¿eres suscriptor? ¡accede a tu cuenta aquí!

red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

Más que un medio, somos una comunidad.

$100 pesos un mes, $880 al año

Obtén tu membresía ahora
red es poder, medio de periodismo en Torreón, Coahuila

cultura

Ceci Arrañaga, expresar la complejidad humana a través del cuerpo

enero 10, 2024

“Para mí, la Danza Contemporánea es la que aborda lo humano, tal vez lo visceral de nuestro tiempo. Siento que profundiza en aquello que permanece vigente, que nos toca como comunidad, como seres humanos y como individuos”.

Ceci Arrañaga

cultura

Ceci Arrañaga, expresar la complejidad humana a través del cuerpo

enero 10, 2024

“Para mí, la Danza Contemporánea es la que aborda lo humano, tal vez lo visceral de nuestro tiempo. Siento que profundiza en aquello que permanece vigente, que nos toca como comunidad, como seres humanos y como individuos”.

Ceci Arrañaga

El cuerpo es una herramienta de expresión, poco lo usamos para ello, pero nuestra anatomía tiene el don natural de comunicar. Conocer cómo funcionamos a través de cómo nos movemos es algo poco explorado, pero sí bien lo entendemos, podemos acceder a un instrumento poderoso para crear, pero más trascendente aún, que nos ayude expresar la complejidad humana a través del cuerpo.

Ceci Arrañaga experimentó con varias disciplinas hasta que se encontró en la Danza Contemporánea. Aunque al principio se recuerda no tan asertiva en sus movimientos, identificó que en esa rama podía lograr la conexión emocional que buscaba a través, primero, de conocer su propio cuerpo.

Arrañaga es bailarina, es lagunera y una curiosa de lo que nos pasa por dentro. La Danza Contemporánea, más que su profesión, ha sido un catalizador para entenderse a ella misma y su lenguaje para incrustarse al mundo.  

Fotografía: Liliana Hernández y Stephanie Siceña

Con libertad creativa, desde el año pasado, Ceci Arrañaga, comenzó a trabajar en un proyecto que tituló: ¿Puedes ver si me manché?, una obra unipersonal de Danza Contemporánea que fue acreedora al Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) Coahuila 2023. El cual en un periodo de 6 meses tuvo que desarrollar y crear el producto artístico que será presentado el próximo viernes 26 de enero de 2024 en el Teatro Alfonso Garibay a las 19:30 horas.

Su enfoque en la experimentación y la ruptura de barreras preestablecidas, es lo que identifica el trabajo de Arrañaga que, en vez de seguir rigurosas estructuras técnicas y narrativas, se abrazó a la diversidad y la multiplicidad de perspectivas para tocar un tema que nos atañe a todos, el ciclo menstrual.

Es así que, actualmente, esta bailarina emergente se sumerge en la exploración de movimientos no convencionales, adoptando posturas que desafían la gravedad y creando coreografías que reflejan la complejidad de la experiencia humana.

La expresión emocional y la narrativa subyacente son elementos cruciales en la propuesta de Arrañaga, que en ¿Puedes ver si me manché? Optó por abordar un tema social, sobre todo personal (la menstruación) a través del movimiento.

En concreto, Ceci Arrañaga se afianza de la danza contemporánea para narrar historias a través de su cuerpo, una experiencia artística en movimiento que la conecta con los espectadores de una manera más profunda y visceral.

Aquí un diálogo creativo que Red es Poder mantuvo con un referente de la danza contemporánea local, un arte que trasciende las barreras tradicionales, y nos invita a descubrir una experiencia artística en constante renovación y expansión.

¿Cómo fue tu conexión con la Danza Contemporánea?

Yo empecé a bailar a los 13 años en una academia de Torreón, recuerdo que antes de eso era reservada para las actividades que exigieran mucho desgaste físico. Probé miles de deportes, pero no me reconocía en ninguno, disfrutaba más leyendo, coloreando, escuchando música: haciendo actividades que no eran tan móviles. Sin embargo, cuando tomé mi primera clase de danza, me vi a mí misma en ello. De cierta manera me sentí torpe en esa clase porque no coordinaba los movimientos y mis compañeras tenían años de experiencia, pero, con todo y el ridículo que según yo hice, me dije a mí misma: “aquí hay algo, síguele”, se sentía bien incluso con esa torpeza, me maravillé con eso y quise más, entonces paso a paso mi cuerpo fue cediendo y así seguí buscando mi camino en la danza. Luego tuve la posibilidad de mudarme a Xalapa, Veracruz para estudiar la licenciatura en la UV. Específicamente con la Danza Contemporánea siento que conecté con ella porque era el tipo de movimiento que más me permitía acceder a los distintos estados, tanto físicos como emocionales e incluso espirituales, en los que me encontraba. Tal vez en ese momento, cuando entré a la Facultad, no podía ponerlo en palabras como ahora, pero siento que esta disciplina de la danza me ha permitido moverme desde mi propia verdad, desde el lugar donde me encuentro y serle fiel a eso. Entonces sucedían dos cosas: desarrollar movimiento por el placer en sí de moverme, completamente personal, y, por el otro lado, comunicar.

¿Por qué decidiste dedicarte a esta rama artística?

Más que hablar del momento decisivo, creo que fueron una serie de eventos que me llevaron a esto. No quiero decir que fue desde un lugar inconsciente, si no más bien siento que mi vida en sí se fue encaminando por esa ruta. Por un lado, claro, fue que tuve la oportunidad de hacerlo, que conté (y cuento) con el apoyo incondicional de mi familia. También, como te comentaba, en mí surgió una curiosidad por conocer más sobre la danza y, sobre todo, reconocerme a mí en ella, identificar qué tenía para ofrecerme, qué podía sacar de provecho para mí.  Por otro lado, lo único que se ha mantenido en mi vida ha sido la impermanencia y, desde ese sentido, la danza siempre se ha quedado, la relación ha cambiado, claro, pero ha sido una constante para mí. Entonces creo que me brindó cierto equilibrio de esas dos cosas: la estabilidad y el cambio.

Fotografía: Mario Aguilera @laultimaescenaoficial

¿Como defines tú a la Danza Contemporánea?

Hablo desde mí, porque es el lugar que conozco y del que puedo hablar. Para mí la Danza Contemporánea es la que aborda lo humano, tal vez lo visceral, de nuestro tiempo. Siento que profundiza en aquello que permanece vigente, que nos toca y nos pasa como comunidad, como seres humanos y como individuos.

¿Cuál es el reto de tratar de comunicar algo usando sólo el cuerpo?

Que se entienda. Personalmente, pienso que es importante preguntarnos siempre si tenemos algo qué decir y por qué queremos decirlo, luego pensar en para qué queremos decirlo, entonces el cómo es congruente con eso. Si para mí es sólo para satisfacer un deseo personal, una idea particular, es posible que el público se sienta ajeno del lenguaje del movimiento que se desarrolla, porque no fue tomado en cuenta. Ojo, el público es muy inteligente, no hay que invalidar esa capacidad interpretativa que tienen los espectadores, al contrario, más bien debemos rescatar que sin ese receptor mi mensaje no sirve para nada.

En ese sentido y hablando de tu primera obra unipersonal ¿Puedes ver si me manché?, ¿por qué decidiste tratar el tema del Tabú Menstrual? Y ¿Cómo fue tu proceso creativo?

Más que abordarlo desde el lugar del Tabú. Mi objetivo es reivindicar la importancia de contar con una comunidad que se involucre en los eventos que son parte de las etapas del desarrollo, para que estas puedan vivirse desde un lugar de posibilidad, no de limitación. Pienso que el hecho de que exista un sangrado menstrual y una naturaleza cíclica nos traspasa a todas y todos, porque: lo estás viviendo en este momento, ya lo viviste o lo vas a vivir, ya sea tú misma o la persona que tienes a un lado tuyo. En ese sentido, la búsqueda va por invitar a recuperar esas alianzas que contengan y apoyen estas experiencias. Invitar a que nos informemos más sobre el sentido de este evento y por qué llega a ser tan relevante. Cómo funciona y por qué es tan beneficioso para la salud del cuerpo que esto exista.

En cuanto a mi proceso creativo suelo ser muy privada al compartir ese desarrollo, siempre ha sido algo muy íntimo para mí porque surge desde una necesidad particular por comunicar, lo cual viene de mi propia historia. Sin embargo, puedo decirte que la primera etapa representa mucha investigación y observación del tema. Investigación tanto teórica, es decir, conocer cómo se viven estas experiencias en el contexto actual, e investigación práctica, donde se observa cómo ese contexto impacta físicamente. Cómo se constituye el cuerpo a partir de estas vivencias. Por otro lado, existe para mí un proceso muy visceral, que busca responder a los estímulos físicos, casi intuitivos, que se despiertan en el tratamiento del tema. De ahí se va generando un discurso.

¿Puedes ver si me manché? Es una pregunta que en algún momento a todos nos han hecho, pero más allá de eso ¿cuál es el poder central del título de tu obra?

El nombre de la obra justamente busca enunciar esa red de apoyo que queremos reivindicar. El acompañamiento del proceso cíclico, la solidaridad, la oportunidad de involucrarnos y estar presentes para brindar respaldo.

Ahora, ¿por qué crees que es importante traer el tema a la mesa a través de un arte como la danza contemporánea?

Porque siento que es a través del cuerpo como podemos reconocernos a nosotros mismos, nuestras experiencias y duelos.

Fotografía: Julio César Martínez

Danzar la luna: Ciclicidad menstrual y movimiento consciente, es otro de tus proyectos recientes. ¿Cuéntame un poco de qué va este concepto? Y ¿por qué es importante en nuestros tiempos?

Danzar la luna es un proyecto independiente que surge de la necesidad y curiosidad personal por aprender cómo funciona mi naturaleza cíclica, hormonal, menstrual, vital. En este proyecto buscamos generar un espacio para compartir información que nos apoye a conocer cómo opera nuestro cuerpo y así vivir con mayor autonomía. La parte de Ciclicidad Menstrual aborda la parte de investigación teórica-científica sobre este proceso y la parte de Movimiento Consciente justo busca eso, desarrollar prácticas de movimiento donde la atención esté enfocada en lo que se está realizando para así reconocer las señales físicas que da el cuerpo a partir de la movilidad y volver consciente esa información, sabiendo que la tenemos a nuestro alcance y podemos hacer uso de ella.

¿El cuerpo es una herramienta de comunicación?

Para mí sí, por lo menos en esta dimensión física en la que estamos. Te respondo con unas palabras que no son mías: “el mundo externo no tiene existencia para mí si no estoy viva como un cuerpo”.

¿Qué papel crees que juega la Danza Contemporánea en una sociedad que actualmente está hiperconectada?

Regresar al cuerpo, a lo tangible, a ese territorio que es propio y nos abre posibilidades para vivir y sentir el mundo.  

Foto de la Semana

Colaboración a cargo del fotógrafo Saúl Sifuentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Obtén una membresía aquí

esto también te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos un medio receptor de 2 grants desarrollo organizacional provenientes de Sembramedia.

Somos un medio perteneciente al hub del Border Center for Journalist and Bloggers y recibimos 1 fellowship y 2 grants de desarrollo organizacional provenientes de

comunidad de medios

red es poder
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram