDE que completa la pregunta por la ubicación de algo, pues ya en sí misma es una cuestión que resiste a la forma dominante del preguntar y del adoctrinamiento que, en nuestra cultura se deriva comúnmente de las preguntas: ¿QUE?, ¿POR QUÉ? y ¿PARA QUE?

Por tanto, a manera de ocurrencia, de la manera menos objetiva y justificada, vínculo esta tríada dominante de la forma de preguntar con la triada combatida por el maestro de danza que cuentas (esto esta contado en la primera reflexión escrita por Sandra ante la pregunta de Mace) en tu escrito anterior y que narras así:

---------------------------

(...) Hace tiempo en un taller de improvisación un maestro español nos ponía un ejercicio con la siguiente indicación:

“Antes de empezar a moverte debes estar completamente vacío de cualquier pensamiento, deseo o intención; y mientras te mueves, si llegan alguno de estos tres factores te detienes y vuelves a comenzar”

Él hablaba (el maestro español) de quitarnos máscaras para dejar totalmente limpio el movimiento. (...)

----------------------------

Entonces, como yo no soy libre, pienso y visualizo lo siguiente:

¿Qué? / pensamiento

¿Por qué? / deseo

¿Para qué?  / intención  

A esta triada la propongo momentánea y fugazmente como: el combo de las preguntas/respuestas TRAMPA

Ahora aclaro como juego la palabra/idea TRAMPA.  

Pensemos en que el dispositivo “trampa” funciona o es eficaz en la medida que NO nos aparece como algo que nos va a encerrar, detener o atrapar, sino por el contrario se presenta como algo que nos dará la salida, la libertad o   por lo menos una gran recompensa de cercanía ante algo deseado o buscado. (Intento terminar de ubicar mi pensamiento, mi deseo y mi intención)  

Si para comprender, practicar y lograr la libertad de nuestro movimiento (por lo menos en el contexto del trabajo del artista escénico) lo buscamos hacer  a través de la “negación” de los “indeseados factores” que nos “sujetan” y nos “privan” de la

“libertad” (los pensamientos, deseos e intenciones) estos factores o elementos estarán muy probablemente acompañados por las preguntas TRAMPA que aparecerán como supuestas herramientas de ayuda para escapar, pero que por el contrario es probable que nos anclen más a donde ya estamos.  

Si esta lógica tiene sentido, lo que ocurrirá probablemente, es que sin darnos cuenta, nos quedemos atrapados justo en el mismo lugar del cual estamos intentando salir, asumiendo que nos estamos emancipando, porque muy eficazmente estamos reflexionando, siendo conscientes y haciéndonos las “preguntas pertinentes” de: ¿que estoy haciendo? ¿porque los estoy haciendo? ¿para qué lo estoy haciendo?

Asumiremos además peligrosamente que, si tenemos la respuesta correcta a dichas preguntas, que en este caso y según lo planteado por del maestro es NADA, supondremos que entonces nuestro movimiento es libre. 

¿Qué pienso mientras me muevo? NADA

¿Por qué me muevo? POR NADA

¿Para qué me muevo? PARA NADA  

3.     PREDICADO (en el sentido de la carne)

Visualicemos la situación:

1.Antes de moverte elimina:

PENSAMIENTO, DESEO E INTENCIÓN

  • Para hacerlo tal vez recurrirás a las preguntas:

¿QUÉ PIENSO MIENTRAS ME MUEVO?

¿POR QUÉ ME MUEVO? 

¿PARA QUÉ ME MUEVO? 

  • Entonces tal vez con más fuerza pensaras en NO PENSAR, desearas NO DESEAR, intencionado PERDER INTENCIÓN.  

Sin embargo, si este balbuceo tiene sentido, muy probablemente lo que haremos será seguir dándole vueltas a lo mismo, a veces con una sensación de vigorosa fuerza por lo intentado y otras con el desgaste o cansancio del abismo que detectamos con nuestro animal olfato, el cual nos sugiere y nos quiere revelar que:

ESTAMOS ATRAPADOS, ENTRAMPADOS en lo mismo.

La pregunta ¿DÓNDE?  me parece más cercana a las cuestiones relacionadas con los territorios, con los cuerpos vivos humanos y no humanos, pero sobre todo, pienso que es parte de la brújula o el mapa  con el cual  ubicarnos  con respecto a algo o alguien; es decir que relación, que cercanía o lejanía, que vinculó o no tengo en este caso por ejemplo con la libertad, dejando de lado un poco las respuestas que dan por resultado un adjetivo  calificativo (soy libre, estoy liberado), o el resultado de un proceso (la liberación), la creación de un producto o una idea (la libertad).

Te puede interesar | Colectivo Cuerda Floja y el juego como un acto intempestivo

Ese “¿DÓNDE?” nos coloca más de lleno con la posible relación que tenemos con algo con lo cual nos podemos o no vincular. Es decir:

 ¿Dónde es posible que viva? 

¿Dónde radica la libertad? 

¿Dónde radica la libertad del movimiento de nuestro cuerpo en la escena? 

Son preguntas que no necesariamente nos liberan, pero que por lo menos despertarán el olfato para que nuestra carne presente, en el presente, descubra las múltiples posibilidades del cuerpo. Nos hará percibir la cercanía o la lejanía de la libertad, más como un acontecimiento, como algo con lo que nos podamos vincular que como un producto que siempre necesito estar seguro de consumir. 

Ahora solo un poco más que advertir en este primer intento por dialogar.  

  1. Lo dicho en este animal balbuceo intenta PENSAR en las preguntas que ocurren y se relacionan con el DÓNDE y el COMO, sin que eso implique desaparecer o despreciar las otras posibilidades. Pues si esas otras posibilidades desaparecen o se debilitan en su sentido, no habría manera de distinguir las que nos despiertan el animal olfato de la carne que nos permite ubicarnos.
  • Lo expresado hasta ahora DESEA recordar el aroma de la trampa en la cual hemos habitado por mucho tiempo, este olor al cual nos hemos acostumbrado y dejado de percibir, dejándonos incapaces de diferenciar la fragancia de la dominante idea de la libertad. Lo cual no quiere decir que dejemos de oler esa otra fragancia, sino que juguemos incluso a ponerla en nosotros como mascara, sabiendo que es una máscara, para que ella nos permita proteger y cuidar la carne viva al que se lastimaría si todo el tiempo estuviera al descubierto. 
  • Lo hecho hasta aquí (escribir o escribirte) tiene como INTENCIÓN dejar de intentar producir libertad. Como un producto, como un resultado, como un adjetivo, para ubicarnos como y donde estamos en relación con eso. Sin embargo, pienso, deseo e intento jugar el juego de que haya libertad.

Ahora para terminar esta lectura, te sugiero escuchar la canción “None of Us Are Free” de Solomon Burke. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un medio receptor de 2 grants desarrollo organizacional provenientes de Sembramedia.

Somos un medio perteneciente al hub del Border Center for Journalist and Bloggers y recibimos 1 fellowship y 2 grants de desarrollo organizacional provenientes de

comunidad de medios

red es poder
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram